Maduro quedó atrapado entre los militares y civiles del ala dura

RODÓ EN LA BARRA…! 
BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)
abcbuenaventura@gmail.com 

 

 

Burla a los ciudadanos

El oficialismo nos ha querido acostumbrar, desde su llegada al poder, a aceptar lo absurdo como verdadero. Los venezolanos hemos vivido 14 años de abusos y violaciones a la Constitución, en una seguidilla de eventos que a muchos ya ni sorprenden. Y en el Alto Gobierno son tan cínicos que han utilizado hasta la saciedad la enfermedad y muerte del Presidente Chávez como excusa perfecta para adelantar la campaña electoral y violar descaradamente los artículos que tipifican la ausencia definitiva del mandatario, ejemplo de ello es el 233, que en el chavismo parece que muy pocos comprenden. Claro, se hacen los locos para hacer de las suyas y tomar juramento a una persona que no fue electa en la presidencia de la República el pasado 10 de enero, mientras que ahora le toman juramento como presidente encargado cuando ya sus funciones habían terminado como vicepresidente. No conforme con eso, sin estar facultado para ello, juramenta  a un nuevo vicepresidente  que es la cuota de los Chávez. Saturnino Saturno Zamudio sabe explicar qué es lo que no entienden los gobernantes de la Constitución cuando claramente establece que ante ausencia definitiva del Presidente -en este caso por defunción- debe asumir el presidente de la Asamblea Nacional, pero aunque Diosdado Cabello quiso enderezar el entuerto, ya Maduro había cuadrado a sus compañeros de armas, que se han convertido en una especie de logia dentro del poder civil capaz de inclinar la balanza hacia cualquier lado. “Para muestra un botón con el ministro de la Defensa, un oficial sin mucha ascendencia dentro del estamento militar, pero que supo cuadrarse con los militares del 4F y con el ala civil que sostiene a Maduro. De allí su actuación en la AN vitoreando al usurpador”. Saturnino Saturno tiene muy claro que Maduro quedó entrampado con los militares y tuvo que hacer concesiones, como las hizo en Cuba dándole su cuota de poder a los hermanos Castro. Considera Saturnino que el ventajismo y la burla del oficialismo para con los ciudadanos obligó a la intervención de Henrique Capriles ya como candidato presidencial, cuyo contenido estremeció los cimientos del chavismo, que como es ya costumbre, reaccionó con virulencia, con insultos y amenazas de guerra- “Es lógico que así lo hicieran porque en un escenario de duelo por el fallecimiento del Presidente, Maduro y su combo pensaron que estaban solos en la escena política…y que por ese duelo, repito, la Oposición y los venezolanos no tenían más alternativa que soportar sus desmanes, pues aquel que osara decir algo, de chistar, sería sometido al escarnio público por ofender al mandatario fallecido. Nada más lejos de la verdad, la intervención de Capriles les dio aliento a los millones de venezolanos que miran con desconsuelo la falta de apego al texto constitucional de este Gobierno. Capriles puso el dedo en la úlcera. Dijo verdades y trajo esperanzas ante la ilegalidad y el desgobierno. La campaña comenzó y lo más importante, es que Capriles habló fuerte, sin alzar la voz, como lo querían escuchar sus compatriotas, y sin miedo”, apuntó mi avezado espía.

 

POR AHORA En los últimos años los militares venezolanos han cambiado la tradición de los cuarteles y de la vida republicana. No se parecen en nada a sus compañeros de armas que en la década de los 60 combatieron a la guerrilla comunista apoyada con armas y milicianos por Fidel Castro, que ya tenía definido su plan de apoderarse de Venezuela. Ahora uno ve a oficiales vociferar consignas de apoyo a los políticos de turno, sin ruborizarse y sin detenerse a pensar que ellos están allí para defender a la patria y no individualidades. En esas andanzas sorprendió la cámara al ministro de la Defensa y al general Wilmer Barrientos, jefe del CEO que se encarga de la seguridad de los centros electorales. La carga de parcialidad es demasiado pesada. Y no la ocultan. ¡Patria, socialismo o m…! Izquierdistas…ellos… por ahora.

POR AHORA
En los últimos años los militares venezolanos han cambiado la tradición de los cuarteles y de la vida republicana. No se parecen en nada a sus compañeros de armas que en la década de los 60 combatieron a la guerrilla comunista apoyada con armas y milicianos por Fidel Castro, que ya tenía definido su plan de apoderarse de Venezuela. Ahora uno ve a oficiales vociferar consignas de apoyo a los políticos de turno, sin ruborizarse y sin detenerse a pensar que ellos están allí para defender a la patria y no individualidades. En esas andanzas sorprendió la cámara al ministro de la Defensa y al general Wilmer Barrientos, jefe del CEO que se encarga de la seguridad de los centros electorales. La carga de parcialidad es demasiado pesada. Y no la ocultan. ¡Patria, socialismo o m…! Izquierdistas…ellos… por ahora.

 

Jaua no pudo volver a la vicepresidencia

 Mi informante Bernabé Bernal, conocido como “el espía que regresó del frío”, recibió información sobre las molestias de Cabello y sus reuniones a hurtadillas con sus compañeros de promoción, cuya mayoría están por asumir las más altas posiciones dentro de la Fuerza Armada. A Bernabé también le informaron que Elías Jaua intentó dar un viraje hacia la vicepresidencia o en defecto acomodar a uno de sus aliados, pero tuvo que entrar por el aro cuando le informaron que era Jorge Arreaza, el yerno de Chávez y cuota de su familia. La presencia de Arreaza en la vicepresidencia es un reconocimiento al ala marxista y presagia que la lucha silenciosa contra Cabello continuará en los próximos meses. Arreaza es del sector duro del chavismo. A Jaua le espera un ajetreado panorama internacional, que obligatoriamente tendrá cambios sustanciales debido a la desaparición del caudillo. Si no lo creen, miren hacia la ONU, amigos lectores, donde Argentina votó en contra de Venezuela y Cuba apoyando una solicitud presentada por Suiza y respaldada por más de 60 países, de pasar a la Corte Penal Internacional el caso de Siria.

 

Sin conexiòn

Encuestas realizadas para conocer los sentimientos del venezolano ante la muerte de Chávez revelan que, el 90% tenía esperanzas de que volviera a Miraflores. El fallecimiento del Presidente echó por tierra todas las informaciones carentes de veracidad que suministraba el Gobierno. “Puro colirio, Buenaventura”, dijo desde su asiento Policarpo Pausides Rondón. Por tantas “cobas” metidas al pueblo, mi informante no entiende como “el usurpador” saldrá a la calle a pedir el voto. Capriles tiene la capacidad de aglutinar a la Oposición y más allá, para aglutinar a los indecisos. La tarjeta única contribuirá a convertirlo, no en un candidato de los partidos solamente, sino de todo el país nacional. ¿Podrá Maduro hacerlo con el chavismo? Él lo ha dicho “yo no soy Chávez”, y la gente entiende que es así. Por eso no funciona la misma conexión que había con el líder fallecido. La cuesta no se ve fácil para el sucesor de Chávez. Lo dan favorito, pero este Capriles no es el mismo del año pasado y sus apariciones han sido como un bálsamo para la Unidad. El combate ya comenzó.

 

Noti Rápidas

LA DEUDA. En tiempos de CAP la deuda externa ascendía a 24 mil millones de dólares, y tuvo que soportar dos golpes de estado ante las críticas de los medios, de parte de la sociedad y de oficiales de la FAN. Veinte años después, la deuda es de 260 mil millones y se espera que llegue a 400 con los gastos que el oficialismo tiene previstos para la campaña electoral.

REGRESÓ SALAS ROMER Precisamente el día en que se inscribieron las candidaturas presidenciales, llegó al país, para incorporarse a la campaña, el hombre que señalo el 18 de noviembre de 1998, que aquel que fuera electo Presidente (entonces solo él y Hugo Chávez tenían posibilidad de ganar), definiría todo lo que iba a ocurrir en Venezuela en los “próximos quince años”. Los 15 están corriendo y no han faltado quienes lo califiquen de profeta, sobre todo después de que el pasado septiembre, a un mes de la elección presidencial, señalara que aun ganando, Hugo Chávez podría no estar en condiciones de ejercer el mando. Pero Salas Römer lo niega rotundamente. Sobre los 15 años afirma que ante el colapso de los grandes partidos nacionales, no podía ser de otra manera.

COMODITOS. Ya lo decidieron. Nicolás Maduro y Cilia Flores vivirán en La Viñeta. Y el vice Jorge Arreaza en La Casona con su esposa Rosa Virginia y demás familiares de Chávez, con todas las comodidades que ofrece el confort presidencial. Aquellos años de que Miraflores y La Casona serían convertidos en universidades para los pobres, quedaron en el recuerdo.

 
Etiquetas , ,

Artículos relacionados

Top