Coma inducido aplicado a la política

 

Susana Seleme Antelo

Susana Seleme Antelo

Susana Seleme Antelo

 

A modo de introducción.


En medicina, el coma inducido es un  estado de reducción de la conciencia con pérdida parcial o completa de la respuesta a estímulos externos. Se produce mediante una sedación farmacológica bajo control médico, para provocar un estado de inconciencia, reducir el consumo de oxígeno y energía, y poner al cerebro del paciente a  “dormir”. Mientras tanto, se monitorea su actividad,  y se da tiempo al cuerpo para recuperarse, ya que en este estado, el órgano necesita menos sangre, oxígeno y glucosa. Se mantiene al paciente sedado para disminuir dolor físico, controlar  ansiedades, minimizar  traumas sicológicos e inducir amnesia.

306 votarPara evaluar la profundidad del coma, se usa una escala llamada “escala de coma de Glasgow”, que toma en cuenta la respuesta verbal, motora y la abertura de los ojos a los llamados y al dolor. Se realizan test simples con el paciente para observar cómo reacciona a ciertos estímulos, como dolor o sonidos. Esta escala evalúa el grado de conciencia del individuo. La clasificación varía de 3-15 puntos. La puntuación mínima (3 puntos) se produce cuando el enfermo no responde a ningún estímulo (coma profundo) pues la  reducción del nivel de conciencia del paciente le impide interactuar con el medio externo. La máxima (15 puntos) se da en personas normales que no están con su estado de conciencia afectado.(Información tomada de Internet)

La manipulación política

¿A qué grado de la escala de Glasgow han inducido al presidente Hugo Chávez los médicos que lo tratan y los políticos que rondan su cabecera?  ¿Si está en grado 3, sin responder a ningún estímulo, es esa la razón por la que lo mantienen en ese limbo, hace más un mes, sin que ningún ciudadano venezolano o del mundo sepa cuál es la verdad sobre su enfermedad?  Su precario estado de salud, sin saber cuales el grado real de su gravedad,  merece respeto. Lo grosero es que para reforzar el mito del líder que se enfrenta como un superhombre a la Parca diseminada en su cuerpo en un cáncer invasivo, se someta a la ciudadanía a una manipulación político-mediática de groseras estridencias demagogas y populistas.

asesinato muñeco ajedrez

La premisa de los herederos políticos del ‘chavismo’, según mandato del enfermo antes de entrar en coma inducido, dicen,  es conservar el poder a como de lugar para reproducirse en él, sine die. ¿Para quién será ese poder, si no se sabe el futuro de la salud del fundador del socialismo del siglo XXI? 

A todas luces, para múltiples intereses locales en el complejo entramado social adicto a la prebenda en Venezuela. No son menores los intereses de la poderosa estructura militar venezolana que gobierna la mayoría de los Estados de la República Bolivariana, amén de los intereses externos geopolíticos, como los de Cuba, o de los países acreedores de la ‘solidaridad económica’  que practicó Chávez. Esa abultada deuda ¿deberá ser pagada  algún día? En suma:  todos se disputan la exorbitante renta petrolera del país, mientras la oposición política también hace cálculos.

time-clockNada tan pertinente en Venezuela hoy, que recordar a Nicolás Maquiavelo  y su contundente  sentencia política: el fin justifica los medios, como el político coma inducido para ganar tiempo, acomodar las fichas y asegurar el usufructo de los beneficios del poder. De ahí que no importa violar la Constitución, la legalidad, el orden jurídico ni las injerencias extraterritoriales, que desnudan la hipocresía de un nacionalismo bastardo en casi toda América Latina.

N.R. Se omite la sección en la que la autora compara la estrategia del gobierno de Evo Morales con las consecuencias de un coma inducido.

 

www.boliviahoy.com

 

 

 

 

Artículos relacionados

Top