Gotze, el chico de oro alemán

Ganador del 'Golden Boy' 2011

Ganador del ‘Golden Boy’ 2011

Víctor Pérez Marchello

 

El proyecto del técnico español seduce a uno de los talentos más prometedores de Europa que refuerza un equipo ya temible

A sus 20 años, retratado como uno de los talentos más prometedores del fútbol europeo, Mario Gotze agita la Bundesliga con su huida de Dortmund rumbo al Bayern de Pep Guardiola. Un pincel sobre el césped que refleja ese nuevo estilo del fútbol alemán que ha resucitado a la selección nacional y al propio Dortmund, abocado a un futuro inciero por la fuga de una estrella irremplazable.

Desde el mito de Uwe Seeler ningún alemán había conseguido vestir tan joven la camiseta de la selección. Gotze debutó a los 18 años después de una carrera de vértigo por todas las inferiores, ya convertido en un jugador esencial para el Borussia Dortmund que esa temporada logró conquistar la Bundesliga resucitado después de estar al borde de la desaparición.

Gotze es la cara del nuevo fútbol alemán. «Es un jugador excepcional, muy rápido, enormemente creativo», palabra de Matthias Sammer, último Balón de Oro germano. El rubio de Memmingen, Baviera, reúne cualidades exóticas para un futbolista alemán: Gotze es un jugador muy hábil, enormemente creativo, capaz de improvisar sobre el césped y con una gran visión de juego. «Es el mayor talento del siglo del fútbol alemán», resume el sargento Magath.

Canterano del Dortmund

Desde los tres años, todavía en Baviera, Gotze lleva pegándole patadas a un balón. A los seis se mudó con su familia 600 kilómetros al norte, a Dortmund. Pese a nacer en el estado de Baviera, Mario Gotze es producto de la cantera fosforita. Debutó en la Bundesliga a los 17 años y un par de meses más tarde se hizo con una ficha del primer equipo, siempre bajo la protección de Jurgen Klopp, que vislumbró un futbolista superlativo.

Gotze se convirtió ya en su primera completa temporada en el Dortmund un jugador fundamental en el esquema de Klopp. Capaz de jugar como mediapunta, como segundo delantero o, incluso por la banda -especialmente por la izquierda, a pierna cambiada-, Gotze se descubrió como un especialista en el último pase con 15 asistencias de gol en 33 partidos de esa Bundesliga que significó el regreso a la cumbre para el Dortmund. Desde entonces, el «Golden Boy» de 2011 no ha dejado de crecer.

Bautizado por la prensa del país como el «Messi alemán», injusto y exagerado el calificativo para un jugador que juega su tercera temporada en la élite, Gotze es un futbolista sobresaliente con el balón, especialista en derribar los muros de las defensas rivales bien con sus pases o con regates: no tiene miedo a encarar. Rápido de movimientos y generoso, muy generoso, para hacer jugar a sus compañeros. Esta temporada ha mejorado además su olfato goleador: ha pasado de marcar un gol cada 4 partidos a uno cada 186 minutos.

317 Mario GotzeUna renovación con trampa

Los rumores de la marcha de Gotze a otro equipo han sido constantes en los últimos meses, pero casi todos apuntaban a una salida rumbo a la Premier o, quizás a la Liga. «¿Quién no sueña con jugar en un equipo como Real Madrid, Barcelona o Manchester United?», llegó a decir en una entrevista a la revista Kicker en 2011. Ya por entonces Gotze era una figura y confesaba su admiración por el estilo Guardiola. «Es un icono como técnico, la filosofía que imprime a su equipo tiene mucho que ver con sus 12 títulos en tres años», explicó en una entrevista a la revista Panenka.

En marzo de 2012 el Dortmund parecía atar a su chico de oro con un contrato de cuatro años que, sin embargo, escondía un agujero enorme con una especie de cláusula de rescisión poco habitual en Alemania: Gotze podía irse del equipo si llegaba una oferta de 37 millones de euros.

Todavía por perfilar el esquema del nuevo Bayern de Guardiola, Gotze tendrá que pelear para hacerse un hueco en una línea ya repleta de estrellas con Robben, Ribéry o Schweinsteiger, aunque su puesto natural esté más en una mediapunta en la que tendrá que batallar con Kroos y Muller. Sea como sea, el Bayern de mañana parece todavía más temible con Gotze.

 

Abc deportes

 

 

Artículos relacionados

Top