¿Quién quiere ser millonario?

Sammy Eppel

Sammy Eppel

Sammy Eppel
sammyeppel@gmail.com

 

¿Curioso advertir que trabas y carencias parecen multiplicarse de acuerdo al número de nuevos ricos?

 

La situación del país es tan apremiante que decenas de analistas y expertos tanto independientes como gobierneros, dedican tiempo a tratar de dar con un diagnóstico que justifique sus credenciales; que si las malas medidas económicas, la falta de divisas, el precio del petróleo, la política, la ideología, la electricidad, la sequía, el imperio, la CIA, el Mossad, los colombianos, las reservas, el oro, los cubanos, los escuálidos, la ultraderecha, etc. Con todo el respeto que me puedan merecer algunos de estos sesudos profesionales, yo me atrevo a decir que el 99% de las dificultades que hoy aquejan a la patria de Bolívar son producto de la corrupción.

 

¿Quién entiende que cada vez que ocurre un problema alguien se vuelve millonario? Cuando el régimen expropia o confisca una empresa, una propiedad o una tierra y pone a sus “amigos” a manejarla, la cosa termina mal pero los encargados siempre caen “parados”.

 

¿Qué curioso que las trabas y las carencias parecen multiplicarse en proporción directa al número de nuevos ricos? ¿Será posible que exista una o varias salas cívico-militares que se dediquen a crear situaciones con el solo propósito de sacar provecho monetario de las penurias del pueblo? ¿Quién no conoce a algún “enchufado” de sobrevenida riqueza? Si la cosa es tan obvia y de conocimiento público, sería lógico que el régimen estuviese enterado. Pues eso es correctamente positivo y como diría Cantinflas, ahí está el detalle.

 

Los órganos o poderes encargados de velar los bienes y valores de la república: Fiscalía, Tribunal Supremo de Justicia, Asamblea Nacional, Contraloría y Presidencia, no cumplen con su deber y, por ende, son cómplices…. O mejor, pregúntenle a Mario Silva. ¡¡¡Será!!!

 

 

 

Artículos relacionados

Top