SOBRE UNA BOMBA DE TIEMPO

JESÚS HERAS – 

 

Lo que está a la vista.

Cuando Maduro regresó de China en un Hércules de la Fuerza Aérea, sus acompañantes pudieron percibir el origen de la angustia que reina en el alto gobierno. 

Venezuela está aislada; el deterioro del bolívar es impresionante; las reservas en moneda extranjera están muy por debajo del límite mínimo aconsejable… y, a lo interno, el país se ve atenazado la disparada de los precios y la escasez. 

bomba-de-tiempo-339

El Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Médica Venezolana (CENDAS) publica su indicador de costo de la canasta básica familiar y señala que “se requieren 5,2 salarios mínimos para cubrir el costo de alimentos, artículos de higiene, servicios, vivienda, educación, salud y vestido y calzado.”(Notitarde, 18 Sept.) 

Horrendos acontecimientos se convierten en lugar común. Transcribo un parte de prensa que me llega: “Dos noticias sacuden hoy la conciencia, una es de Guárico y otra de oriente.  En la primera, en una cola para comprar harina una trifulca se armó cuando el vigilante dio paso a la muchedumbre. Un joven reclamó a unos buhoneros por el abuso de pasar sin hacer cola y lo mataron a puñaladas allí mismo. La de oriente es aun peor. Dos hermanas discutieron por la propiedad de un paquete de harina pan y en medio de la discusión, una le dio una patada en el vientre a la otra que estaba embarazada y ésta perdió el niño de seis meses.” 

Otro tipo de noticia le da la vuelta al mundo. Las cárceles venezolanas están en manos de los presos y no de las autoridades. “La policía francesa hizo un descubrimiento excepcional a bordo de un avión de Air France procedente de Caracas: 1,3 toneladas de cocaína pura contenidas en unas 30 maletas…” se señala que integrantes de la Guardia Nacional Bolivariana pudieran estar implicados.

Los chinos niegan el crédito en dinero efectivo solicitado por Maduro; los canadienses se niegan a abastecer el avión cubano; el Airbus presidencial no está asegurado; los “pranes” mandan en las prisiones. La cocaína viaja en aviones comerciales. Se sospecha la complicidad de algunos militares. La violencia se impone. El dinero no alcanza. La gente se mata por un paquete de Harina Pan.

Maduro anuncia que tomará las medidas más duras para enfrentar “la guerra económica”. Necesita fabricar culpables.

Lo que está a la vista, no necesita anteojos.

Viajamos sobre una bomba de tiempo.

 

 
Jesús HerasNo photo
Top