Los primeros 15 días

María Teresa Romero

 María Teresa Romero
matero1955@hotmail.com 

El Gobierno profundizó su política de criminalizar la protesta

 

Tras su triunfo electoral Chávez, como siempre, habló de democracia, diálogo y reconciliación nacional aunque -también como siempre- sometidos a sus condiciones “revolucionarias” y al tiempo que iniciaba lo prometido en su nuevo plan de gobierno: consolidar su socialismo del siglo XXI, es decir, su modelo militar estatista autoritario a la cubana. Esto, en medio de una lluvia de felicitaciones entre las que destacan las de los terroristas FARC y Hezbolá. Veamos tan solo algunos de los pasos dados en estas dos primeras semanas del “nuevo” gobierno en aras de esa consolidación.

Chávez escogió a dedo a los candidatos a las elecciones regionales del 16-D privilegiando la lealtad a cualquier otro atributo. Los elegidos son todos del PSUV y en su mayoría militares. También nombró un nuevo gabinete con las personas más leales, como Nicolás Maduro que ejercerá a la vez de vicepresidente y canciller. Chávez exigió profundizar la Ley de las Comunas, señalando que no se puede continuar inaugurando fábricas rodeadas de “un mar de capitalismo”.

El Gobierno anunció posibles cambios a la Ley Resorte o la aprobación de una nueva para regular aún más los servicios de TV por suscripción. El Gobierno aprobó una resolución para los colegios públicos y privados que sustituye las sociedades de padres y representantes por consejos educativos que decidirán en asambleas todos los asuntos de la institución y donde voceros comunitarios también tendrán injerencia.

El Gobierno profundizó su política de criminalizar la protesta con la decisión de Pdvsa de imponer fuertes multas a 11 extrabajadores, lo que demuestra que no ha cesado la persecución contra los 20 mil trabajadores despedidos por participar en el paro cívico de 2002. Junto a representantes de Irán y Rusia, diputados del PSUV participaron en un acto en la Embajada de Siria en Caracas para dar su apoyo al sanguinario régimen de Bashar al-Assad; a la par, Chávez expulsó a los últimos diplomáticos paraguayos que se encontraban en nuestro país.

 

 

 

 
María Teresa RomeroMaría Teresa Romero

Artículos relacionados

Top