La noche mágica de Aníbal Sánchez

Raúl Lopez

Raúl Lopez

BEISBOL AL DIA
RAUL LOPEZ
en Twitter:  @PepeBeisbol

 

 

Ya se cumple el primer mes de temporada y lo que no ha sido sorpresa es el desempeño de Houston y de Miami, ambos clubes parecen más bien equipos de Triple A, con pocas luminarias presentes en la nómina, y José Altuve tal vez sea lo único resaltante de los Astros. Todo era de esperarse en el caso de este club, aunque la oficina del Comisionado indica que va bien encaminado intentando desarrollar talento joven. La situación es diferente con los Marlins, en donde Mister Loria intenta por todos los medios que este conjunto sea el más odiado de toda la pelota de Grandes Ligas. Ambos equipos seguramente perderán cerca de 110 juegos en la presente temporada y nadie debe sorprenderse.

Anibal-SanchezLa noche del 26 de abril de este año se puede comparar para Aníbal Sánchez a la del 6 de septiembre del 2006 cuando lanzó un “No hit no run”, pero en esta oportunidad un Aníbal más curtido dentro del mundo de la pelota dominó a un equipo de Atlanta que llegó a este juego presentando la mejor marca de todo el béisbol. Los 17 abanicados son el tope para un juego dentro de la franquicia de los Tigres. Fue una noche mágica en Detroit y el venezolano descifró a los bateadores de los Bravos con mucha facilidad, debió utilizar hasta 6 envíos diferentes: recta a 94 MPH promedio, slider y cambio como sus principales armas, pero también usó con menos frecuencia su cutter, sinker y curva. Los Tigres de Detroit están blindados y para eso debieron hacer lo imposible para mantener al maracayero en su nómina de abridores para esta temporada.

Algunos jugadores tienen en su contrato opciones para la temporada del próximo año que se ejecutarán de manera automática si llegan a algunas cifras preestablecidas. Analicemos algunos de estos casos: Kurt Suzuki deberá abrir en 113 juegos en la receptoría de Washington para que se ejecute la opción por $9.25 millones, tal vez le sea complicado lograrlo por la presencia del venezolano Wilson Ramos. Lance Berkman deberá aparecer en la caja de bateo 550 veces por Texas para ganarse $13 millones en 2014, si se mantiene sano no será difícil lograrlo. Roy Halladay deberá lanzar 259 episodios con Philadelphia y garantizará $20 millones, aunque me parece complicado que alcance esa cifra, ya no es el mismo de antes. Barry Zito con $18 millones en el 2014 si lanza 200 entradas, muy posible de llegar si mantiene el ritmo actual.  Así se manejan los contratos actualmente, en oportunidades los equipos intentan que estas opciones no se ejecuten y empiezan los problemas con los jugadores, en este sentido recordamos el caso del “Kid” Rodríguez en su pasantía con los Mets.

 

 

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top