El ABC de Enrique Colmenares Finol – Ex ministro del Ambiente

“El ex ministro del Ambiente señala que en la historia no se ha propuesto ecocidio de mayor magnitud que el Gasoducto del Sur”

“El ex ministro del Ambiente señala que en la historia no se ha propuesto ecocidio de mayor magnitud que el Gasoducto del Sur”

Todas las instituciones y las estructuras gubernamentales necesitan un cambio profundo. Las grandes transformaciones que el país necesita tenemos que hacerlas ahora. Decir que un ser no es dueño de su propio destino y que tiene que estar supeditado a que un Presidente permanezca en el poder, es el daño más grave que se puede hacer, señala el investigador en temas ambiéntales y promotor de una nueva Asamblea Nacional Constituyente.

 

Manuel Felipe Sierra

 

Es conocido por sus estudios y esfuerzos en materia ambiental. Ha conducido importantes proyectos en esta materia y como ministro del ambiente le correspondió representar a Venezuela en la Cumbre de la Tierra celebrada hace 20 años en Brasil. Últimamente ante un grupo de compatriotas promueve la vía constituyente para cambiar y modernizar el país. Estas son sus reflexiones para ABC de la Semana.

 

– Un tema que te caracteriza es el estudio del tema ambiental, fuiste Ministro del Ambiente cuando justamente este tema comenzaba a cobrar importancia en el mundo. Participaste en eventos internacionales en representación de Venezuela. ¿En tu opinión qué han representado los 14 años del chavismo en esta materia?

– Siempre es muy difícil hablar de una institución en la que uno brindó tanto afecto, tanta dedicación y tantos trasnochos. Yo no voy a referirme al Ministerio del Ambiente específicamente, yo creo que el ministerio no ha escapado del deterioro institucional venezolano. Yo hablaba de tres razones: la primera: cuando se escogen a los funcionarios, no por su síntesis curricular sino por su pertenencia o no a un partido político, se empieza a dañar a la institución. En un segundo aspecto, cuando no se evalúa en función del rendimiento que se tiene dentro de la institución, sino por la sumisión al partido o a las decisiones partidistas del momento. Y en tercer lugar, cuando no se premia o asciende en la institución sino a quien sido incondicional. Entonces se causa un daño a la institución que termina por reflejarse en las acciones que el ministerio debe realizar. Me podría estar refiriendo al Ministerio del Ambiente, como a cualquier otra institución venezolana.

 

Ello por supuesto impone cambios urgentes

 

Por eso es que planteo – y muchos venezolanos lo platean también- que si no se hacen cambios muy profundos en la sociedad, el país no podrá salir adelante. Un ejemplo: para sacar un permiso en Caicara del Orinoco se tiene que venir a Caracas para que el ministerio otorgue el permiso y se debe esperar entre 3 y 4 años mientras se realiza un estudio de impacto ambiental. Eso va deteriorando al país, porque se frenan las inversiones. El Ministerio del Ambiente influye en el desarrollo del país, tanto en lo urbano como en lo agrícola y si a los productores o inversionistas no se le da los permiso a tiempo y luego ocurren invasiones se crea un desequilibrio que afecta gravemente la producción. Por eso, los cambios que planteo no están referidos a  una institución en particular, sosino todas las instituciones y estructuras gubernamentales.

 

– Hay dos hechos importantes que deben pesar en el tema ambiental y en el tema ecológico que son, en primer lugar, todos estos planes que ha venido desarrollando el gobierno como las misiones, acuerdos internacionales. Uno es el tema de la Misión Vivienda, para la que se han confiscado espacios y están construyendo edificios, que más allá de su calidad técnica que no está en discusión, para muchos esto implica una alteración importante porque no son estructuras que respondieron a una planificación, sino que son como el propio Gobierno lo ha dicho, misiones para tratar de resolver problemas urgentes.

– Sí. Evidentemente esto es un problema gravísimo y es mucho más complejo en el sentido de que el país está en un proceso de endeudamiento total. Como ya fue usada toda la reserva petrolera, ahora se empiezan a vender sus reservas minerales, y quiero denunciar responsablemente que ya ello empezó con los chinos, mediante hipotecas a largo plazo, y también hay conversaciones con los rusos para entregarles áreas importantes de la Región Sur para proyectos mineros en función de pagos a largo plazo. Es decir, se recibe un dinero que se utiliza  para procesos electorales y por esta vía se hipoteca el desarrollo del país durante muchos años. 

 

DETERIORO DEL MEDIO AMBIENTE

 

Enrique Colmenares Finol

Enrique Colmenares Finol

– Incluso se habló de darle una especie de concesión a una empresa china para un levantamiento aurífero.

– Claro, lo que se dijo a la prensa fue lo del levantamiento aurífero, pero la verdad es que se les dio a los chinos todo el oro que se consiga ahí para negociarlo después en función de un compromiso entre ambos países; y eso es una irresponsabilidad, que está comprometiendo los recursos ambientales del país para las futuras generaciones. Hace 6 años el presidente Chávez habló de un Gasoducto del Sur en donde las reservas del gas venezolano, que todavía no se han explotado iban a este sistema que saldría desde Venezuela y atravesaría la Amazonía mundial (que ya es un área que no le pertenece a ningún país como tal) y por eso el proyecto era inviable porque iba a destruir la Amazonía, las etnias y además se gastaron millones en las investigaciones. Yo denuncié el caso ante la Comunidad Europea y la gente del ambiente de la CE, le ordenó a Brasil que cancelara el proyecto.

 

– Ese es un dato importante que no se conoce mucho.

– Claro, yo planteé que si se iba hacer un Gasoducto hacia la zona del Sur, debería ir por el Piedemonte Andino donde si hay desarrollo urbano consolidado, donde ya tenemos intercambio con Colombia; pero luego se le ocurrió a Chávez construir el Gasoducto destruyendo toda la Amazonía. Cuando vi que Lula y Kirchner firmaron con él ese acuerdo me pregunté dónde estaba la dignidad internacional de estos funcionarios, de estos presidentes. Entonces me fui a estos organismos internacionales y logré plantear otra alternativa.

 

– Por cierto, se había hecho un acuerdo sobre gas con Colombia pero en otra dimensión.

– Se hizo ese acuerdo y ese sí está funcionando, pero trayendo gas de Colombia a través de la Guajira Colombo-venezolana. Manejamos las cosas con una improvisación que no tiene nombre y que por cierto, el tercer punto de estos cinco motores que tiene el Presidente Maduro es el de la conservación ambiental pero el deterioro ambiental se comprueba precisamente con gasoducto del Sur. No ha habido en la historia una propuesta de ecocidio de tal magnitud como esa propuesta de Chávez

 

– ¿Pero está cancelado?

– Espero que esté cancelado. Sin embargo, el Presidente Chávez tres meses antes de su fallecimiento habló nuevamente del tema, pero eso es una locura, eso no se puede hacer, es imposible desde el punto de vista ambiental.

 

– Tú representaste a Venezuela en el año 92 en la famosa reunión de Brasil, sobre el medio ambiente, debido a que el presidente Pérez no pudo asistir. ¿Qué ha cambiado para la Región y para el medio ambiente en estos 20 años?

– Sí, me cupo el honor de firmar en el 92 la decisión de Venezuela en la Cumbre de la Tierra, que es la reunión más importante en la historia de cualquier índole, no solamente ambiental. Asistieron 123 Jefes de Estado, yo fui con el rango de Jefe de Estado y firmé por Venezuela. Fue el evento más importante en la historia mundial. 20 años más tarde el balance no es positivo evidentemente, creo que la concientización ambiental, en cosas como el Gasoducto que suceden en cada país, en cada evento y creo que no hemos tomado en cuenta suficientemente los daños ambientales que está sufriendo nuestro planeta. 

No es posible que Venezuela haya gastado 30.000 millones de dólares en compra de armamentos a Rusia y a China, ¿cómo es eso posible si en Venezuela se están muriendo niños por desnutrición y en el mundo se están tumbando cada vez más árboles, es decir, que estemos acabando el planeta? Nosotros nos opusimos a que Venezuela adquiriera armas nucleares porque el presidente Chávez tenía ese proyecto. El sociólogo Rigoberto Lanz y yo generamos una discusión para que ello se paralizara, incluso queríamos introducir una enmienda constitucional que prohibiera cualquier tipo de instalación nuclear, porque los proyectos nucleares empiezan en función de paz pero nunca se sabe cuando hacen el viraje hacia la guerra.

 

Es decir que el balance de la Cumbre de la Tierra después de dos décadas no es alentador

No creo que el balance sea positivo, parece que la conciencia de la dirigencia mundial sigue en función de estos elementos de guerra. El concepto de militarismo que tenemos en Venezuela es nefasto para los asuntos ambientales.

 

Enrique Colmenares Finol: “En un proceso constituyente y en un intento de reconciliación nacional, debemos ponernos de acuerdo en cómo salvar el Estado”

Enrique Colmenares Finol: “En un proceso constituyente y en un intento de reconciliación nacional, debemos ponernos de acuerdo en cómo salvar el Estado”

CAMBIO CONSTITUYENTE

 

– Planteaste a propósito de las elecciones pasadas, la necesidad de que el país asuma cambios más profundos, y entre ellos se barajó el tema de la Constituyente. En aquél momento el planteamiento lo asumió el candidato Diego Arria, pero evidentemente no tuvo aceptación. ¿Sin embargo consideras que la formulación era correcta?

– Hay algo muy importante: el voto popular. El grado de conciencia política que hemos adquirido los venezolanos en esto últimos 50 años es la única ganancia importante que hemos tenido, porque hay un grado de concientización que empezó el 23 de Enero de 1958, una fecha que tenemos que recordar y resguardar, porque allí empezó un cambio de conciencia política significativa. Yo creo que ese poder que tiene cada individuo, de sentirse ahora dueño de su propio destino es una cosa muy importante. Cuando uno dice que no es dueño de su propio destino y que tiene que estar supeditado a que un Presidente permanezca en el poder, es el daño más grave que se puede hacer. Uno no está aquí en Venezuela para que alguien permanezca en el poder, sino para que nuestro desarrollo lo elevemos a la máxima potencia y eso está por encima de cualquier partido político. Es nuestro desarrollo como como persona lo que tenemos que profundizar y desarrollar. Por ello también el pueblo debe asumir el cambio profundo que necesita el Estado venezolano. Este es un Estado totalmente inviable y Chávez lo hizo más inviable aún porque jamás entendió para qué es la presidencia de la República. Él empezó a dañar su gestión gubernamental cuando inventó el programa “Aló Presidente”, cuando él descubre que es mejor el teatro y la pantalla que el desarrollo y la gestión administrativa y ejecutiva. De esta manera se daña un gobierno. ¿Cómo es posible que el presidente Chávez durara dos años sin hacer Consejos de Ministros? Simplemente porque transformó la reunión del “Aló Presidente” en la sesión con sus ministros. Los grandes cambios que este país necesita tenemos que hacerlos ahora porque el Estado venezolano no existe como estructura. Es un cambio constituyente en el cual la gente participe con su poder originario y en un ambiente de reconciliación nacional lo cual es muy importante. Chávez ya salió del poder y el país sigue igual o peor que antes y cualquier Presidente que venga o sector político, se va a conseguir con un Estado lleno de problemas.

 

– Sin importar los votos que obtenga…

– Es que no es sólo cambiar de Presidente, es cambiar la estructura del Estado que está totalmente deformada. ¿Cómo lo hacemos? Con un cambio en el que todos participemos; cuando yo veo a un chavista veo a un hermano, a un venezolano, esas son las personas que tengo a mi lado y con ellos tengo que discutir el país que es de todos. Me siento muy feliz de ser venezolano cuando llego a un sitio y veo esa alegría que los venezolanos hemos tenido pese a tener que soportar problemas inmensos.

 

– ¿Crees entonces en este momento que el planteamiento de la Constituyente es pertinente?

– No solamente es pertinente, creo que es la única vía que tenemos, no hay otra. Una guerra civil o un golpe militar no resuelven nada, el problema es cómo cambiamos el futuro del país. ¿Cómo es posible que la Parroquia Sucre de Catia, tenga 400.000 habitantes y el estado Cojedes tenga 300.000 con un gobernador, un Consejo Legislativo, y en cambio Catia no tiene ninguna estructura? Los problemas de Catia cada día aumentan, pero produjeron 600.000 millones de bolívares para el IVA que se fueron a Miraflores. Entonces, en el municipio Catia, el municipio que debe ser creado con la Constituyente, debe manejar sus propios recursos, las transacciones inmobiliarias, los impuestos, con la sociedad participando; con los individuos asumiendo una posición contralora se va a generar un cambio profundo. Y cuando me refiero a Catia también me refiero a Antímano, al 23 de Enero, porque eso pasa en todos lados. El municipio Sucre del estado Miranda tiene 1.500.000 habitantes y nada más el Barrio José Félix Rivas tiene 300.000, con estructuras viejas y caducas para manejar esa realidad. Por eso es que necesitamos un cambio Constituyente en el que todos los venezolano, como hermanos, tanto chavistas como no chavistas en un proceso y un intento de reconciliación nacional, nos pongamos de acuerdo de cómo salvar el Estado venezolano.

 

 

Artículos relacionados

2 Comentarios

  1. Fabiana Cosson said:

    Excelente artículo!!! Como ciudadana, madre y arquitecto; estoy convencida de que La Asamblea Nacional Constituyente es la Gran Salida que tenemos todos y cada uno de los venezolanos para decidir el país que queremos!!!

  2. Eliecer Colmenares said:

    Muy bien argumentado. Escrito hace dos meses y la inviabilidad del Estado ha aumentado y sigue en vía de aumento.

Los Comentarios han sido cerrados.

Top