Diseñar cachuchas

Maruja Tarre

Maruja Tarre

 

Maruja Tarre
maru1789@yahoo.com

 

Como no pasa nada, Cabello y Maduro pasan días explicando quiénes pueden usar las gorras…

 

Muchos suizos no saben dónde está su Presidente/a, no conocen su nombre, no han visto nunca su cara. Pero el caso de esa Democracia Participativa (que sí funciona) es algo diferente del venezolano. El ilustre Presidente o la ilustre Presidenta de los suizos y suizas no se encuentra curándose de alguna prolongada dolencia en Baden Baden o secuestrado por los malvados habitantes de Lichtenstein. Simplemente, al ser escogido para la Presidencia rotativa de la Confederación, desaparece en el anonimato y debe encontrarse montando bicicleta en Berna, como cualquier otro ciudadano o ciudadana.

 

Asombrados

 

Pues bien, si ese afortunado ciudadano, primus inter pares, anunciara un día que ha diseñado una coqueta cachucha roja con una cruz (muy parecida al símbolo de la Cruz Roja) para que sus compatriotas puedan lucirla en las fiestas nacionales, el mundo entero lo comentaría.

Dirían, asombrados y envidiosos: “solo en Suiza puede pasar eso. Es un país tan tranquilo y fastidioso que el Presidente puede dedicarse a diseñar una cachucha, que al fin y al cabo es igualita a la bandera”.

Pues bien, ahora en esta otra caótica y tropical democracia participativa, el binomio gobernante también se dedica a diseñar cachuchas sumamente originales. Como aquí no pasa nada, como la gente se muere por fastidio, como el país es cada día más próspero, Cabello y Maduro no solo diseñan las cachuchas, sino luego pasan días enteros comentando y explicando quiénes las pueden usar.

Somos un país tranquilo, feliz, reconocido mundialmente por la genialidad de sus gobernantes.

 

 

 

 

Artículos relacionados

Top