En 2008 Miguel Cocchiola sembró divisiones y prohijó sus propias calamidades

RODÓ EN LA BARRA…!  
BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)  
abcbuenaventura@gmail.com 

 

EL GOBIERNO QUIERE JODER A MESONEROS

 

Nadie gozó más que yo, Buenaventura Noriega, en esa Valencia de antaño. Recuerdo como si fuera hoy cuando gané el título de “rey del merecumbé” en el Terminal de Guataparo y el Club Centro de Amigos -también en el Club Arévalo González de Guacara-, donde no hubo pareja que se resistiera ante mis dotes de bailador. Era insuperable bailando merengue “apambichao”, de lado y de medio lado. Las madres de esa Valencia que se nos fue se persignaban cuando llegaba a las salas de fiesta y estaban pendientes de que no llevara a sus muchachas “pa’ el rincón” para bailar trancaditos uno de esos boleros interpretados por Rafa Galindo o Felipe Pirela. Fui un “bonchón” por varias décadas y en los ‘60, cuando entraron al país las bandas gringas e inglesas, muchos dijeron “se jodió Buenaventura, esa música no es para él”. Los chamos de esa época querían puro rock y nada de ritmos gallegos. Y si uno bailaba una guaracha decían despectivamente: “qué le pasa a este capocho”. Pero el amigo de ustedes amables lectores, el Bueno de siempre, era una fiera y lo demostré con creces sobreviviendo a los cambios musicales. Y ya para la mitad de los ‘50, mis amigos aseguraban que ese contorneo de cintura y piernas -no sé si tenían razón, no quiero pecar de inmodesto- lo copió de mí el mismísimo Elvis Presley.

Al fin liberada - En 2008 hubo 8 o 9 candidatos a la alcaldía de Valencia. Edgardo Parra, del PSUV, Julio Castillo de ProVe, Aldala Makled, Flavio Fridegotto, Noé Mujica y 3 o 4 más. Cocchiola negoció el retiro de la mayoría para quedar solo frente a Parra. Flavio hizo acusaciones públicas de los gruesos ofrecimientos en dinero que se le hacían para retirarse, pero al final, se fue por peteneras.  Solo quedaba Julio Castillo, quien iba adelante en las encuestas y cuando se negó a retirarse, poderosos resortes de poder lograron su inhabilitación. Dahyana Villavicencio, su copartidaria, entonces presidente de la CLEC, ofreció su nombre para sustituirlo, y a la postre fue acusada de haberle dividido la votación a Cocchiola. Ahora que se conoce la verdad verdadera, la bella Dahyana ha quedado liberada.

Al fin liberada – En 2008 hubo 8 o 9 candidatos a la alcaldía de Valencia. Edgardo Parra, del PSUV, Julio Castillo de ProVe, Aldala Makled, Flavio Fridegotto, Noé Mujica y 3 o 4 más. Cocchiola negoció el retiro de la mayoría para quedar solo frente a Parra. Flavio hizo acusaciones públicas de los gruesos ofrecimientos en dinero que se le hacían para retirarse, pero al final, se fue por peteneras. Solo quedaba Julio Castillo, quien iba adelante en las encuestas y cuando se negó a retirarse, poderosos resortes de poder lograron su inhabilitación. Dahyana Villavicencio, su copartidaria, entonces presidente de la CLEC, ofreció su nombre para sustituirlo, y a la postre fue acusada de haberle dividido la votación a Cocchiola. Ahora que se conoce la verdad verdadera, la bella Dahyana ha quedado liberada.

 

Elvis llenó una época hermosa de mi vida. Para ese entonces Brunilda sentía atracción por mí y parecía que flotaba en el espacio cuando bailaba conmigo. ¡Ohhh… my Gard! en verdad fueron tiempos hermosos. Los mesoneros, mis panas de siempre que engrosan la mayor parte de mi red, nos atendían con esmero y cuando alguien preguntaba ¿quién es ese tipo? ellos respondían orgullosos: ¡ese es Buenaventura Noriega!

 

Le voy contando esas anécdotas a mi carnal Serapio Rea en mi Ford Fairlane del año 79, pero Serapio -aguafiestas siempre- me pide que aterrice y deje la pantalla. Jamás aceptó que nunca pudo bailar como yo el Rock en la cárcel de Elvis y mucho menos Roll over Beethoven de Los Beatles. “Lo que quiero es que defiendas a los mesoneros porque el Gobierno de Maduro ya no encuentra a quien joder y ahora les toca a nuestros amigos, porque va a eliminar el 10% que paga el cliente al recibir la cuenta”, dijo el pana.

 

COCCHIOLA NO ES NINGÚN SANTO

 

La pasada semana, yo Buenaventura Noriega, en mi capacidad de jefe de mi prestigiosa red de inteligencia, publiqué la siguiente nota:

 

“Para nadie es secreto que los intereses que giran en torno a Miguel Cocchiola, jugando al alimón con Enzo Scarano, y al Lobby Inmobiliario, intentan apoderarse de Carabobo.

 

Según mis informantes, en 2008 estos intereses habrían invertido una cifra estimada en 5 millones de dólares en dos tandas. La primera, para lograr una decisión tribunalicia que, mediante reinterpretación de la Ley, inhabilitara a Julio Castillo, entonces alcalde de Naguanagua y candidato de ProVe, en su aspiración a la Alcaldía de Valencia. Sin embargo, el burgomaestre, alertado por un magistrado amigo sobre las consecuencias que sobre él traería el dictamen, inscribió su candidatura  antes de que el mismo fuese publicado, por lo que los interesados recurrieron al CNE, el cual, atendiendo a su generosidad, determinó que Valencia comienza en la Redoma de Guaparo y se extiende hasta Guacara o sea que no incluye a Naguanagua, por lo que Julio Castillo, por vivir en otra “ciudad”, quedaba inhabilitado.

 

Cuando yo, Buenaventura Noriega, digo que la burra es negra, es porque tengo los pelos en la mano, lean el correo que he recibido:

 

Julio Castillo

Julio Castillo

Sres. ABC de la semana

El pasado fin de semana he sido sorprendido por la aparición, en una página de Facebook que no es la mía, de una declaración que jamás emití pero formateada con mi foto en la que supuestamente desmentía una nota que había aparecido en el semanario ABC en su columna Rodo en la barra.

Dicha columna es una sección fija del semanario y dicha nota contiene una denuncia que hice en su momento cuando se produjo mi inhabilitación como candidato a la alcaldía de Valencia, de manera que aunque la columna no es firmada por mí, la información que contiene recoge de manera fehaciente lo que desgraciadamente ocurrió en aquel entonces Y que no fue otra cosa que la convicción fundada que tuve en que en esa operación, participó el comando del Sr. Cocchiola

La conducta inescrupulosa que refleja la declaración apócrifa aparecida en una página igualmente falsa de FACEBOOK, se inscribe en una campaña que desde las redes sociales, parapetada detrás de seudónimos, se ha venido realizando para tirotear como francotiradores una unidad que es tan necesaria en estos momentos, y revela hasta qué extremo se puede llegar cuando no se participa en la política con fines nobles. Como lo he afirmado en la columna que mantengo en el diario NOTITARDE, hago votos por que se mantenga la sindéresis, la ponderación y regrese la racionalidad.                  

Julio Castillo S.

 

 

EL CHAVISMO COJEA PARA LAS MUNICIPALES

 

El oficialismo sigue consiguiendo alargar los plazos para cambiar candidaturas en un intento por enderezar el cataclismo que ha ocasionado en sus filas el sistema de cooptación tan alabado por Diosdado Cabello, para la escogencia de los abanderados a las alcaldías y concejalías en todo el país. Witremundo Perfecto Nieves dijo que en todo el territorio nacional hay fracturas, y Valencia y Puerto Cabello no escapan de esa situación. En el litoral carabobeño se inscribieron 6 candidatos del ala socialista y surgieron otras plataformas de concejales para enfrentar a Rafael Lacava. En Valencia, Miguel Flores anda por su lado cabalgando sobre los lomos del Ejecutivo Regional, sin asistir a los actos de inauguración de obras que realiza el actual alcalde Edgardo Parra. Parece que Flores siente alergia de acercarse a Parra. Pero eso lo notan los electores y sacan conclusiones, dijo Malaquías Anacleto Santos.

 

NOTI RÁPIDAS

 

CULILLO. El chavismo reconoce que en las municipales se está jugando a Rosalinda. El PSUV ya puso a rodar gruesas sumas de dinero para seguir pescando incautos. El oficialismo tiene entre ceja y ceja las alcaldías de Maracaibo, Caracas, Valencia, Los Teques Barquisimeto, San Cristóbal, Maracay y Puerto La Cruz, pero los números no le dan para llevárselas todas.  El zafarrancho que tiene armado en sus filas  obligó a doblar la cerviz ante el Polo Patriótico al desprenderse de 70 candidaturas a alcalde, para complacer a los “alebrestados”. El culillo es libre.

 

¡YO TE AVISO! Que se hable de unidad perfecta en la MUD de Carabobo es una falacia. Todavía a estas alturas Cocchiola trata de “guisar” a la doctora Mariela Domínguez y a Carlos Graffe, propiciando una plancha paralela, pese a las exigencias de la MUD. En su comando se comenta que tiene derecho a tener sus propios concejales.

 

Artículos relacionados

Top