Ameliach igual a Acosta Carlez

Rubén Gutiérrez

 

Hay antecedentes para pensarlo y podemos basarnos en la realidad de que cuando el ahora candidato gris del Gobierno de Chávez era presidente de la Asamblea Nacional pudo haber mandado a investigar (y no lo hizo) el desastre de la supuesta corrupción que tenía su hermano, Saúl Ameliach, quien era el presidente de Pequiven, cuando Makled cobraba y se daba el vuelto con la úrea.

Un alto militar, que era en esa época presidente del IPAPC y llegó a jefe de la Armada Nacional, les decía a sus íntimos y más allegados amigos del Puerto que a él no le pueden hacer nada por haberle entregado los mejores almacenes a Makled, debido a que recibía órdenes de la alta jefatura de la Asamblea Nacional, cuando la presidía Ameliach.

Además, dicen que por eso al peligroso maleante, que hoy paga cárcel, no se le permite que hable, para evitar desenmascarar elementos contra los “hermanos Ameliach”.

Ésa es la calentura que tiene “quien con méritos propios” aspiraba a la candidatura a la Gobernación por el PSUV, la cual le quitaron de las manos con la alianza “cívica militar, ligada con la mafia Makled” que impera en el país.

Es risible que a quienes acusan a los Salas de dictadores se les olvida decir que dictadura es la que tiene Chávez, quien va para 20 años en el poder, con un régimen disfrazado de democracia, donde “sus Ameliach” tienen con él más de 14 años en el poder. “Eso sí es dictadura”.

Un gran demócrata como lo fue el ingeniero Giovanni Nani (Dios lo tenga en la gloria) estaría muy decepcionado al ver con qué facilidad cambia de parecer su hijo, quien como Enzo Scarano no se enfrentó al gobernador Salas Feo y le dejó la puerta abierta para lanzarse a la Alcaldía de San Diego.

Ahora además también se cuadró con el enemigo. ¡Qué barbaridad!

He tenido conocimiento de que desde la Guarnición en Puerto Cabello presuntamente están realizando una encuesta “encubierta”, para llevársela a Chávez y demostrarle que su candidato está derrotado. En la zona dicen: “si no repunta ni levanta vuelo, es preferible todavía jugársela con el patiquincito”, ya que en todo el Puerto hay una frialdad excesiva con la candidatura “impuesta y el bacalao del Flaco Vargas”. “La catira es buena, pero no hace milagros”.

En plena cola, en El Palito, los transeúntes “quedaron fríos” cuando vieron en una camioneta con cortinitas al candidato oficialista a la Gobernación de Carabobo, ataviado con short y camisa multicolor, gorra de capitán de agua dulce y un vaso en la mano, rumbo a pasar un día de playa.

¡Quedaron locos!, puesto que mientras éste pasea, el Pollo no descansa.

 

Los habitantes dijeron: “El Pollo caminando por todas las comunidades de Carabobo y Ameliach dándose la dulce vida”.

Mario Silva en una oportunidad derrotó a Ameliach y luego el Pollo Salas lo derrotó a él.

En boxeo eso hace suponer que el ganador de esta contienda no puede ser otro que el Pollo Salas Feo.

 

@notitarde

 

Artículos relacionados

Top