EL DILEMA DEL 16D: CENTRALISMO O DESCENTRLIZACIÓN

El Estado Comunal no existe en la Constitución Nacional. Aquí no es un problema de lo que quiera Chávez. Caracas es una olla hirviendo recalentada por la conflictividad social. No podemos ir a una nueva batalla con la “pólvora mojada”, señala el coordinador de la Unidad de Apoyo para las Regiones de la Mesa de la Unidad Democrática.

 

Manuel Felipe Sierra

 

Durante cuatro años ha ejercido la Alcaldía Metropolitana de Caracas bajo el acoso administrativo y financiero del régimen. Antonio Ledezma ahora asume la coordinación del equipo de apoyo de la MUD para las elecciones de gobernadores y consejos legislativos del 16 de diciembre. Dispone de unos minutos de su intensa actividad para ofrecer sus reflexiones a los lectores del ABC de la Semana.

 

Las elecciones del 16 de diciembre para elegir gobernadores, y consejos legislativos regionales se van a celebrar después de dos meses de las elecciones presidenciales que reeligieron a Chávez como Presidente. ¿Hasta dónde ese resultado no va a tener un peso importante en estas elecciones?

 

No necesariamente; ahora estarán en juego los intereses de las comunidades venezolanas. Lo que se realizó el pasado 7 de octubre fue una elección presidencial y lo que está programado para diciembre es una cosa totalmente distinta, porque se va a elegir el liderazgo regional en una elección descentralizada. Ya el que quería votar por Chávez y el que quería satisfacer un deseo de cambio votando por Capriles ya lo hizo. En esta ocasión serán más de 20 candidatos que van a optar por las gobernaciones y el poder legislativo regional en todo el país.

 

Ello implica desde luego una modificación en la estrategia y el discurso que se emplearon en la campaña anterior

 

Desde luego, tiene que haber una estrategia y un plan operativo que se adecúe a esta nueva realidad; lo que nosotros pretendemos hacer desde Caracas no es entrometernos en las campañas regionales porque ello sería como un abuso, seria volver a viejos tiempos, en la época del centralismo asfixiante de décadas atrás. En Guárico como en el Zulia, Apure, Falcón etc se enteraban quien iba a ser el gobernador a través de la radio y la televisión;  y muchas veces llegaban los designados desde Miraflores con sus maletas buscando donde quedaba la residencia o donde quedaba el despacho del gobernador porque ni siquiera conocían la capital del estado.

 

Eso cambió con la elección directa de gobernadores en 1989

 

 Claro, ahí comenzó un gran cambio político porque se le dio la potestad al pueblo de elegir no sólo a sus alcaldes sino también a sus gobernadores, por eso es que esta campaña tendrá un acento descentralizador y estará en pugna el centralismo versus la descentralización. La descentralización es mas que un concepto técnico, la descentralización son conceptos reales, son respuestas efectivas a las dificultades que tiene cada pueblo, gracias a ellas en muchos estados se han construidos carreteras, se han edificado escuelas, gimnasios cubiertos, se han instalados cloacas para sistemas de saneamiento ambiental o sea la Provincia se puso los pantalones largos en Venezuela.

 

“El camino del diálogo nunca se puede cerrar”

CNE PROVOCADOR

 

 Las elecciones de octubre pusieron en evidencia la falta de transparencia del CNE en lo que tú has calificado como “victoria sospechosa” no en el sentido de desconocer los resultados sino advirtiendo sobre las “irregularidades y triquiñuelas” que caracterizaron el proceso. Incluso, un grupo muy calificado de abogados introdujo un recurso ante el TSJ solicitando la nulidad del acto electoral. ¿Cómo hacer para que ello no contribuya a la abstención que parece estimulada por recientes decisiones del árbitro electoral?

 

 Es verdad, muchas veces encontramos en los procedimientos y en las actuaciones  del Consejo Nacional Electoral la malsana intención de provocar la abstención  porque mas allá del delito implícito en el procedimiento utilizado para reubicar a los candidatos paracaidistas a gobernadores en Guarico, Táchira, Aragua, Anzoátegui y Trujillo, también  se esconde la ponzoña con que estos activistas del gobierno pretenden anestesiar a los sectores democráticos.  Quiero referirme al tema del estímulo a la abstención porque con estos procedimientos se busca que la gente de Aragua diga bueno para qué voy a votar por Mardo si aquí la gente se despacha y se da el vuelto o que digan lo mismo en Valencia, Puerto Cabello, Coro o Margarita. Esa es una matriz que hay que vencer y por eso planteo que en vez de perder tiempo buscando el culpable de lo que pasó, tenemos que comenzar a buscar los votos para los cargos regionales que son los que van a defender con autenticidad y lealtad las regiones venezolanas.

 

De todas maneras habría que corregir fallas que se detectaron en el proceso anterior.

 

Hay varios puntos en la agenda de lucha que estamos desarrollando, uno es corregir los defectos del Registro Electoral Permanente donde hay todavía personas fallecidas que aparecen como votantes, revisar el papel del CNE ante el Plan República, en este sentido vamos a consignar información específica de lugares donde hubo agresiones, extorsiones e intimidaciones a nuestros testigos y ante los cuales ese plan se hizo de la vista gorda. Y por supuesto estamos exigiendo el papel que le corresponde al CNE para impedir la avalancha publicitaria del gobierno durante la campaña electoral. Un ventajismo publicitario que no se ve en ninguna parte del mundo. También está el papel de los coordinadores de los centros de votación que no actúan de manera institucional sino que se desempeñan como activistas del PSUV. O el tamaño del parabán en las mesas porque tal como está se presta para que el elector sintiera que su voto no era secreto. Tenemos que evitar que se practiquen el llamado voto asistido y aplicar rigurosamente el artículo 441 sobre el sorteo de las mesas para evitar que no se auditen antes de que se transmitan los resultados; todas estas cosas tenemos que superarlas.

 

Ante la situación que se ha planteado en varias regiones sobre la inscripción de más de una opción opositora. ¿Piensa que ello se corregirá en el curso de la campaña o que al final habrá dos candidatos en Monagas y en Táchira?

 

El camino del diálogo nunca se puede cerrar y para ello la única llave que debe estar en manos  de la dirigencia es buscar la solución de cualquier conflicto; nosotros tenemos la ventaja que nuestros candidatos fueron legitimados en elecciones populares, de base, o en todo caso, son gobernadores en ejercicio que gozan del respaldo de todos los actores que convergen en Mesa de la Unidad Democrática.

 

Antonio Ledezma: “se trata de acabar con la descentralización”

El papel de MUD en estas elecciones como se diferencia del ejercido en las elecciones presidenciales que fueron cerradas y polarizadas; ahora hay necesidad de un esfuerzo descentralizador.

 

El papel de la MUD es lo que venimos haciendo, coordinando un equipo en una estrategia nacional de defensa del voto y apoyo institucional a nuestros candidatos en todos los estados; la coordinación de los testigos y la mejor disposición para abordar diferencias si éstas llegaran a presentarse en algunas regiones y empeñados en resolver la situación planteada en Monagas y Táchira. Afortunadamente en general  no se han presentado mayores inconvenientes y también estamos interesados en alcanzar las mejores respuestas en la confección de las planchas para los consejos legislativos.

 

Regresando al tema nacional ¿Hasta dónde crees posible una radicalización del proceso chavista, como lo han sostenido algunos de sus voceros o piensas que por el contrario Chávez tendrá que moverse con mayor realismo en el ejercicio del nuevo mandato?

 

Aquí no es un problema de lo que quiera Chávez sino que existe una realidad como consecuencia de los resultados del 7 de octubre. Aquí hay dos países uno de los cuales obtuvo seis millones y medio de votos en las elecciones, un caudal electoral que no puede ser ignorado. Chávez tendrá que escoger entre ser el jefe de un grupo político que por cierto demostró un sensible desgaste de su caudal electoral o si se desempeña tal como lo establece la Constitución, como el Presidente de todos los venezolanos.

  

LOS PARACAIDISTAS

 

El otro tema importante que está planteado y como es natural ha creado una gran expectativa es el relacionado con el llamado poder comunal, es decir las comunas.

 

Se trata de desmantelar el Estado descentralizado y por eso envían a estos paracaidistas como candidatos a varios estados. Aristóbulo Istúriz, El Aissami, Ameliach; Rodríguez Chacín, Rangel Silva, no van a los estados con la intención de gobernarlos lo mejor posible sino con el objetivo de desmontar unas estructuras nacidas de la descentralización y además nacidas del voto popular. Ellos van a “esbaratar” como dijo Aristóbulo lo que existe de institucionalidad democrática en las regiones. Ese Estado Comunal no existe ni en la primera ni en la última página de la Constitución, lo que existe es una estructura descentralizada que parte del municipio como la célula fundamental del Estado. Lo que se busca es el propio resurgimiento de los más rancios cogollos de la vieja política a través de estos candidatos impuestos a dedo desconociendo de esta manera la voluntad de los ciudadanos.

 

Dentro de poco se cumplirán cuatro años de tu elección como Alcalde Metropolitano después de ocupar con anterioridad la alcaldía del Municipio Libertador ¿En este momento cuál es tu visión de la “Gran Caracas” y en qué medida sus problemas se han agravado?

 

Caracas agobiada por la falta de gobernabilidad, aquí no se pueden coordinar tareas policiales; no es posible ponerse de acuerdo ni siquiera donde colocar un semáforo y ello por supuesto significa sinsabores y molestias para los caraqueños. Luego una ciudad aturdida por la violencia por este caos que para muchos incluso es planificado de atracos, muertes y desorden que mantienen en vilo a los habitantes y una ciudad empobrecida, llena de refugios con ausencia de políticas que puedan enfrentar sus calamidades.

 

Está el tema también de las viviendas que se están construyendo en zonas céntricas de la ciudad sin que obedezcan a ninguna planificación urbanística y que seguramente van a agravar los problemas sociales de la capital.

 

Si es verdad, están siendo construidas sin tomar en cuenta los servicios, esas viviendas habrá que continuarlas, pero ello obliga a una redefinición de políticas vecinales  y de organización social para evitar consecuencias que van a afectar en primer lugar a los beneficiarios de esas viviendas.

 

A todo ello se agrega también una intensa conflictividad social. En las últimas semana la ciudad ha sido paralizada por protestas de taxistas, mototaxistas, refugiados, pensionados que no cobran la pensión y ello sumado a los niveles de delincuencia y a la deficiencia de los servicios  está configurando un cuadro que podría provocar una explosión en cualquier momento.

 

Caracas es una olla hirviendo recalentada por la conflictividad social y no se puede decir que es alentada por la oposición. En la mayoría de los casos estas protestas y algunos conflictos se generan de manera espontánea. Así ocurrió recientemente con los disturbios en el ferrocarril del Tuy y las protestas de los taxistas que reclaman ser víctimas permanentes del hampa que el gobierno es incapaz de controlar; y todo ello agravado por la falta de gobernabilidad, por la falta de políticas coordinadas que puedan afrontar estas calamidades.

 

De cara a las elecciones del 16 de diciembre muchos analistas consideran que serán una especie de segundo round de la elección presidencial, sin embargo, son dos procesos distintos aunque sin duda a escasos dos meses la victoria de Chávez puede tener un impacto favorable para el oficialismo en estas elecciones ¿Mantener las gobernaciones que se tienen hoy por ejemplo sería una gran victoria frente al ventajismo y el uso de los recursos públicos?

 

Nosotros somos optimistas, vamos a una nueva batalla y no podemos ir a ella con la “pólvora mojada” estamos acompañando a nuestros candidatos con un gran apoyo moral y convencidos de que vamos a obtener una victoria en más gobernaciones que la que actualmente tienen a gobernadores democráticos; enraizados en sus regiones, comprometidos con los intereses de esas regiones. Sobre esas bases estamos trabajando intensamente y también con un espíritu de inclusión convocando a la participación de todos los sectores en los estados, no sólo a quienes militan en los partidos de la MUD sino a todos los venezolanos que creen en la necesidad de reencontrar el camino de la paz, de la convivencia y del progreso. Todos nuestros candidatos tienen valía, tienen liderazgo y estamos convencidos que ellos merecerán un voto de confianza en sus respectivas regiones.

 

Artículos relacionados

Top