El ABC de Francisco Faraco – Economista y experto en finanzas

Faraco: “Maduro sabe que si aumenta el malestar, hay que aumentar la represión”.

Faraco: “Maduro sabe que si aumenta el malestar, hay que aumentar la represión”.

Hay una expoliación del control público como nunca antes se había visto en Venezuela. Todos los males que hoy en día tenemos provienen de los problemas de PDVSA. No tenemos nada que buscar en Mercosur, opina el conocido estudioso del tema económico.

 

Manuel Felipe Sierra

 

Tiene una larga trayectoria como especialista en el análisis de las políticas cambiarias y en general del proceso económico venezolano. Se desempeña como profesor universitario y consultor privado. Sus opiniones suelen ser claras y contundentes. Estás son sus reflexiones para los lectores de ABC de la Semana.

 

– Hay la percepción de que el país está colocado en una coyuntura política muy difícil, muy compleja, que evidentemente ha empeorado a lo largo de estos 6 meses porque entre otros factores, la nación ha estado prácticamente paralizada a raíz del agravamiento y la muerte de Chávez, y luego lo que ocurrió en las elecciones del 14-A. Es decir, tenemos un cuadro económico que no era previsible, al menos el año pasado. ¿Qué ha ocurrido en estos meses para que la situación se complique de esta manera?

 

– La convergencia de un enorme despilfarro con el avance de un proyecto que conduce a más despilfarro y a la destrucción de la capacidad de producción interna y de eso no salimos nosotros si no es apalancados con el salvavidas del petróleo, porque nuestro problema es que somos un país afortunadamente petrolero, que hoy en día vive de las importaciones y necesitamos además que el país desarrolle algunas áreas internas. Ahora, en las condiciones actuales en las cuales se produce, negocia y mercadea el petróleo, no podemos seguir. Debemos hacer por lo menos dos cambios de entrada para comenzar a ver un poco de luz.

 

¿Cuáles son esos cambios?

 

En primer lugar, la política de asociación que debemos sustentar sobre base reales: Venezuela no tiene con qué aportar el 60% que se ha reservado en cada uno de esos proyectos, más bien tiene que buscar un esquema de asociación donde mantenga un buen grado de control. Y en segundo lugar, hay que revisar profundamente qué hacer con lo que se produce. No podemos seguir gastando 800.000 ó 900.000 barriles en el mercado interno, no podemos seguir vendiendo sin cobrar casi 350.000 barriles diarios, ahí se nos está yendo más de la mitad de la producción. ¿Y por qué en el mercado interno tenemos ese consumo tan enorme? Porque tenemos un parque automotor muy viejo; porque compramos plantas que funcionan con combustible líquido; hay un enorme contrabando de extracción; en fin, hay una serie de factores que tendríamos que cambiar.

 

El economista considera que se está llevando a cabo un proyecto que ya es inviable.

El economista considera que se está llevando a cabo un proyecto que ya es inviable.

REFORMA PETROLERA

 

– ¿Desde cuándo se produce este retroceso en la política petrolera?

 

– Desde que llegó Chávez, porque él tenía tres objetivos bien claros en su cabeza: Primero, salir de la generación militar que le antecedía para poder tener el control de ese mundo. Segundo, controlar PDVSA, que lamentablemente más bien la tomó, la distorsionó y además salió de su capital humano. Y tercero, pues lograr consolidar su movimiento político. Chávez fragmenta el Tesoro Nacional, fue el gran destructor del proyecto de creación de un Estado Nacional por razones ideológicas y por razones prácticas, para dominarlo más. Su condición militar la aplicó a la economía y a todo.

 

– Este paso lo da Chávez y uno de los instrumentos importantes para disponer de los recursos petroleros, fue la creación del Fondo Nacional para el Desarrollo Endógeno (FONDEN)

 

– Él crea FONDEN y le da dos recursos. Uno es el recurso petrolero, pero PDVSA tenía que seguir enviándole dólares al Banco Central de Venezuela, que es aquél famoso cuento del “millardito” (cuando Chávez pidió al BCV que requería de un millardo de dólares para cierta urgencia) que por cierto, ya va por 49.000 millones de dólares y PDVSA le ha transferido al FONDEN más de 60.000 millones de dólares. El FONDEN es una especie de dinosaurio que se ha tragado más de 100.000 millones de dólares en proyectos que nadie sabe cuánto han costado, quién los ha hecho, cuál es el grado de avance que tiene, nada. Es realmente una expoliación del control público como nunca antes se había visto en Venezuela.

 

– Y por supuesto en paralelo, lo que se deriva de las otras políticas dirigidas a controlar el aparato productivo.

 

– A destruirlo, realmente.  En muchos países desarrollados hay estrictas reglas del comportamiento del control privado, pero en Venezuela no, aquí ejecutan acciones de acoso. Lo que ha traído como consecuencia que el sector privado se haya ido replegando, sacando lo que puede. Cuando a uno le dicen que le van a quemar la casa, uno trata de sacar lo que puede y eso es lo que está ocurriendo con las empresas privadas en Venezuela.

 

– Esa situación nos ha llevado a un cuadro de desinversión. ¿Cuál consideras tú que era la actitud que le correspondía asumir al sector privado?

 

– No le correspondía asumir ninguna actitud. El sector privado es un sector subsidiario del Estado y eso es una particularidad de Venezuela. En los años 60 empiezan a surgir empresas privadas en Venezuela porque el presidente Betancourt sometió a la importación a algunos productos. Luego buscamos mercados para la integración, para ampliar nuestras fronteras y en el segundo periodo de Carlos Andrés Pérez, vamos a una apertura mayor, tumbamos las barreras arancelarias. Lo hicimos con gran ligereza. Ahora lo que podemos ver son acciones deliberadas de acoso y derribo.

 

– Incluso, cuando el plan de ajuste de Pérez el FMI advirtió a raíz del “Caracazo” que no había sido impuesto por el organismo como ocurrió en otros países, sino que fue diseñado por el gobierno venezolano y ellos sólo le dieron el visto bueno.

 

– El Plan de Ajuste del 89 es un plan que trae a la política económica venezolana los principios del llamado Consenso de Washington, uno de sus autores fue Miguel Rodríguez; él estuvo un tiempo allá  trabajando en eso y en el BCV algunos técnicos replantearon y terminaron de darle forma al esquema. Ahora, ¿quién negocia el plan? Pedro Tinoco, quien fue en su tiempo el centro del más grande conflicto de intereses de la época moderna en Venezuela. En el año 89, era Presidente del BCV y jefe del bufete que representaba los intereses de la banca venezolana. Sin embargo, Pérez le entrega el gobierno a Tinoco, metafóricamente hablando, dada la experiencia que éste tenía.

 

– El manejo de la crisis financiera de 1994 introdujo también una gran distorsión en la economía venezolana, que tuvo sus efectos en el difícil  cuadro económico del segundo gobierno de Caldera.

 

-Sin duda, porque al cierre del 88 la banca venezolana tenía focos importantes de debilitamientos. Habían bancos grandes muy debilitados y el circuito de bancos pequeños también lo estaba. El doctor Tinoco inunda el mercado de liquidez, realmente el crecimiento de liquidez entre el año 90 y 91 fue descomunal, porque como buen banquero que era, sabía que cuando hay buenos niveles de liquidez los bancos se mantienen ahí. Pero en el 92, cuando se da el intento de Golpe de Chávez, se nombran nuevas autoridades en el BCV y se comienza a aplicar allí una política de contención cambiaria por la vía de las tasas de interés. De hecho en el 93 las tasas de interés alcanzaron el 75% y para un sistema industrial sumamente endeudado y una banca que tenía activos inmovilizados, era cuestión de tiempo que se hundiera y se hundió. Y ahí no solamente se hundieron unos bancos, también se hundió la manera de ver la actuación de los banqueros y una generación de ellos, al igual que ciertas empresas. Ahí comienza la erosión y el desprestigio de la clase empresarial venezolana, sobre la cual se monta Chávez 4 años después.

 

Francisco Faraco

Francisco Faraco

PROYECTO INVIABLE

 

– Ahora estamos frente a un cuadro muy complicado por todas las razones que has expuesto, pero los sectores críticos, los sectores opositores no ofrecen un proyecto de cambio. En cualquier país del mundo cuando se presenta una crisis como ésta surge un plan de salvamento. ¿Cómo se explica que los sectores opositores no le digan nada al país ni ofrezcan alternativas concretas?

 

– Porque hay una obnubilación con el problema cambiario y fiscal. Yo creo que los economistas y los políticos lo que ven es la superficie del problema. Una tasa de cambio a 6,30, una tasa que es un múltiplo de eso, el desabastecimiento, etc., que son las manifestaciones de un problema más profundo. Tenemos que ver cómo restablecemos un metabolismo sano en PDVSA. Para mí todos los males que hoy en día tenemos provienen de los problemas de la empresa petrolera. Aquí hay que revisar y transformar las acciones de PDVSA porque no podemos seguir con esta política de solidaridad indiscriminada hacia otros países con nuestra riqueza básica.

 

El llamado “Efecto Mercosur” también se debilita si no existe una fuerte producción interna

 

– Nosotros somos para Mercosur una tienda, aquí venden los otros socios sus productos, su ingeniería, muchas cosas. ¿Qué vamos a hacer nosotros allí con un dólar a 6,30? A ese precio ningún producto de Venezuela puede colocarse en el exterior. El petróleo no importa a cuánto lo vendan, pero la política cambiaria de Venezuela es enemiga de la política de importación, del turismo interno, pero sí es amiga del turismo externo. Hoy en día no tenemos nada que buscar en Mercosur. Nuestro mercado natural era el del Pacto Andino donde ya teníamos un buen trecho andado.

 

– De hecho, la relación bilateral con Colombia, es la que mantiene la economía venezolana en buena medida.

 

– Así es. Es un esquema que tenía regulaciones comunes, que tenía acuerdos industriales, etc.

 

– De manera global, ¿cómo ves la situación para lo que viene ahora?

 

– Terrible. Porque nos comimos los inventarios, nos comimos el “colchoncito” que teníamos de reservas y arrancamos el segundo semestre del año sin inventario, sin reservas y con enormes pagos de deudas por delante.

 

– Es decir que el cuadro para Maduro es sumamente complicado.

 

– Maduro come tres veces al día, anda en un avión que cuesta millones de dólares, anda con sus camionetas y sus guardaespaldas. El cuadro es complicado para el venezolano común.

 

– Pero de todas maneras, en términos de gobernabilidad lo es para él.

 

– Maduro es un hombre que no tiene ninguna convicción, él no es ni democrático ni tiránico, pero sí sabe que si aumenta el malestar hay que aumentar la represión y eso es lo que ha venido ocurriendo, por eso tiene la tropa en la calle.

 

– Pero también ha dado pasos de acercamiento a empresarios, ha llamado a ciertos acuerdos para la producción nacional…

 

– Es verdad. ¿Pero cómo llama él a Lorenzo Mendoza a una reunión? Previamente lo amenaza con que le va a decir cuatro cosas y qué se yo. Pero después reflexiona, porque es la última persona en Venezuela en darse cuenta que Polar es la primera empresa del país y que el 18% de los alimentos venezolanos los produce esta industria.

 

– Ante una situación tan grave ¿qué podría hacerse en términos inmediatos?

 

– Lo veo muy complicado. Y la opción sería desmontar el sistema económico-político que instaló Chávez en estos 14 años.

 

– ¿Y estará Maduro en capacidad de hacerlo siendo coparticipe de él?

 

– Si no lo desmonta se quiebra con él. Se estaría sepultando llevando a cabo un proyecto que está más que comprobado que es inviable.

 

Artículos relacionados

Un Comentario;

  1. Robny Jauregui said:

    Excelente opinión por parte del Dr. Faraco, que al igual que Manuel Felipe Sierra son dignos representantes del gentilicio Falconiano. Me permito ampliar las Causas de la Crisis económica que vive Venezuela.

    1. Violación de la autonomía del Banco Central de Venezuela.

    La perdida de autonomía del Banco Central de Venezuela, comenzó en 2001 cuando se produjo la reforma de la Ley del Banco Central de Venezuela que permitió al Ejecutivo sacar provecho de las utilidades cambiarías acumuladas por años en el ente emisor, a través de un cambio en la metodología para calcular el diferencial de las utilidades cambiarias. Luego vino la diatriba por el millardito que exigió el Presidente Hugo Chávez de las reservas internacionales, y que culminó con otra nueva reforma de la ley que creó al Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden). Es importante señalar que las reservas Internacionales se determinan utilizando la metodología del nivel adecuado de reservas, pero dicho cálculo resulta un misterio para todos aquellos ajenos al BCV. Pero posee tres variables fundamentales para su cálculo Anual: Liquidez Monetaria, Importaciones, Pago de deuda Externa. Nunca se han cumplido las premisas en la determinación del nivel optimo de reservas.

    2. Modificación de La ley de Hidrocarburo. Presentando vacíos legales en
    materia del mercadeo Internacional petrolero.

    La Ley Orgánica de Hidrocarburos del año 2001 sobre el tema de la comercialización (artículos 107 a 124 inclusive), los cuales tratan exclusivamente la comercialización de productos derivados para el mercado interno, y no incluyen ningún artículo relacionado con el comercio exterior. Por otro lado, resalta la grave diferenciación con lo señalado en el artículo 30 de la derogada Ley Orgánica que reserva al Estado la Industria y el Comercio de los Hidrocarburos de 1975, el cual establecía que se deberá: Llevar al máximo el rendimiento económico de la exportación, en concordancia con los requerimientos del desarrollo nacional; la conquista y conservación de un mercado exterior estable, diversificado y suficiente; el apoyo al fomento de nuevas exportaciones de productos venezolanos; la garantía del abastecimiento en términos convenientes de insumos, equipos y demás elementos de producción, así como también los bienes esenciales de consumo que el país requiera.

    3. Descapitalización Intelectual de la industria Petrolera.

    Los empleados de PDVSA cesanteados en el 2003 tenían, en promedio, 15 años de experiencia, lo que significa que, en total, la empresa perdió alrededor de 270.000 años de experiencia del personal. De los despedidos, 28% tenía más de 20 años de servicio en PDVSA. El resultado es una compañía que todavía podrá extraer crudo del subsuelo por un tiempo, pero que sencillamente ha perdido su capacidad de realizar las tareas más sofisticadas que debe efectuar una empresa de categoría mundial, desde planificación estratégica hasta innovación tecnológica. Y desde el 2003 hasta hoy ha perdido 5% interanual su capacidad de producción. Incumpliendo con ello sus metas y planes como lo establece la ley de contraloría general de la república.

    4. Incumplimiento en Materia de políticas fiscales.

    Existe un crecimiento del sector público basado en el incumplimiento de las premisas fiscales de Inflación, reservas internacionales, Liquidez, Importaciones y Exportaciones petroleras. Todo ello se traduce en un crecimiento de la liquidez monetaria (Bolivares en circulación en La economía, que perdió su relación racional con las reservas internacionales. En el año 1998 por cada dolar de las reservas internacionales habían 500 Bs circulando en la economía Venezolana, hoy por cada dolar en las reservas hay 38.000 bs circulando en la economía. Lo que se traduce en la perdida del valor del sigo monetario nacional. En síntesis para poderle ver la cara a WASHINTON necesitamos hoy 38.000 fotos del LIBERTADOR SIMON BOLIVAR, todo un Ejercito Libertador.

    5. Destrucción de la Inversión y el Ahorro Nacional.

    Todo ello ha traído como consecuencia la perdida de CONFIANZA en la INVERSION y el AHORRO en el país. Quien se atreve a Invertir en un país donde se expropia la inversión privada, Se le persigue como delincuentes a la mercancía para evitar el acaparamiento, se les extorsiona para la entrega de certificados de importación, se le exige que cambie el horario para aumentar la nomina, sin evaluar la productividad laboral. Es decir es una economía de CUARTEL. Pero ese sector privado no AHORRA tampoco sus utilidades en venezuela, responde de manera voraz a las colocaciones de Bonos de deuda denominado en dolares, la cual es la vía legal para salir de los bolivares devaluados, triplicando o cuadruplicando las ofertas del Gobierno. Por ejemplo en la colocación nacional de su bono amortizable al 2022, Pdvsa recibió órdenes de compra por 9.075,8 millones de dólares, de los cuales la subasta contemplaba 3.000 millones de dólares. Nadie quiere AHORRAR en el país.

    Saludos.

Los Comentarios han sido cerrados.

Top