A la Unidad la quieren llevar nariceada hasta el TSJ

RODÓ EN LA BARRA….!
BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)
abcbuenaventura@gmail.com 

 

El barrial de  los caimanes

El incierto resultado del pasado 14 de abril nos ha llevado a una crisis política difícil de superar. Es ridículo el llamado a la autocrítica de Diosdado Cabello cuando él mismo asume posiciones dictatoriales, actuaciones que en su oportunidad José Vicente Rangel calificó de “gorilas”- denominación que daban los izquierdistas a los militares que gobernaban en América Latina. 

José Vicente fue un parlamentario respetado en los 40 años de democracia. Vivió una vida sin apuros, de denuncia sistemática de violaciones a los DD.HH. y fue lo suficientemente versátil como para salvar a Carlos Andrés Pérez de una condena política en 1979, cuando lo del Sierra Nevada. Su voto fue el que decidió.  Pero ahora, quizás haciendo gala de su versatilidad, ni se inmuta cuando estudiantes y parlamentarios son vejados por no declararse afectos a Maduro, un pichón de dictador. Tampoco mostró un ápice de apego a aquella democracia que decía defender, y en su programa de televisión ni siquiera recriminó a Cabello “con la debida delicadeza” por su atropello a los parlamentarios. Claro, se ha convertido o, siempre fue, no lo sabemos, en uno más entre caimanes de mismo caño, el caño de una revolución de pacotilla en la que se revuelcan en el mismo barrial civiles y militares, algunos.

 

Líder indiscutible - Las violaciones y triquiñuelas puestas en práctica por el oficialismo en las elecciones del 14 de abril dejan en claro que en circunstancias normales, sin ventajismo, sin manipulación, sin el terror, sin motorizados y sin la ayuda de las autoridades electorales, y sin el cable submarino hasta Cuba, el oficialismo no ganaría una elección más en Venezuela. Capriles Radonski se creció en la adversidad y revivió la antigua leyenda de David y Goliat al estremecer los cimientos del omnipotente Estado, utilizado a su antojo por Maduro. Si los venezolanos UNIDOS, logran traspasar la barrera del CNE y del TSJ, se estaría convocando a una nueva elección presidencial muy pronto, con Capriles como líder de la Unidad Democrática

Líder indiscutible – Las violaciones y triquiñuelas puestas en práctica por el oficialismo en las elecciones del 14 de abril dejan en claro que en circunstancias normales, sin ventajismo, sin manipulación, sin el terror, sin motorizados y sin la ayuda de las autoridades electorales, y sin el cable submarino hasta Cuba, el oficialismo no ganaría una elección más en Venezuela. Capriles Radonski se creció en la adversidad y revivió la antigua leyenda de David y Goliat al estremecer los cimientos del omnipotente Estado, utilizado a su antojo por Maduro. Si los venezolanos UNIDOS, logran traspasar la barrera del CNE y del TSJ, se estaría convocando a una nueva elección presidencial muy pronto, con Capriles como líder de la Unidad Democrática

 

 

Gorilismo del siglo XXI

Los tiempos cambian y de eso hemos sido testigos con Roy Chaderton, Earle Herrera, William Ojeda, Winston Vallenilla, Nene Quintana o con cualquier otro revolucionario “cuartarepublicano”. Para ellos nada ocurre, nada acontece, nada sucede, en este país convulsionado por una elección en la que los mismos chavistas consideran que le esquilmaron los votos a Henrique Capriles Radonski, quien mal que bien, se ha convertido en líder de la Unidad Democrática. Pero, ¿podríamos decir lo mismo del chavismo? Ahora que desapareció su líder único?

Por supuesto que no, en ese movimiento que fundo el extinto presidente no se avizora ningún guía, ni siquiera la linterna de Diógenes, para alumbrar el camino… aunque Maduro a  juro se mantenga por ahora en la presidencia. La complicidad del CNE de querer revertir lo que el pueblo decidió, lejos de beneficiar al oficialismo lo debilita. Solo tienen que dar una ojeada a los números que ruedan en los corrillos políticos sobre el derrumbe imparable, continuo y constante de Nicolás Maduro Moros. “Eso está como el cuento del Gallo Pelón. Lo ¿recuerdas, Buenaventura?”, dijo desde la sombra del coteperiz o cotopriz, el viejo Escolástico Eutanasio Morales mientras bregaba con un plato de frijoles balsinos con pellejo de cochino. Rememoro los viejos tiempos cuando mi abuelo Simplicio Julián me repetía una y otra si “quieres que te cuente el cuento del Galló Pelón”. Y nunca lo narraba. Así están Tibisay Lucena, Sandra Oblitas, Socorro Hernández y Tania D’Amelio en el CNE; y por supuesto, en combinación con las inefables Luisa Estella Morales y Luisa Ortega Díaz.  Todo parece indicar que intentan naricear y llevar a Capriles y a la MUD hacia los corrales del TSJ, donde ya todos sabemos cuál será la sentencia, “Quieres que te cuente los votos”, dirían las rectores. Y al rato “que si quieres que te cuente los votos”. Y nada, es el viejo cuento del Gallo Pelón. Pero no quieren entender que el país cambió y que los ciudadanos están hartos de burlas y de violaciones al voto. Estamos hartos del gorilismo del siglo XXI.

 

El Invisible

Cada día afloran más y más irregularidades en las investigaciones que se realizan a los informes presentados por el CNE. Nabucodonosor Méndez Freites habló con su voz ronca. Apuró un trago de escocés en las rocas mientras esperaba su segundo plato. “Tengo cifras interesantes del profesor Darwin Alvarado. Y creo, no me cabe la menor duda, que esta gente del CNE cree que somos un atajo de pendejos. ¡No jodás! Ni que uno fuera bolsa”, roncó el viejo espía como un animal herido. “Hay dos informes y no cuadran, tienen distintas tendencias, y lo peor de la vaina es que solamente en Falcón y Sucre se observan resultados porcentuales que se parecen a los del primero. Aquí hay una vaina rara- precisó” y empezó a comer. Las irregularidades aumentan a cada día. Las cajas dirán todo. Pero no hace falta echarle cuentos a quienes conocen historias. En Carabobo ya vimos como Ameliach, quien manejó las cifras de Maduro, se las ingenió para sacar la misma votación de Chávez en ocho circuitos y en los restantes lo superó. Y eso que nadie lo conocía. Por eso lo el pueblo que lo hiede pero ni lo ve ni lo siente, lo llama El Invisible.

 

En Venezuela

Zacarías Jeremías Pino no tiene dudas de que es fascismo lo que aplica el Gobierno a todo lo ancho del país. “Desde hace una semana miles de venezolanos viven en zozobra, en la incertidumbre, debido a las amenazas y acciones tomadas en su contra por sus jefes inmediatos. La cacería comenzó después del triunfo comprometido de Maduro que evidenció la migración de más de 700 mil votos de Chávez hacia la candidatura de Henrique Capriles. Los trabajadores están siendo perseguidos” Zacarías Jeremías conoció de acciones que preparan funcionarios y trabajadores de las empresas básicas de Guayana. “Nadie está dispuesto a perder su trabajo por asuntos políticos. Si el chavismo no cambia, habrá serios problemas en el país”, señaló.

 

Noti rápidas

OTRO FUJIMORI. En la Unidad hay esperanzas de que se convoquen nuevas elecciones… y en la población también. Algunos de los delitos cometidos son suficientes para declarar el fraude en los comicios pasados. Recuerden a Fujimori… nunca lo olviden porque hasta ministros había nombrado. Del tiro fue a parar a Japón.

GRAN DEUDA. Entre Argentina y Nicaragua adeudan a Venezuela– no al chavismo- más de 14 mil millones de dólares. En la cumbre de Unasur fueron de los más entusiastas en respaldar la supuesta elección de Maduro. Quieren seguir chupando pero pronto tendrán que pagar.

KID MERENTES. La pelea que sostuvieron en los últimos años Nelson Merentes y Jorge Giordani al fin tuvo un resultado. Merentes- por juventud y un poco más de flexibilidad- noqueó al dinosaurio que engañó todos estos años a Chávez y llevó a Venezuela al descalabro económico. Merentes estudió en Europa del Este, pero no creemos que siga aplicando la receta comunista que llevó a esos países a la ruina. Maduro le dio las riendas de las Finanzas y a Giordani la planificación, donde seguirá destruyendo. Pero la buena será entre Maduro y Diosdado, aunque no falta quien sospeche que están jugando al policía bueno y el policía malo.

NANAI NANAI. Por intermediación de los Kirchner el Gobierno nacional le canceló 2.000 millones de dólares a la empresa argentina Technint por la expropiación de Sidor, pero 5 años después se ha negado a cancelar la deuda de los trabajadores que eran propietarios del 20% de Sidor. Así se gobierna. Así…así…así.

 

Artículos relacionados

Top