¿Un chavista decente? 2.0

Sammy Eppel

Sammy Eppel

Sammy Eppel 
sammyeppel@gmail.com

 

Quién le va a creer que va a meter presos a los “chivos” y boliburgueses del PSUV

 

El pasado 4 de julio, Estados Unidos celebró su fecha patria aún bajo los enunciados de su declaración de independencia original cuya premisa esencial es que todo ciudadano tiene derecho a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. Así de fácil y sencillo. En nuestra querida y sufrida Venezuela el pasado 5 de julio, el chavismo celebró “su” independencia bajo el lema de “patria, socialismo o muerte”. Esta es la gran diferencia; mientras en otros países se celebra la vida, la libertad y la felicidad, aquí se hace fiesta celebrando la esclavitud, la muerte y el saqueo de la patria. ¿Cómo se explica que si estamos en el mar de la felicidad de Cuba, dos millones de venezolanos ya han optado por emigrar?

 

La debacle que se cierne sobre la patria de Bolívar, bajo las garras de esta tenebrosa mafia revolucionaria que es de proporciones bíblicas y la propaganda interna y externa del régimen es una trampa cazabobos que promueve la heroicidad de un pueblo que marcha feliz hacia el abismo.

 

Por lo antes expresado, es claro, por lo menos para mí, que el chavismo y la decencia son términos opuestos e irreconciliables. Y aquí quiero hacer la salvedad que me refiero a la dirigencia revolucionaria que ha tomado por asalto a un rico país petrolero y lo ha convertido en una ruina.

 

Nicolás Maduro declara a los cuatro vientos que la batalla es contra la corrupción, como que si él no hubiese sido parte de esa dirigencia; es obvio que se trata de otra gran mentira, pues quién le va a creer que va a meter presos a los “chivos” y boliburgueses del PSUV. Todo lo contrario, ahora se desaparecerán los expedientes del Sitme, aquí no ha pasado nada y hace su entrada el Sicad. Borrón y más nuevos ricos. ¡¡¡Será!!!

 

 

 

 

Artículos relacionados

Top