¿No volverán?

Ronald Evans

Ronald Evans

Ronald Evans Márquez
Ronald.evans@bakermckenzie.com

 

Suiza ha devuelto dinero de la corrupción en casos que involucran a América Latina

 

Cuando se habla del dinero de la corrupción, la impresión generalizada es que esos capitales no podrán ser recuperados por el país. Simplemente no volverán. Sin embargo, la experiencia reciente en países con regímenes corruptos que han sucumbido, es que hay una creciente colaboración internacional en la identificación y retorno de esos capitales a sus países de origen.

 

Suiza, por ejemplo, con una reputación dudosa labrada en permitir la utilización de cuentas cifradas y el estricto secreto bancario (cada vez menos operativo) ha venido colaborando en la identificación de dineros provenientes de “personas políticamente expuestas” (“PEPs” en inglés, “politically exposed persons”), que incluye jefes de Estado, altos funcionarios públicos y personas interpuestas (familiares y amigos). Es así como Suiza ha devuelto dinero de la corrupción en los siguientes casos recientes que involucran a América Latina: caso Salinas en México (2008) y el de Vladimiro Montesinos en Perú en el año 2002. Se encuentra en litigio activos pertenecientes al exdictador haitiano Jean Claude Duvalier por 6 millones de francos suizos.

 

En total, Suiza ha devuelto 1.7 mil millones de francos suizos por este concepto en los últimos años. Suiza ha promovido que esta iniciativa no se quede a nivel de un país y sea implementada a nivel global, apoyando la aplicación práctica de la Convención de la ONU contra la Corrupción que entró en vigencia el 14 de diciembre de 2005 (suscrita por Venezuela el 10 de diciembre de 2003 y aplicable desde el 2 de febrero de 2009), así como la Iniciativa para la Recuperación de Activos Robados (“Stolen Assets Recovery Initiative (StAR)” conjuntamente lanzada por la Oficina de las Naciones Unidades contra las Drogas y el Crimen (UNODC) y el Banco Mundial en el año 2007.

 

 

 

 

Artículos relacionados

Top