Rebeldes en estado puro

Luis Suárez, Gareth Bale y Wayne Rooney

Luis Suárez, Gareth Bale y Wayne Rooney


Luis Suárez, Gareth Bale y Wayne Rooney, objeto de deseo y polémica – E
l United declara intransferible a Rooney, pero Mourinho insiste

  

El mercado de fichajes se convierte cada temporada en un incesante generador de rumores, especulaciones y, si fructifican, de traspasos. La presente temporada no está siendo menos, ya que los cracks más cotizados de Europa están protagonizando batallas extenuantes con sus clubes por cambiar de aires. Y los más importantes se concentran en Inglaterra.

 

La isla británica tiene en vilo a tres de sus grandes equipos, que viven su rutina pendientes de las posibles salidas de sus estandartes. Gareth Bale por parte del Tottenham, Luis Suárez del Liverpool y Wayne Rooney del Manchester United. Aunque alguno con más fuerza que otro, curiosamente los tres han sonado para el Real Madrid.

 

Suárez, reñido con la prensa

 

El primero en sonar. Inmerso en mil y un casos polémicos, su salida del Liverpool parecía evidente. El uruguayo no sólo manifestó su deseo de abandonar el fútbol inglés por sus controversias con la prensa, sino que además declaró a medios de su país que era difícil resistirse al Real Madrid. Indicios de sobra para que se produjera su fichaje, pero el Liverpool se negó a efectuar la operación y el conjunto merengue terminó desistiendo por el delantero.

 

Actualmente se sigue especulando con la marcha de Suárez de Anfield. Pese a que el jugador dijo querer abandonar Inglaterra, El Arsenal sigue muy de cerca los pasos de ‘El pistolero’ y ha puesto varias ofertas sobre la mesa, entre ellas una de 46 millones de euros. La postura del Liverpool es muy firme y ha neutralizado las ofensivas del club londinense a toda costa. No obstante, El Arsenal continúa a la carga y no se despega del uruguayo.

 

Bale, Déjà Vu de Modric

 

El culebrón de la temporada y de los últimos años en el mundo futbolístico. Lo que empezó como un sueño está transformándose en una pesadilla para el Madrid y para Bale. Tras las incorporaciones de Isco e Illarramendi y la negativa de Suárez, el galés fue perfilándose como el objetivo prioritario y de urgencia para el conjunto blanco. Lo que no se esperaría el Madrid es que iba a vivir otro episodio agónico con el Tottenham por llevarse a un futbolista ‘spur’. El negro recuerdo de Luka Modric volvió a las memorias de los madridistas.

 

Aunque actualmente se ejercita en solitario por negarse a viajar con el club y el propio futbolista haya mostrado su deseo de poner rumbo al Real Madrid, Bale a día de hoy sigue siendo jugador del Tottenham. El club blanco ha presentado varias ofertas desorbitadas por hacerse con los servicios del galés, pero el Tottenham no lo quiere poner fácil. Desembolsos que harían historia, que romperían con todos los récords mundiales de traspasos y ni por esas.

 

Parecía que Real Madrid y Tottenham finalmente habían alcanzado un acuerdo, pero nada más lejos de la realidad. El club londinense tiene a Bale contra las cuerdas, ya que le ha comunicado que le impondría una sanción económica si se negara a entrenarse con el equipo. Incluso la entidad le amenazó con mantenerle el próximo año íntegro en el banquillo si la actitud del galés persistía.

 

Rooney, tentación de Mou

 

Otra bomba que parece no explotar nunca es el caso Rooney. El delantero del Manchester United no está viviendo su mejor etapa en Oldtraford y ha solicitado su salida del club. El malestar de Rooney se hizo eco en el Real Madrid, que se interesó por el inglés para reforzar su línea de ataque ante la inminente salida de Higuaín, y en el Chelsea, quien actualmente puja con más insistencia por él.

 

Mourinho está trabajando sin cesar para llevarse a Rooney y no lo esconde. De hecho, el Chelsea ha presentado varias ofertas formales, la última de 29 millones de euros, por el atacante aunque sin éxito, ya que el United le ha declarado intransferible. Una postura que no comparte Rooney, que no ha viajado con el equipo a Suecia para el partido que va a enfrentar al United con el AIK de Estocolmo, presuntamente, por una lesión en el hombro. Este último episodio parece presagiar su marcha definitiva del equipo y que terminará recalando en Stamford Bridge.

 

En vísperas del inicio del campeonato, ¿qué desenlace les espera a estos futbolistas? ¿Lograrán hacerse con la suya o continuarán extorsionados por la indecisión de su futuro?

 

Marca.com

 
Top