El 16-D votar con conciencia

Oscar Hernández Bernalette

Oscar Hernandez Bernalette
@bernalette1

 

El país no debe perder la brújula por estar pendiente de la salud del Presidente. Ya estamos más que avisados que la verdadera situación de la enfermedad presidencial. No la conoceremos como es debido y no se nos dirá la verdad como haría cualquier gobierno responsable con su ciudadanía. Entonces hay que pasar la página.

 

Lo importante para el gran sector de la población que considera inapropiada la conducción de la nación es concentrarse en el 16-D, día en que una vez más la población podrá manifestar su desacuerdo con el actual estado de cosas y por la manera de gobernar de las autoridades nacionales. Por ejemplo, el misterio sobre la salud del Presidente es una buena razón para que muchos venezolanos duden de la actuación general de quienes nos gobiernan. Esta es una muestra de falta de transparencia.

Son muchas las razones para concluir que no vale la pena darle otro voto de confianza a los abanderados del partido de gobierno. En la política, demuestran todos los días su carácter sectario. La lista Tascón sigue vigente. Como lo hemos escrito antes, la vergüenza de todas las listas que es sin duda uno de los peores expedientes de este gobierno. Violación de derechos humanos y el retiro de la CIDH. No olvidemos la corrupción. Estamos ante el gobierno más corrupto de nuestra vida republicana.

En la economía, una de las inflaciones más altas del mundo. Se puede agregar más a esta realidad que nos demuestra la pésima gestión económica del Gobierno. En lo social, alta inversión, pero resultados menores comparados con los millones invertidos. La tasa de criminalidad es más que suficiente para demostrar la deuda que tiene este gobierno con la nación. Si usted como venezolano, considera que es conveniente para el país seguir por este sendero, entonces me atrevo a pensar que sus exigencias como ciudadano son de baja densidad y su capacidad comparativa es nula. Este gobierno tuvo una gran oportunidad histórica para desarrollar a Venezuela. Se sumergieron en contradicciones y en una visión del futuro retrógrada. Mientras gran parte del mundo busca superar el pasado y lanzarse al futuro, aquí en Venezuela seguimos anclados.

El 16-D es una oportunidad para dar un mensaje contundente. No solo como electores sino como ciudadanos.

 

Versión editada

 

 

 

Artículos relacionados

Top