LAS VIUDAS DE STALIN

Sammy Eppel

Sammy Eppel

 

Sammy Eppel
sammyeppel@gmail.com

 

Se logra el éxtasis socialista al montar la más grande fábrica de millonarios…

 

La criminal aplicación de algunas posiblemente buenas ideas socialistas, derivó en esa monstruosidad llamada comunismo que además de la ruina moral y económica de los países que la aplicaron, también llevó al asesinato de decenas de millones de seres humanos. Luego de su innegable fracaso, algunos seguidores en la búsqueda del santo grial de la utopía de Marx, se reconvierten en “luchadores” sociales en algunas loables disciplinas como el indigenismo, el medio ambiente, la pobreza, etc. Otros, no habiendo aprendido la lección se van por el camino de la “revolución” tratando de reeditar el engendro del estalinismo y tenemos los ejemplos de Corea del Norte y Cuba.

 

En Venezuela, se juntan las viudas y los huérfanos e inventan el socialismo del siglo XXI, se sacan la lotería con Chávez y se arma la más tenebrosa mafia cívico-militar, ahora dueña de un país petrolero. Se logra el éxtasis socialista al montar la más grande fábrica de millonarios jamás vista, y en una gigantesca orgía de corrupción, se reparten la riqueza del país, lo cual no les alcanza y endeudan el futuro de la patria de Bolívar por los próximos 30 años. El resultado es la creación muy izquierdista del bi-producto de la lucha de clases; El boliburgués, que pegado a la teta de contratos y Cadivi, es experto en todo tipo de manipulación financiera pero que con su fortuna mal habida, no es capaz de crear ni un solo puesto de trabajo, a menos que sea chofer, guardaespaldas o cachifa. Este estado de cosas nos ha llevado a la atrofia moral y al caos económico. Lo que viene ahora es el colapso del caos.

 

Pero el 10 de enero dimos un salto ectoplásmico al demostrar ante el mundo, que un fantasma puede ser presidente. Stalin lo fue durante 6 meses y estaba muerto. ¡Será!

 

 

 

 

Artículos relacionados

Top