Aula Magna: Pinturas y fotografías de Javier León,

CARACAS

Aula Magna: Pinturas y fotografías de Javier León, son parte del reciente conjunto de obras, que en esta oportunidad nos presenta Javier León. La serie titulada Aula Magna pone de relieve la importancia de este monumento arquitectónico realizado por el arquitecto Carlos Raúl Villanueva como demostración de la mejor integración entre arquitectura y arte que se ha realizado en Venezuela, los Stabile, Nubes o Platillos como son llamados estos imponentes elementos escultóricos realizados por Alexander Calder, que además de su contundente armonía estética cumplen una función acústica para el espacio que integran, son tomados por el artista como significante de este proyecto de modernidad, que fue sueño de progreso como ciudad, como comunidad y mejor país. Desde lo pictórico pero con un planteamiento conceptual, la propuesta es parte de un proyecto que profundiza en la revisión analítica del arte nacional, el artista se apropia de la creación de otros para darle una reformulación que los acerca al espectador en un nuevo escenario que permite traer a la memoria una constante reflexión de las aspiraciones de un país que quiso alcanzar una modernidad de la cual quedan solo evidencias convertidas en anhelo. (Galería 39, Calle Bolívar con Calle Instrucción. Quinta La Casona. No. 37. El Hatillo)  

Iván Rojas exhibe sus Signos Móviles,  está integrada por una serie de obras tridimensionales que flotan en el espacio, a través de las cuales se muestra el trabajo plástico de Iván Rojas, resultado de múltiples reflexiones y experimentaciones en torno al vacío. En [Des]ocupación del espacio “surgen cada vez más protagonistas los Signos móviles, un conjunto de piezas suspendidas que en un principio «saltan» como positivos desde los Códices de oquedad y ahora se individualizan en su ocupación del espacio. Estas estructuras móviles de madera sugieren al espectador un recorrido diferente. La obra inicia un diálogo entre el espacio arquitectónico, el público y el área que define la estructura. 

El movimiento azaroso, la geometría y las líneas proponen una nueva conversación que exige participación y crean un sistema sonoro de percusión. Estos móviles y su propuesta escultórica ofrecen diversidad de puntos de vista que parten desde la forma de líneas ordenadas y el color plano y puro”, según escribe la curadora Ginett Alarcón en el texto de presentación de la muestra. Nacido en 1965 en Nueva Esparta, Iván Rojas ha desarrollado una amplia trayectoria de más de dos décadas durante las cuales ha exhibido su obra en numerosas exposiciones individuales y colectivas, en Venezuela, México, Estados Unidos, Cuba y España, entre otros países. Asimismo, su obra se encuentra representada en colecciones privadas de Venezuela, México, Estados Unidos, España, Londres, Suiza, República Dominicana, y forma parte de la colección pública de importantes instituciones museística tales como: Museo de Arte Contemporáneo de Caracas Sofía Imber, Museo de Arte Coro, Museo Mario Abreu, Museo Francisco Narváez, Museo Nueva Cádiz, Centro Comercial Sambil. Museo de Arte Latinoamericano de los Angeles. (La Caja Espacio de Investigación Visual, Centro Cultural Chacao, Av. Tamanaco, El Rosal)  

El País entrañable de Vladimir Sersa, el imaginario fotográfico de un país está constituido por aquellas representaciones que trascienden y se convierten en una referencia a través del tiempo, pasando del visor de sus autores al colectivo. En el desarrollo de la fotografía venezolana del siglo XX, se experimentaron varios momentos importantes; uno de ellos estuvo ligado a la conformación, en los años treinta del siglo XX, de la nueva cultura urbana, iniciada por migraciones desde las zonas rurales atraídas por la explotación petrolera y el creciente desarrollo industrial de entonces. En las grandes ciudades se dieron las condiciones para que los implementos y equipos necesarios para el ejercicio de la fotografía se pudiesen obtener con facilidad. Además, junto a las compañías petroleras llegaron fotógrafos que dieron aportes al creciente grupo de hombres y mujeres que hicieron de la fotografía una afición y, en muchos casos, un oficio. Los géneros más abordados fueron el paisaje y el retrato, por medio de los cuales se constituyó la visión moderna de país.  Más adelante, en los años sesenta, con los trascendentes acontecimientos sociales y políticos ocurridos en Latinoamérica y el mundo, como los movimientos de izquierda, el Mayo Francés, el activismo pacifista en contra de la guerra de Vietnam, la Guerra Fría, el movimiento feminista, las acciones en contra de la segregación racial y la contracultura, se estimuló el desarrollo de una fotografía interesada en temáticas ligadas a los cambios sociales, que se proponía plasmar en imágenes lo que estaba aconteciendo. De esta forma se descubren Atarigua, Aroa, Jajó, San Lorenzo, Mucuño, Maurica, Marapa, Aregue, Bobures, Cabruta, La Azulita y Manicuare, solo por nombrar algunas de las poblaciones reseñadas en la exposición, lugares del a veces llamado interior del país, término con el que se mira de lado a los territorios alejados de las grandes ciudades, haciéndolos parecer como zonas de atraso, donde no ha llegado el progreso, como si para evaluarlos se requiriera solo el análisis de los aspectos económicos y la concentración poblacional. Además, se abordan temas específicos que denotan la diversidad cultural del venezolano a través del retrato en contexto y fotografías de elementos religiosos en ritos y cementerios. Por último, bajo el título Paz en el alma, destaca la búsqueda estética a través de imágenes que presentan aspectos religiosos y lugares rituales (cementerios), un tema usualmente desarrollado en blanco y negro. Analizando el trabajo de los fotógrafos venezolanos en las últimas décadas, nos encontramos que Vladimir Sersa es y seguirá siendo un referente importante en la fotografía documental venezolana para las nuevas generaciones de creadores visuales, especialmente aquellos que se dan a la tarea de valorar la importancia de la imagen del país y su gente, desde los cuatro puntos cardinales de su geografía. (Museo Alejandro Otero, Complejo Cultural La Rinconada)

 

Lunes Rodríguez Coronel

Para comentarios y/o sugerencia: Correo-e: abculturales@gmail.com / Twitter: @lunesrc

 
Top