EL ROUND QUE CAPRILES NO GANÓ

JESÚS HERAS –  

 

No ha quedado muy claro quien cayó en la trampa de quien, o si todo fue fruto de la impericia o la improvisación. Pero lo cierto es que la grabación que presentó Ismael García, denunciando interioridades del régimen, luego de que por twitter, Henrique Capriles generara un estado de expectativa nacional, ha despertado una sorda polémica en círculos opositores.

Para algunos, fue una señal adicional del espíritu combativo que caracteriza al líder de la Oposición. Para otros, sin embargo, la precampaña orquestada por el gobernador de Miranda fue exagerada, al punto de paralizar al país, colocándolo a la expectativa de un anuncio trascendente que nunca se materializó.

maduro-capriles-agua-cabeza-320

Pero hay más. Algunos sospechan, no sin fundamento, que la grabación fue montada por el G2 cubano y luego filtrada – seguramente al mismo García- en una jugada dirigida a cambiar el eje del debate y, de paso, a descalificar a Diosdado, quien se ha convertido en un dolor de cabeza para el gobierno. Aún otros, lamentan que Capriles, como padre adoptivo de la denuncia, haya caído en la trampa de utilizar las mismas armas del conductor de La Hojilla (grabaciones ilegalmente obtenidas) para desacreditar al Régimen.

Si se nos pidiera opinión, lo que nadie ha hecho, coincidiríamos un poco con cada una de estas observaciones y agregaríamos una más. Que mientras Maduro salió sin un rasguño de este round, Capriles, siguiendo el símil boxístico, por momentos se vio mal.

Mal porque la denuncia no estuvo a altura de la expectativa que el mismo había creado. Mal, porque la imagen intemperante y el lenguaje intempestivo de su vocero desdibuja su propia imagen. Mal, porque, contrario a lo que la gente esperaba, en nada coadyuvó la grabación a confirmar la ilegitimidad del mandato de Maduro y, finalmente, mal, porque dio señales de improvisación o de impericia, al desviar el debate nacional del eje socio-económico, sobre el cual venía girando, y frente al cual el gobierno no tenía respuesta alguna, trasladándolo a un eje de denuncias y descalificaciones, en el cual Maduro se puede manejar con muchísima mayor soltura y destreza.

Pongamos las cosas en perspectiva. El momento abiertamente favorecía a Capriles. Maduro venía replegándose atropelladamente ante el acoso de realidades económicas y financieras que no sabe o puede manejar, y que venían causando – nadie lo niega- estragos en sus propias filas. Tanto, que se había visto obligado a negociar con los empresarios, luego de su intento por responsabilizarlos por la inflación y la escasez; y había tenido que retroceder también en sus intenciones represivas, poniendo de paso en libertad al General (r) Rivero. Por complemento, crecían -aquí y en el exterior-, las dudas sobre la legitimidad de su mandato. 

Todo iba bien, hasta que Ismael García, apoyado en la credibilidad de Capriles, “prendió el ventilador”, copando las primeras páginas con denuncias que debió hacer otro, y eclipsando de paso la agenda que exitosamente venía marcando la Oposición.

Cuesta decirlo, pero este round, Capriles no lo ganó.

 

 

 
Jesús HerasNo photo

Artículos relacionados

3 Comentarios

  1. Fernando Facchin said:

    Me da la impresión que esto fue escrito por un Mario Silva de Valencia.Mahama Ghandi decía: “No dejes que muera el sol antes de que mueran tus rencores.” Las suposiciones formulas carecen de lógica política, son una aberración a lo Silva García. Desconozco el autor de esa bajeza.

  2. carlos cruz said:

    Lic. Heràs:
    Yo creo que èste editorial ha sido un tremendo error. En estas circunstancias estar escribiendo sobre supuestos fracasos de Capriles por una interpretaciòn personal es uan actitud errada si en verdad usted pertenece a la oposiciòn.
    En los momentos que estamos viviendo creo que le hace un flaco servicio a la democracia mostrar supuestos errores de Capriles a la luz pùblica y si su posiciòn fuese realmente constructiva lo deberìa haber realizado de forma privada con la MUD y el mismo Capriles.
    Su editorial es una mezquindad , una falta de visiòn y es la confusiòn de la sinceridad con la grocerìa…
    Atte.
    Dr. Carlos Cruz,

  3. R. Lobo said:

    Me parece acertada la crítica de este editorial. Hay que reconocer los errores para poder rectificar. Creo que la MUD y Capriles tienen que tener más chispa y más malicie… Los cubanos están detrás de todo lo que pasa en Venezuela y los cubanos o mejor dicho el gobierno de los castros son artista en el arte del engaño, la mentira y la conspiración…

Los Comentarios han sido cerrados.

Top