Presidente de Venezuela, ensalza su política a través de un culebrón televisivo

Maye Primera

Maye Primera

 

 Una serie de fotografías antiguas se suceden en la pantalla y al fondo se escucha la voz grave de una locutora, que dice: “Había una vez un país que tenía un ferrocarril, pero el petróleo lo convirtió en un recuerdo. Ningún vagón recorrió las vías oxidadas, hasta que un día…”.

Estalla un sonido de congas y trompetas. Irrumpe en el cuadro una animación por computadora del tren que conecta a Caracas con la ciudad satélite de los Valles del Tuy, una de las obras de la revolución de la que se siente más orgulloso el presidente Hugo Chávez y que “le cambió la vida” a las tres mujeres que protagonizan Teresa en tres estaciones, la nueva telenovela socialista que uno de los siete canales del Estado ha puesto al aire en Venezuela hace una semana.

Imágenes de Teresa en tres estaciones.

La primera protagonista, María Teresa, es descrita como “una regia mujer de 48 años, conductora jefe del Sistema Ferroviario de Los Valles del Tuy” que, más avanzada la trama, conocerá “al primer amor” entre los vagones del tren. La segunda, Cruz Teresa, tiene 28 años, es madre soltera, cantante de música tradicional venezolana y trabaja en una peluquería ubicada en la última estación del tren. Y la tercera, Ana Teresa, Landaeta, es una chica de 18 años que ha venido de la provincia hasta Caracas para estudiar dirección de cine en la Universidad Nacional Experimental de las Artes, creada por Chávez en 2008.

La historia de las tres dura 40 capítulos de media hora. Se emitirán de lunes a viernes por la noche a través de la Televisora Venezolana Social (TVES), el canal público que opera la misma frecuencia que antes pertenecía a la televisora privada Radio Caracas Televisión, pionera en el género de las telenovelas y cerrada por orden de Chávez en mayo de 2007.

Desde hace más de cinco años, el presidente Chávez ha tenido la idea de contrarrestar los mensajes del “capitalismo” televisivo a través de producciones comprometidas con la revolución. “Cuidado con las telenovelas esas capitalistas, envenenan. Eso tiene una intención ideológica: destruir el potencial de un niño, de un joven, inducirlo a esa vida plástica y muchas veces a la violencia y a la prostitución, a las drogas”, había dicho Chávez en agosto de 2008, durante una de las emisiones de su programa dominical Aló, Presidente.

Teresa en tres estaciones es la segunda telenovela “socialista” que se estrena en Venezuela y su trama se ha estado cocinando desde el mismo día que el presidente-comandante inauguró la única línea operativa del Sistema Nacional Ferroviario, en octubre de 2006. El primer intento fue la serie Amores de Barrio Adentro, que llevaba el mismo nombre del programa de atención primaria en salud creado por el Gobierno en 2003 con ayuda de los médicos cubanos y retrataba con una visión pro-oficialista la polarización política que divide al país desde hace más de una década.

El País

 

Artículos relacionados

Top