Guyana reincidente

Isaías Antonio Márquez Díaz
isaimar@gmail.com

 

Dada la actitud de un gobierno reconcentrado en el poder por el poder, es como Guyana, abusivamente, ha vuelto a otorgar dos concesiones, ahora, a la española Repsol y a la estadounidense ESSO, a objeto de que efectúen prospecciones costa afuera, vale decir, en nuestra Zona Atlántica, bajo la insensibilidad de la cancillería y otros entes encargados de responder por la soberanía territorial, como la Armada, pues hasta cualquier iletrado sabe la importancia de este fundamento en toda nación. Sería muy interesante saber ¿en dónde se hallan quienes se han rasgado vestiduras por la “Zona en Reclamación”, así como el buen oficiante Norman Girvan y su facilitador Roy Chaderton? Ya que son escasos los que se han manifestado ante las nuevas pretensiones guyanesas, incluido el presidente Maduro, quien durante su viaje a Georgetown, el sábado 31/08 pareciera haber hablado sobre nada con su homólogo, Mr. Ramotar.

 

Lo que sí pudiésemos asegurar, es el retroceso, inexorable, más de 40 años de gestiones por recuperarla, incluso hasta el Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

 

Es de resaltar que la nave Polarcus Asima-IMO9538127, propiedad de Repsol, ya está efectuando la sísmica y la geofísica respectivas.

 

No queda otra cosa que estimar sino la desidia, rayana en felonía.

 

Propongo, entre otros, la realización de un acto de soberanía territorial organizado por AN-FANB, en Punta Playa, isla Corocoro estado Delta Amacuro, sitio en donde culmina nuestra frente atlántico, a objeto de que hagamos presencia nacionalista en dicho espacio, el cual es nuestro desde 1777, cuando se crea la Capitanía General de Venezuela, pues así nació nuestro país, junto con la fachada y territorio de referencia.

 

Miembro del Consejo Académico del Idefv

 

 

 

 

Artículos relacionados

Top