ORTEGA Y MIS PREDICCIONES

HENRIQUE SALAS-RÖMER – 

“Yo soy yo y mis circunstancias”, sentenció Ortega y Gasset. Los hombres, agregó, estamos limitados y condicionados espacial (sólo podemos hacer lo que nos permite el lugar donde estamos) y temporalmente (la época histórica en la que nos toca vivir).  Luego, dividió la historia en etapas generacionales de 15 años.

A nadie realmente se le puede exigir más.  Los grandes estadistas del último siglo dejaron su huella en ese marco temporal. ¿Cuánto realmente fue el tiempo político vital de los grandes? Winston Churchill (9 años), Franklin D. Roosevelt (12), Charles De Gaulle (10), Konrad Adenauer (14), Margaret Thatcher (11), Ronald Reagan (8); François Mitterrand (14); Helmut Kohl (16); Ángela Merkel, quien dejará su impronta en la Unión Europea, 12, cuando complete el mandato que acaba de serle conferido.

ortega-y-gasset

Como para confirmar la tesis de Ortega, acontecimientos decisivos de la historia contemporánea ocurrieron, uno más, uno menos, a quince años de distancia.

1899 – Guerra Hispano-Americana – EE.UU. emerge como potencia.

1914 – Estallido de la Primera Guerra Mundial -inicio del expansionismo alemán

1929 – Colapsan los mercados y comienza la Gran Depresión

1944 – Fin de la II Guerra Mundial y del expansionismo alemán

1959/61 Se anuncia el Concilio Vaticano II y se da inicio a la Carrera Espacial

1973 – Guerra de Yom Kippur y Embargo Petrolero. Grave crisis económica mundial.

1989 – Cae el Muro de Berlín y se inicia el colapso de la Unión Soviética.

2003 – EE.UU. invade a Iraq

Pero alejémonos aun más del presente. En 1811, cuando Venezuela se declara independiente, Simón Bolívar no aparecía en el radar. Sin embargo, 13 años más tarde, el Libertador había logrado la independencia de medio continente: Boyacá, 1819; Carabobo, 1821; Pichincha, 1822; Junín y Ayacucho, 1824.

Alejandro Magno realizó sus gigantescas proezas militares en 11 años.

Gandhi tuvo un ciclo trascendente similar. Su resistencia no violenta se inicia en 1930 tomando sin armas las minas de Sal en poder de los ingleses. 17 años más tarde, la India obtiene su independencia.

Por creer en la tesis de Ortega… y por el colapso partidista que veía venir, finalicé mi intervención en el Ateneo, al final de la campaña presidencial, con una frase que me ha valido injustificada fama de profeta: “Hay solo dos opciones, dije entonces, uno de nosotros (Hugo Chávez o yo) será presidente, y aquel que resulte electo, dejará una huella indeleble porque marcará con su presencia, con su capacidad, con sus intenciones de unir o desunir a los venezolanos… todo lo que va a ocurrir en Venezuela, en los próximos quince años.” Eso fue en Caracas, el 18 de noviembre de 1998.

Esta corriendo el año 15.  Hace varias semanas, a propósito de mi predicción, una amiga me sorprendió con un DM por twitter. “¿Cuándo terminará todo esto?” preguntó… y yo, con absoluta seguridad, le respondí: el 17 de noviembre.   ¡Se sintió feliz!

 

hsr.personal@gmail.com
@h_salasromer

 

 

 

 

Artículos relacionados

Top