Hay corazón en patineta

 

Jorge Sayegh
JorgeSayegh@gmail.com

 

El ejercicio de la libertad es una de las prácticas más difíciles de la civilización

 

Un colectivo social (?) “exigió” sacar del aire un programa llamado “Hay Corazón”. Siempre que un grupo se adjudica el derecho de censurar cualquier manifestación, por fatua que esta sea, con base en criterios de moralidad, prendo las alarmas.

Revisé en Youtube algunos pasajes del programita en cuestión y, a pesar de su mediocridad, no resulta particularmente ofensivo. No más que cualquier juego de la “botellita” entre unos niños de 13 años y mucho menos grosero que algunos videos de reggaeton o cualquier comentario de “La Hojilla”. Personalmente creo que el mundo viviría mucho mejor sin espectáculos baratos como “Hay Corazón”, pero no deja de ser más un efecto que una causa. Si este tipo de TV prospera es porque, en general, al público se le educa para ser simplón y, en particular, porque al venezolano se le educa para desalentar el ejercicio de las neuronas.

Para no hacer comparaciones fáciles a favor, en vez de poner VTV, sintonicé ViveTV y me quedé viendo un programa de corte juvenil llamado “Vive con Cancha”. Con un tratamiento documental y un manejo de cámaras dinámico, me vacilé un reportaje sobre unos patineteros orgullosos de su deporte y su modo de vida. Y aunque a mí me pareció un retrato de la juventud muchísimo más digno que el de “Hay Corazón”, no podía dejar de pensar que la imagen de estos chicos; con sus tatuajes, piercings (ese zarcillo raro y grande que les deforma las orejas), su particular estilo al hablar -entre malandro y sifrino- y sus palabras altisonantes; seguramente le resultaba altamente ofensiva a otro “colectivo social”, como a las Damas Salesianas, por ejemplo.

El ejercicio de la libertad es una de las prácticas más difíciles de la civilización, pero es indispensable para que pueda florecer el espíritu humano.

 

 

 

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top