Techo de vidrio

Juan M. Raffali

Juan M. Raffalli

 

Juan M. Raffalli A.
jmrhab@yahoo.com

 

¿O será que el pecado de Capriles fue acudir al Tribunal Supremo a pedir Justicia?

 

Basta que Capriles pise territorio extranjero y sea recibido por algún alto representante de los poderes públicos de cualquier país del planeta, para que la irritación revolucionaria aflore y arremetan con su verborrea antidiplomática contra el país en cuestión. Esta vez le tocó a los chilenos, previamente a Colombia, también Perú ha llevado lo suyo. Pero a no dudarlo esta actitud a quien más perjudica es al propio Maduro y a quien más beneficia es a Capriles. Nada menos que Eduardo Frey, expresidente de Chile con reputada fama de estadista, contestó directa y abiertamente las infundadas quejas de Maduro y su canciller Jaua. Sencillamente se preguntó Frey qué de malo había en recibir a un político que obtuvo nada menos que la mitad de los votos de su país. Su pregunta lleva implícita otra, por qué tanta intolerancia si es o no es democrático, o lo que es lo mismo, razón tenía Capriles de venir a contarlo.

 

En el mismo sentido nos preguntamos nosotros sin ser Frey, ¿cuál ha sido el pecado en que incurrió Capriles, haber obtenido muchos votos? ¿Haber invocado serias dudas sobre la usurpación de identidad de votantes y la coacción en centros electorales? ¿No tenía derecho a hacerlo? ¿Debía quedarse callado y calarse ese apretado resultado sospechoso habido en medio de un ventajismo grosero? ¿O será que el pecado de Capriles fue acudir al Tribunal Supremo a pedir Justicia? Fue Maduro y su ministro electoral Rodríguez quienes instruyeron al CNE a no realizar las auditorías integrales que debían incluir los cuadernos y la data electoral; ha sido ese Tribunal Supremo abiertamente revolucionario el que dentro de la misma comparsa se voló todos los plazos de ley para admitir las impugnaciones formuladas por los opositores; ese mismo Tribunal le arrebató la competencia natural a la Sala Electoral para poner el asunto en las manos más confiables para la revolución.

 

En definitiva, el que incumplió los acuerdos con la Unasur ha sido el propio madurismo. Entonces, ¿de qué se quejan? ¿De que Capriles lo denuncie en el exterior? Ese es el costo internacional de una astucia estúpida. Además, se les olvida que acá los mismos acólitos del madurismo en la AN recibieron nada más y nada menos que a representantes de las FARC y abogaron por el Chacal. Piedra al vecino y techo de vidrio.

 

 

 

 

Artículos relacionados

Un Comentario;

  1. Aníbal Barca said:

    Pero BOLSA__Es todo lo contrario: más bien el CNE fue excesivamnt complacient con la cosa “esa” q pretndió ser pdte. Perdió 2 vecs y NO reconoció los resultados, impugnó TODO Y fue complacida “TODA”: LA AUDITORÍA practicada fue INTEGRAL
    integral significa TODO..100%….¿Y QUÉ ARROJÓ? – LO QUE SUCEDIÓ, EL TRIUNFO de NICOLÁS MADURO con 51%…..q la “cosa” esa aún NO reconoce. Y a juzgar por lo q leo aquí, parece q tú tampoco__¿entoncs…tengo razón en decirte BOLSA?…..Eso SON tod@s uds____UNA MANADA de BOLSAS y uuuuf miles y miles de corruptos, q se reúnen en otros países ES CON LA ESCORIA..la basura.

Los Comentarios han sido cerrados.

Top