Sin mirar hacia atrás

Laura Helena Castillo

Laura Helena Castillo

Laura Helena Castillo
lcastillo@el-nacional.com 

 

Los venezolanos están dentro de los cinco gentilicios que más asilos recibieron en 2012 en Estados Unidos

 

El plan no es un todo incluido: no hay regreso a la cocina materna, ni al Ávila, ni a los 31 de diciembre en la finca apureña de los tíos. Es irse, convencer a un Gobierno de que es peligroso e imprudente regresar al país de origen y asumirlo para siempre.

 

asiladosSer un asilado no es una prueba, es un destino.

 

Los venezolanos, procedentes de un país con tradición de otorgar este amparo a los perseguidos, comenzaron a aparecer hace una década en las estadísticas de las instituciones migratorias de Estados Unidos por el crecimiento de sus peticiones de asilo. Y, encabezar listas en esa nación, que es el país industrializado con más solicitudes en el mundo, sólo puede ser una hazaña del desarraigo.

 

Chinos, egipcios, etíopes, venezolanos y nepalíes fueron los que más refugio recibieron en 2012 en Estados Unidos. Rusia, Irán, Haití, Guatemala y Eritrea completan la lista del top ten, según el informe 2012 del Departamento de Seguridad Nacional.

 

En 2010, 648 venezolanos (4° lugar) solicitaron este beneficio al gobierno estadounidense. En 2011, la cifra subió a 1.103 (2° lugar) y en 2012 se ubicó en 1.099 (5° lugar). Irse de Venezuela por motivos políticos durante el mandato de Chávez fue una opción que miles de personas de alto y bajo perfil aprovecharon para obtener la nacionalidad de ese país.

 

Hay dos maneras de solicitar asilo en Estados Unidos: el afirmativo y el defensivo. El primero es el que se solicita durante el primer año que se llega, manifestando las dificultades de regresar al lugar de origen. El segundo es cuando la persona está en medio de un proceso legal de deportación y se decide en una instancia judicial. En el primer caso, los venezolanos ocuparon el tercer lugar en 2012 y el segundo en 2011. En los defensivos, no figuran entre los 10 primeros lugares durante los últimos 3 años.

 

De acuerdo con datos oficiales, en Estados Unidos hay alrededor de 260.000 venezolanos. Es el lugar preferido para emigrar. Entre 2000 y 2005, llegó la mayoría. De los hispanos, son los que más han llegado para quedarse desde 1990. Son de los que tienen mejor nivel educativo y, muchos, deciden asumir que regresar al lugar donde nacieron es una imprudencia. Entonces, como recomiendan los manuales de las despedidas, deciden irse y no mirar hacia atrás.

 

 

 

Artículos relacionados

Top