¡Ridículo!

Adolfo P. Salgueiro

Adolfo P. Salgueiro

 

Adolfo P. Salgueiro
apsalgueiro@cantv.net

 

Invitamos al Gobierno a ofrecer la lista de la comitiva con el rol oficial de cada quien en la misma

 

Es frecuente oír que las Naciones Unidas no sirven para mucho pero lo cierto es que cada año, a finales de septiembre un promedio de ciento treinta jefes de Estado y de Gobierno de todas las orientaciones e ideologías viajan a Nueva York para que en la Asamblea General se escuche el punto de vista de sus respectivos países en múltiples asuntos. Debe ser entonces que la ONU no es tan irrelevante como se la pinta.

 

Tan es así que la privilegiada tribuna ha servido para acciones tan recordadas como deplorables (por lo histriónico y de mal gusto) como cuando Kruschev en 1960 se quitó un zapato para golpear su escritorio, o cuando en 1974 Yasser Arafat se presentó blandiendo una rama de olivo en una mano y señalando la ametralladora del terrorista con la otra o cuando el inefable Comandante Eterno en 2006 expresó que el lugar olía a azufre porque el día anterior allí había pronunciado su discurso el presidente Bush a quien calificó de Diablo.

339 JauaEnLaONUgr04

Maduro -chavista al fin- se dio el lujo de ofrecer unos días de suspenso explotando la incertidumbre de si iba o no a aparecer en aquel foro en el cual tenía pautado participar el pasado miércoles. En el último momento -o después aun- tomó la decisión “histórica” de dejar al mundo con los crespos hechos privando a la comunidad internacional de sus reflexiones que seguramente marcarían rumbos en el devenir mundial. En su lugar acudiría el Sr. Jaua.

 

La insólita excusa de Maduro & Co. es que temía por su vida, por su integridad y porque no lo fueran a respetar. Cree que es la tapa del frasco.

 

Naciones Unidas está ubicada en Nueva York porque cuando fue fundada en 1945 y pocos daban medio por su futuro, la familia Rockefeller donó el terreno que hoy ocupa en Manhattan y la Asamblea General -por unanimidad- aceptó la donación. Luego en 1947 se aprobó el Tratado de Sede entre la organización y el gobierno de EEUU cuyo artículo 13 dispone que el país anfitrión (EEUU) no podrá poner restricción de ninguna clase (visas, etc.), a nadie que desee acudir a Naciones Unidas. En virtud de tal disposición es que han llegado al corazón de la Gran Manzana -con sus respectivas visas- los enemigos más aborrecidos y aborrecedores del “imperio” tales como Fidel Castro, Arafat, Ahmadinejad, Nasser, Chávez y muchos más sin que en ningún caso hubiese habido incidente que no fuese algún grupito de opositores o partidarios de esos personajes congregados pacíficamente y bajo la vigilancia policial neoyorquina como corresponde a una democracia que respeta la libertad de expresión.

 

Así pues, el berrinche de Maduro, luego de haber reservado y pagado decenas de habitaciones en uno de los hoteles más caros, cuarenta vehículos y demás “gastos y viáticos” para una comitiva digna de un jeque árabe, más haber frustrado los tours de compras de muchas damas invitadas y prestas a gastar sus cupos de Cadivi dio paso a su reconcomio y se etiquetó él mismo con el calificativo que titula estas líneas: ridículo.

 

Invitamos al Gobierno a ofrecer la lista de la comitiva con el rol oficial de cada quien en la misma.

 

 

 

 
Adolfo P. SalgueiroAdolfo P. Salgueiro
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Top