La comida es prioridad

Pedro E. Piñate B.
ppinate@gmail.com

 

Eliminar los controles que hacen el agro no rentable, restablecer la seguridad rural…

 

De acuerdo a Tito Livio, alrededor del año 312 antes de Cristo, la Vía Appia con 196 km unía ya a Capua en el Sur de Italia con Roma, durando el recorrido a caballo unos seis días. Hoy persisten todavía tramos del pavimento original de piedras volcánicas y mediante moderna autopista se viaja entre Roma y Nápoles en menos de dos horas. Así 2.325 años después, tal como hacían los antiguos romanos, se abastece hoy a Roma de alimentos y otros bienes producidos en el Sur de Italia. Sobre esto en Venezuela debe recordarnos que la comida es prioridad de las naciones, y exige de una visión compartida de largo plazo para su producción y abastecimiento.

 

Siendo tan duros y dedicados los oficios de agricultor y ganadero, debe saberse que en esa exclusiva labor de trabajar la tierra y criar ganado para producir los alimentos que se requieren, no tiene reemplazo. Por eso en Venezuela con tanta necesidad de producir comida, crear fuentes de trabajo y desarrollar el medio rural en forma sustentable, nuestros agricultores y ganaderos merecen toda la consideración y apoyo necesario para que inviertan y produzcan cada año más y mejor con eficiencia.

 

Al respecto es importante conocer que después de tantos maltratos del Estado, nuestros productores no esperan prebendas de éste o ningún gobierno. Tal como lo han hecho saber, lo único que exigen es que se les deje invertir y trabajar en paz, lo que se resume en el planteamiento “si no ayudan tampoco nos afecten”. En ese sentido tres puntos están sobre la mesa: Respetar y hacer respetar la propiedad e inversión privada en el campo; eliminar los controles que hacen el agro no rentable; y restablecer la seguridad rural librando al campo de delincuentes. Entre comer y no comer, esta es la solución.

 

 

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top