Neymar en la mira

340 NeymarAnte el Valladolid no le pitaron dos penaltis que reclamó

Sergi Font / Barcelona

  

Es el jugador que más faltas recibe de la Liga, el que más veces va por el suelo tras las entradas rivales, pero no acaban de creer que sus caídas sean consecuencias del ímpetu del contrario. La mayoría, a excepción claro está de los aficionados del Barcelona, piensa que Neymar se tira en exceso y que se deja caer al más mínimo contacto. Sólo así se explica que el árbitro no pitara este pasado sábado dos penaltis reclamados por el brasileño, y que varios entrenadores se hayan quejado de su actitud.

 

El primero en acusar a Neymar fue Neil Lennon, el técnico del Celtic, que vio cómo su equipo se quedaba con 10 jugadores por la expulsión de Brown. El escocés había dado una patada en el suelo al brasileño tras haberle derribado previamente. Los gestos de dolor de Neymar fueron definidos por Lennon como “teatro”.

 

Al técnico del Celtic se le unió el del Valladolid, que tras el partido del sábado (4-1), se quejó del brasileño: “Neymar tiene un defecto pero no voy a decirlo”, aseguró JIM, que se negó a desvelarlo pero que dio a entender que se refería a los presuntos piscinazos del delantero del Barcelona. Fueron dos jugadas en la primera parte que acabaron con el mohicano por los suelos dentro del área, sin que el árbitro pitase nada y con el Camp Nou completamente encolerizado y mostrando pañuelos.

 

Neymar se defiende

 

El propio Neymar se defendió tras el encuentro. Sin querer polemizar con los árbitros ni con JIM, sí que quiso dejar claro que le habían tirado y que las penas máximas habían sido muy claras. “Espero que lo que ha dicho el entrenador del Valladolid sea algo bueno, que se refiera a algo positivo, y si no es así me encantaría escuchar lo que es. Pero no pasa nada”, apuntó.

 

Cuestionado por las jugadas polémicas, Neymar no se anduvo con rodeos y confirmó que le habían arrollado: “Para mí me hacen dos penaltis, ambos son falta”. El brasileño no quiso cargar las tintas sobre Teixeira, que se desentendió de las jugadas: “Todos los que están dentro del campo tienen derecho a equivocarse pero nos quedamos tristes porque fueron dos penaltis no pitados en un momento que lo necesitábamos”.

 

Mou se une a las críticas

Mourinho contribuyó ayer a echar más leña al fuego acusando directamente a Neymar de piscinero. “¿Qué hay de Neymar o Balotelli? Es algo que corresponde a las autoridades del fútbol. Yo no soy nadie, sólo doy mi pequeña opinión. Si no se hace algo, la próxima semana lo harán de nuevo. Mis jugadores saben que tendrán un problema conmigo si se tiran. Les he contado muchas veces que lo odio, está muy mal. Buscar que otro jugador vea la tarjeta roja es una vergüenza. Si algún día gano un partido y siento que lo hice con un comportamiento incorrecto de mis jugadores, les criticaré duramente”, explicó el técnico del Chelsea tras ganar ayer al Norwich.

 

Desde que Neymar fichó por el Barcelona, su fama de jugador que finge las faltas, sobre todo dentro del área, le ha acompañado, generando un debate que ahora ha llegado a su punto más alto. Aunque en ocasiones se demuestre que el brasileño tiene razón, la espectacularidad de sus caídas pone en tela de juicio la existencia real de las faltas que recibe. Desde el entorno azulgrana se piensa completamente lo contrario:le pitan menos faltas de las que recibe.

MARCA.COM

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top