Los militares quieren la vicepresidencia y la estatal petrolera también

RODÓ EN LA BARRA…!
BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)  
abcbuenaventura@gmail.com 

 

 

Muchos no están felices, sino arr…

 

Cayetano, mi amigo de tantos años, ya no baila Bembé como dice la vieja canción de mis años mozos, la que bailé hasta el cansancio con la negra Miguelina Adelina Longa, en los templetes o bailes populares que organizó Feturval, un organismo paramunicipal que terminó en corrupción por los años 60, pero una corrupción que en nada se parece a la de ahora. La de la revolución bonita no tiene comparación en la historia republicana de Venezuela. A los llamados boliburgueses o bolichicos les gusta el billete verde, pero no el viejo billete de 20 bolívares, sino los dólares americanos. Sin ningún pudor compran aviones, yates, casas y apartamentos en zonas lujosas de numerosas ciudades del mundo; tienen cuentas bancarias en dólares, desbarrancan empresas que fueron rentables- Sidor, Bauxilum, Venalum, Cemex, Agroisleña, Ferrominera del Orinoco, Lacteos Los Andes, Diana– por sólo citar algunas. A esta conversación llegué con mi informante Cayetano Catalino Cacique bebiéndonos un güisquicito con agua y abundante hielo, en el patio de bolas criollas. “Como tú dices, Buenaventura, ya no bailo Bembé. Ahora bailó al ritmo que toque el régimen con los alimentos de primera necesidad. Te digo una vaina, estimado amigo, nunca había sido testigo de una escasez de alimentos tan prolongada. La leche es un quebradero de cabeza, y el miércoles casi me doy unos carajazos con un moreno que me arrebató dos envases de leche descremada que eran para mi mujer Ruselia Margarita. Y la otra vez me sentaron de nalgas sobre unos bultos de harina de maíz, después de eso sentí que esa “marabunta” me jalaba para todos lados mientras atenazaban los empaques. En medio del vaporón noté que había tres carajos que hacían pases con los paquetes como si se tratara de una partida de rugby o de fútbol americano. De allí salí reventao y con una manga menos en la camisa que me regaló Roseliano Julián, mi hijo, en el día de mi cumpleaños”. El viejo amigo agregó que con ese historial y después de reparar la nevera y el congelador dañados por los constantes apagones; sin agua para darse una ducha y con el kilo de carne a 100 bolívares, “soy el candidato ideal para recibir la atención del viceministerio de la Suprema Felicidad Social. ¿Te parece, Buenaventura, que soy el carajo más feliz de Venezuela? Y así como yo hay millones en el país, que lo que  están es arrechos”.

evaluación a la vista Rafael Ramírez lo niega. Nelson Merentes dice que eso no es posible. Nicolás Maduro se molesta con solo escuchar esa palabra. Pero, los venezolanos, ya no creen en cuentos chinos ni en cantos de sirena. Además vamos hacia una inflación record este año y nadie quiere enderezar el rumbo, ni darse por enterados de que la receta comunista es un fracaso. Si estuviera Rodrigo de Triana en al Palo Mayor, gritaría “Devaluación a la vista!”

Devaluación a la vista
Rafael Ramírez lo niega. Nelson Merentes dice que eso no es posible. Nicolás Maduro se molesta con solo escuchar esa palabra. Pero, los venezolanos, ya no creen en cuentos chinos ni en cantos de sirena. Además vamos hacia una inflación record este año y nadie quiere enderezar el rumbo, ni darse por enterados de que la receta comunista es un fracaso. Si estuviera Rodrigo de Triana en al Palo Mayor, gritaría “Devaluación a la vista!”

 

Los militares quieren poder…y más poder

 

La patria se cae a pedazos con un presidente cuestionado que es incapaz de zanjar la diatriba sobre el país donde nació. Nadie en el Gobierno habla de ello, pero los militares – sabedores de la verdad- usan la información privilegiada que tienen para hacerse de más poder, a sabiendas de la debilidad de Nicolás cuya vida anterior a la Cancillería es todo un enigma, mientras en Cúcuta han amenazado a amigos y familiares para que no hablen. De esa situación varios periodistas de medios internacionales dan testimonio. Maduro está arrinconado frente a los oficiales que dicen ser los genuinos defensores del ideal chavista. Lo acosan. Quieren la vicepresidencia de Jorge Arreaza, pero también inquietan a Rafael Ramírez, en PDVSA y a José David Cabello en el SENIAT, quien ve algo diezmado el poder de su hermano Diosdado en el campo militar. Maduro carga tres grilletes que no lo dejan despegar: las dudas sobre el país en que nació, el cuestionamiento de su legitimidad como presidente y la galopante crisis económica. Procopio Ascensión Matute me confió que los militares le encontraron su lado flaco y dejan colar rumores de golpe para angustiarlo. Luego aparecen como salvadores de la patria y exigen una mayor cuota de poder. “La situación es tan delicada en las Fuerzas Armadas que a la ministro Carmen Meléndez de Maniglia la tienen jugando banco.  Quiso designar a un compañero de la Armada en un cargo de responsabilidad, pero el Alto Mando Militar lo impidió. Desde ese momento quedó en evidencia su falta de poder en las filas castrenses. Se comenta que no sería raro que el Alto Mando obligue a Maduro a sacarla de Min. Defensa para acomodar allí al general Wilmer Barrientos. Lo curioso es que esta nueva claque privilegiada, ha venido desactivando la injerencia cubana en los cuarteles lo que hace a Maduro más endeble. La captura del buque panameño en la zona del Esequibo fue ordenada y ejecutada por la Armada sin consultarlo con Maduro. Esa es la realidad, Buenaventura”, añadió el espía de mi red. Yo no quisiera estar en el pellejo de Maduro, digo yo, Buenaventura Noriega, que de pendejo no tengo ni un pelo.

 

NOTI RÁPIDAS

 

ENTREGA A LOS CHINOS. Guardias nacionales, milicianos y chavistas de base tomaron por asalto el Hotel Amazonas que administraba la Gobernación de ese estado, mientras Izarrita tuiteaba como si se tratara de partes de guerra. De frente y por mampuesto atacaron al gobernador indígena Liborio Guarulla, pero razones había. El Hotel está repleto de chinos que iniciarán las exploraciones minerales en la zona, de conformidad con un convenio adicional firmado por Maduro. También arribaron cubanos en labores de espionaje. Para eso querían el hotel.

DEUDA MILLONARIA. El Gobierno incumple con el pago en dólares de la repatriación de capitales que deben hacer las transnacionales. A las líneas aéreas les adeudan más de 2.000 millones de dólares. A Johnson & Johnson y a Procter las tienen al borde del colapso y comentan que se han dado un plazo hasta diciembre para irse del país. Y la Toyota ya no envía material para el ensamblaje de vehículos desde su planta matriz.

TRAMPA A LA VISTA. Plinio Absalón Casadiego, un informante que me reporta desde Caracas, dijo que vio pasar el 23 de octubre, día pautado para la auditoría de la tinta indeleble, pero no se hizo nada.  Refirió mi informante que hay preocupación, ya que en las elecciones presidenciales el CNE compró una tinta de mala calidad, que no era indeleble, y se supo que muchos electores al salir de los centros electorales la borraban o limpiaban con cloro. ¿Se repetirá la historia?

SÚPER TECNÓCRATA. Se trata de Marcos Torres, presidente del Banco Industrial, del Banco del Tesoro y ahora del Banco Bicentenario. También es ministro de la Banca Pública y amigo de Jorge Arreaza, que ocupa un espacio importante en los organismos financieros del Gobierno compartido con sus panas Ricardo Meléndez, Alejandro Fleming y el mismo Torres, pero que no comparten los familiares de Hugo Chávez que quedaron como la guayabera.

¿OTRO CARACAZO? La candidatura de Miguel Flores lleva un tiro en el ala. A esa conclusión llegan los analistas de botiquín al ver a Ameliach asumir desde la gobernación funciones fundamentales de la alcaldía: la basura, la Plaza de Toros, el Parque Recreacional Sur.

BÁÑATE CON VEL. Jorge Arreaza se está quedando solo, Maduro ya no lo quiere. Lo señalan directamente en la defenestración del anterior presidente del Banco Bicentenario, un amigo de Cilia y Nicolás, por lo que tuvo un encontronazo con el ilegítimo que junto a la “primera combatiente” también ocupan espacios definidos en los círculos financieros del Gobierno. ¡El que menos puja, suelta una lombriz! decía mi padre, Primitivo Buenaventura.

 

Artículos relacionados

Top