Salidas inteligentes

 

Maruja Tarre

Maruja Tarre
maru1789@yahoo.com

 

La última proposición de las huestes “radicales” ¡es no mandar los niños al colegio!

 

Hace mucho tiempo Juan Nuño escribió un artículo particularmente ácido. Usando estereotipos políticamente incorrectos, Nuño describía la belleza de los bolivianos, la modestia de los argentinos, la honestidad de los colombianos, la sinceridad de los mexicanos y, ¡la inteligencia de los venezolanos!

Últimamente, leyendo las reacciones al 7 de octubre en las redes sociales, he recordado mucho ese artículo. Twitter y Facebook se han llenado de fanáticos cuyos discursos resultan difíciles de comprender. Como la presencia de Chávez en el país es cada día más apabullante, tratan con entusiasmo de destruir el liderazgo de Capriles y el prestigio de la MUD inventando ventas de votos y pactos con el enemigo. Los insultos proveniente de estos preclaros patriotas son incluso más fuertes que los que inventaba Chávez. Como reacción ante la derrota electoral, han decidido no votar más y predican con furia el abstencionismo. No importa que si no votamos todas las gobernaciones serán chavistas, no importa el precedente nefasto del 2006, estos patriotas tendrán la conciencia limpia y más nunca se ensuciarán las manos con una captahuellas. La última proposición que he oído por parte de las huestes “radicales” es que ante la acometida gubernamental en el área educativa, ¡la solución es no mandar los niños al colegio!

Lo más interesante es que se sienten geniales, superiores a los 15 millones de venezolanos que seguimos votando. Ellos tienen la solución, ellos son los guerrilleros de Twitter, ellos aplicarán en sus casas el famoso 350. Dentro de mi infinita ignorancia yo no logro entender qué es lo que proponen y me pregunto si el negro humor de Nuño se aplica a esa élite esclarecida o a los millones que no los comprendemos.

 

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top