Fuera de la convención

Fernando Fernández

 

Fernando M. Fernández
fernando.fernandez@bakermckenzie.com

 

Se ha perdido una instancia segura, objetiva y profesional donde acudir para pedir justicia

 

Venezuela quedó fuera de la Convención Interamericana de Derechos Humanos (Convención) el 10-09-13. Es una fecha de luto por los derechos humanos, dado que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte) es la última instancia jurisdiccional que permite a las víctimas de violaciones de derechos humanos la opción de ser indemnizadas, rehabilitadas, reparados los daños, a establecer indubitablemente los hechos y a que se satisfaga su sed de justicia.

 

Continuamos adscritos a la Carta de la OEA que creó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Comisión), lo cual permite que se conozcan los hechos y se formulen recomendaciones, pero hasta allí: no se podrá obtener una sentencia de carácter obligatorio.

 

¿Por qué es bueno estar en la Convención? Porque se hace posible corregir las insuficiencias legales e institucionales de cualquier país que pertenezca a ella. Estados Unidos y Canadá, por ejemplo, no pertenecen a ella, pero la litigiosidad en materia de los derechos civiles, sobre todo, es muy intensa y productiva: miles de casos resueltos al día lo prueban.

 

Venezuela todavía pertenece al sistema universal de evaluación periódica que realiza la ONU, pero sus opiniones no son vinculantes y suelen ser un saludo a la bandera.

 

Toda persona natural: funcionarios, hombres de negocios o ciudadanos comunes han perdido una instancia segura, objetiva y profesional donde acudir para pedir justicia. Las empresas con Códigos de Ética según el Pacto Empresarial de la ONU, deben tomar esto en consideración, respecto del riesgo que puedan correr sus integrantes y relacionados. El cumplimiento normativo (Compliance) tiene un nuevo desafío. Venezuela debe volver a la Convención. Eso pido y espero.

 

 

 

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Top