El ABC de Rafael Ángel Montero Revette – General de División y ex ministro de la Defensa

El 80% de la oficialidad es institucional. La milicia no camina en este país todavía. El desabastecimiento es una mecha para el barril de pólvora al igual que el costo de la vida y la inseguridad. El venezolano está esperando un líder con garra y arrastre. La Iglesia Católica es la institución con mayor credibilidad en este momento, señala el alto oficial que firmó en 1994 la baja de Chávez y de 400 oficiales entre detenidos y exiliados.

 

Macky Arenas

 

Se graduó en 1965 con la promoción “General de División Diego Ibarra”. Ha realizado todos los cursos de ascenso y ocupado todos los cargos habidos y por haber en la institución armada. Se desempeñó como instructor y profesor en la Academia Militar, en la Efofac y otras escuelas militares. Siguió cursos en la prestigiosa institución de Chorrillos en Perú. Fue Comandante fundador del Batallón de Selva “Tomás de Heres” donde sirvió durante tres años. Ejerció como Ministro de la Defensa durante el segundo gobierno de Rafael Caldera (1994). Cuando asume el cargo existían más de 400 profesionales militares, entre detenidos y exiliados, tanto en Perú como en Ecuador. Le tocó firmar la baja, comenzando por Hugo Chávez, a todo ese personal. Estás son sus reflexiones para los lectores del ABC de la Semana.

 

“la conflictividad social aumenta día por día”

“la conflictividad social aumenta día por día”

¿Tiene usted una panorámica de lo que está pasando en este país?

 

Comienzo por la organización militar. Hay 4 grupos de oficiales: los chavistas, que se proyectan como más chavistas que Chávez, léase el ministro de la Defensa, Almirante Molero; tenemos los oficiales que no son chavistas sino oportunistas porque quieren estar en la administración pública con el único fin de enriquecerse; están los que no son ni lo uno ni lo otro: ni son chavistas ni descontentos, sólo están en el gobierno porque les conviene; y están los oficiales institucionales, que lo son no porque pertenezcan a la institución, sino que están contra el régimen porque les duele lo que se ha hecho con la FAN. Diría que el 80% de la oficialidad se ubica, en la actualidad, en este último grupo.

 

 

¿Los rumores que recorren la espina dorsal de la sociedad civil, se pasean igual por los cuarteles?

 

Absolutamente. Hay demasiada murmuración, grafittis, panfletos y todo lo que se pueda imaginar.

 

¿Y temor?

 

También. Tienen la sensación de que ninguno puede confiar en el otro. Inclusive, cuando están haciendo cursos dicen: “Este es chavista y no podemos hablar delante de él”. Anteriormente, entre los oficiales hablábamos tranquilamente. Hoy no es así. Hay miedo hasta de conversar pues no saben si el que está enfrente es un infiltrado. Hay otras maneras de introducir diferencias: los que son chavistas ascienden sin el curso correspondiente. Es por ello que el descontento es muy grande. Hay serios conflictos internos, capitanes que son chavistas, con cargo público y se pasean con tremendas camionetas mientras los otros están en los cuarteles pasando grandes necesidades.

 

 ¿Qué pasa con la disciplina?

 

Se han perdido los valores y principios sobre los cuales se basaba la subordinación y la obediencia. Hay celos entre ellos, se ha perdido la camaradería. En este momento ocurre algo que agrava la situación: no hay comandante en jefe de la FAN, no quieren a Maduro, tampoco a Diosdado Cabello. La oficialidad del 4F se reúne, tanto en Venezuela como en el exterior, porque no están de acuerdo con la jefatura de ninguno de los dos pues no participaron en los hechos del 4F. Visitan oficiales que actuaron el 4F que hoy en día son generales. Todo eso está sucediendo en este momento.

 

EJÉRCITO Y MILICIA

 

¿Frente a ese cuadro, qué papel juega la milicia?

 

La milicia no camina en este país todavía. Han apuntado a tener un millón de personas allí, los han enviado a la Universidad Bolivariana a inscribirse en forma obligatoria, los hacen ir  marchas, pero en realidad no tienen ninguna significación ni fuerza, no son milicianos activos. Usted los ve por ahí, casi ancianos y a todas luces carecen de fuerza para enfrentar al ejército en un momento dado. Lo que sí existen son los grupos formados en Cuba, entrenados para controlar a la sociedad, como el Alexis Vives, Los Tupamaros, La Piedrita, quienes en total son entre 3 o 4 mil hombres.


¿Quién tiene que enfrentarlos?

 

El Ejército. La sociedad civil no tiene manera de hacerlo pues no constituye un contingente armado, como sí lo son estos grupos realengos a los cuales armó el gobierno pero ahora no sabe cómo controlarlos. De allí la inseguridad que sufrimos todos los venezolanos la cual, no tengo dudas, es una política de Estado, no escrita en ningún lado, pero es la puerta abierta al terrorismo para mantener a la sociedad amedrentada.


¿Qué le sugiere el que el Presidente de la República no aparezca?

 

Sólo hay rumores, nadie sabe nada acerca de su estado ni dónde se encuentra. Muy variadas son las versiones sin que ninguna pueda ser confirmada. Muchas de ellas las pone a circular el G2 cubano a fin de crear zozobra y aumentar la incertidumbre. En la FAN se incrementa el malestar pues no respetan ni quieren al ministro de la Defensa, ni siquiera en la propia Armada a la cual pertenece, no tiene el liderazgo que se requiere en un momento como éste. El ha tenido muchos problemas con generales del ejército: ha eliminado a generales y almirantes para favorecer a capitanes de su confianza. Al igual que Maduro y Cabello, tampoco él podría ser aceptado como Comandante en Jefe. ¿Quién puede autorizar vuelos estratégicos? Sólo el Presidente puede y no está. Los han sacado y nadie sabe quién ha dado la orden. Supongo que Maduro. Lo único que puedo decirle es que, ante lo que vive el país, la situación de la FAN es grave.

 

¿Cómo puede esa FAN poner orden en un país en estado de crispación?

 

La conflictividad aumenta día por día. El desabastecimiento es una mecha para el barril de pólvora, al igual que el costo de la vida y la inseguridad. Todos los días hay manifestaciones que aumentan en número e intensidad en lugar de amainar. Los estudiantes han tomado las calles nuevamente para que el gobierno diga la verdad sobre la situación del presidente y que se cumpla la Constitución.

 

 ¿Qué lectura le da a lo ocurrido con los pemones?

 

Allí habían dos soldados por cada oficial. Tal vez eran unos 26. El problema es que no estaban patrullando nada sino sacando oro. Seguro dejaron el armamento a un lado y fue así que los sometieron a todos. Una vergüenza.

 

¿No es una contradicción el que los voceros del régimen aclaren a cada instante que la situación en la FAN es normal y adviertan con severos castigos a quienes pretendan “cualquier cosa”?

 

Ellos saben de los mismos rumores que sabemos nosotros desde fuera. Muchos de ellos motivados por la existencia de los llamados “narcogenerales” que no son, por cierto, sólo generales sino que hay de todos los grados.

Los cargos principales de los comandos de tropa -las divisiones, los regionales, las brigadas y algunos batallones- los tienen oficiales catalogados de chavistas. Pero el gobierno sabe muy bien que el estrato medio, vale decir de teniente coronel hacia abajo, quizá también algunos coroneles y generales, están en total desacuerdo con todo lo que está sucediendo. Cuando quienes están en el gobierno en este momento asumieron el control, comenzaron a visitar los cuarteles. Maduro, Diosdado, el ministro de la Defensa, Pedro Carreño, un vicealmirante que está en La Guaira. Daban conferencias en las distintas instalaciones militares para justificar la sentencia del TSJ. Ellos saben de los rumores y de la molestia de la oficialidad con esa sentencia. Hasta ahora, se ha mantenido cierta disciplina.

 

  ¿No será más temor que disciplina?

 

Estoy de acuerdo. Muchos tienen miedo. Pero el descontento está instalado allí. Mire el caso del supuesto regreso de Chávez: hubo fiestas callejeras en algunos lugares, pero han ido decayendo y el jolgorio feneciendo a medida que la gente se percata del engaño. Esa misma gente que celebró por unas cuantas horas, ahora exige la presencia de Chávez, saber y ver. Ellos pensaban que él iba a regresar a tomar el control del gobierno, a hablar, a ser lo que era antes…y no ha sido así. Ahora se unen a la oposición cuando pide la verdad.

 

¿Cómo se explica que si el 80% de los militares mantienen una postura institucional, ocurra el golpe propinado por el TSJ, el vacío de poder ante la ausencia prolongada del Presidente, la inexistencia de un Comandante en Jefe, la injerencia cubana y el ejercicio del gobierno venezolano desde territorio extranjero?

 

El Alto Mando militar está comprometido con Chávez, el comunismo y los narcogenerales. Ellos son los voceros de las Fuerzas Armadas. Los comandos principales de tropas los tienen ellos. Existen los “ni-ni”, que se han vuelto comisarios políticos, “lleva y trae” de chismes, que ha infiltrado el propio Chávez dentro de la organización armada. Opera, como ya dijimos, la desconfianza entre unos y otros.

 

General Rafael Ángel Montero Revette: “se han perdido valores y principios de la subordinación y la obediencia”

General Rafael Ángel Montero Revette: “se han perdido valores y principios de la subordinación y la obediencia”

INSTITUCIÓN MILITAR Y SOCIEDAD CIVIL


 Exactamente lo que dice la oposición sobre la sentencia del TSJ y la ilegitimidad que arropa a este tren de gobierno…

 

Comprendo que la sociedad venezolana espere un apoyo de la institución militar a todo esto, que respalde al mundo civil que justamente protesta contra esas violaciones. Pero hay que comprender que la FAN no es el árbitro para poner o quitar presidentes, porque son elegidos por el pueblo.

 

 Pero sí tienen el deber de defender la Constitución y la soberanía…

 

Sin duda ello es cierto, ese es un deber que debe asumir la institución militar tanto como lo asume la gente en la calle tanto chavistas como opositores.


¿Qué piensa usted con lo crecientes rumores de los últimos días?

 

Tenga por seguro que el día en que eso vaya a ocurrir alguna situación como lo que se ha dicho, la gente no lo sabrá. Los militares saben lo que la gente quiere y exige. Ellos viven aquí y están enterados. Ahora, con los adelantos en las comunicaciones de las redes sociales, nadie ignora cómo anda la temperatura social y política del país.


 
La dinámica del país nos ha colocado a veces, a los periodistas, en roles que no nos corresponden ¿No cree usted que a los militares les pasa lo mismo cuando los empujan a una postura beligerante?

 

Tiene toda la razón. Si los políticos no asumen su responsabilidad esas distorsiones ocurren. El venezolano está esperando un líder político fuerte, que se enfrente al gobierno, con garra y arrastre. No lo ha habido. No voy a decir que la MUD no ha hecho un buen papel pues logró los acuerdos preelectorales y se presentó un candidato único. Pero hasta allí. Buscan la elección, el pedacito de la torta. ¿Pero es eso lo que quiere la sociedad venezolana? El dirigente político que vea más allá no ha salido aún. De allí que sean los periodistas los que están enfrentando los problemas, hablan el lenguaje que la gente quiere oír, dan la cara y generan credibilidad. Hoy, el periodista independiente tiene más confianza de la gente que cualquier diputado a la Asamblea Nacional. Salen por allí algunos líderes, por ejemplo María Corina Machado, hablando contra el comunismo, pero solos, sin apoyo político. El resto no reacciona, sólo les preocupa la próxima elección. Entonces viene este CNE vendido, las cosas les salen mal y el que pierde es el pueblo.


 ¿Cree que la FAN tiene remedio? ¿Se podrá recuperar el prestigio, el respeto de la sociedad, la disciplina en su interior?

 

Si tiene remedio. Hay un trabajo que ya existe, elaborado por militares retirados, que indica los pasos que hay que dar para depurar, adecentar y recuperar la institución armada. Se trata de toda una reingeniería de la FAN que daría resultados positivos en un plazo de dos años. Hay una gran cantidad de oficiales, generales, coroneles, que están en sus casas sin cargos, tan sólo porque no están con el régimen. Esa gente es de suma utilidad.  Así como los hay con más de 30 años de servicio y Chávez los ha reenganchado porque están con él. Por eso es que se ha producido el fenómeno de la “tranca” a ciertos niveles y ves a generales ocupando cargos que antes tenía un teniente coronel. Unos están en la frontera mientras otros engordan fortunas aquí en Caracas, tan sólo porque mantienen una actitud genuflexa. Chávez ha buscado destruir a la Fuerza Armada, pero no lo ha logrado.

 

¿Qué instituciones cree que han mantenido una postura digna y podrían cumplir un papel catalizador en el futuro?

 

La Iglesia Católica. Quizá sea la institución que mayor credibilidad tenga en este momento en el país. También a la Iglesia han tratado de dividirla aupando a todos esos sacerdotes que militan en el chavismo. Pero la Iglesia como institución y algunos de sus pastores en especial han jugado un papel histórico muy importante en función de la libertad en Venezuela.


 Uno no olvida los efectos de la homilía de Mons Arias Blanco en tiempos de Pérez Jiménez…

 

Si, aquel mensaje fue muy oportuno y valiente y en tiempos recientes ni hablar del coraje del Cardenal Castillo Lara. Cuando él hablaba todo el mundo lo oía y aplaudía, lamentablemente ya se fue. El mismo Cardenal Urosa Sabino que es una referencia clave cuando llama a respetar y cumplir la Constitución. La CEV ha sido muy clara también ante la situación del país. Claro, ellos no pueden meterse directamente en el terreno político, pero su papel ha sido, es y será de trascendencia.

 

 

 

Artículos relacionados

Top