LOS MUNICIPIOS QUE DEFINIRÁN LA MAYORÍA

 

346 Venezuela-voto-eleccion-Chavez-Capriles_ECMIMA20121007_0049_4Franz Von Bergen
fvonbergen@el-nacional.com

 

Las tendencias son claras: el chavismo ganará la mayoría de los municipios pero la oposición habrá triunfado si vence en 100.

 

De las 335 alcaldías que se eligen el 8-D, el comportamiento electoral mostrado desde 2008 por 113 de ellas parece señalar que sus resultados están sentenciados. Las 222 que restan, 66% del total, dependen de liderazgos locales, divisiones y la capacidad de movilización.

 

En varias capitales de estado la lucha que ayer comenzó será particularmente fuerte

 

La Alcaldía de Barinas está a 30 minutos de Sabaneta, el mayor pueblo del municipio Alberto Arvelo Torrealba y la cuna del líder político que polarizó las elecciones venezolanas desde 1998, Hugo Chávez. Pese a la cercanía de ambas jurisdicciones, su situación política es totalmente distinta y retrata el panorama general de cara a las municipales del 8 de diciembre: los resultados en un grupo de municipios serán cerrados, mientras que en otros la situación parece ya definida a favor del chavismo o la oposición.

 

La capital del estado Barinas forma parte del grupo en los que las elecciones serán reñidas. La oposición ganó allí por un margen estrecho en los 2 últimos comicios, aunque el promedio de los últimos 5 sufragios para elegir representantes pone al chavismo adelante por 7 puntos. Alberto Arvelo Torrealba, por su parte, está entre los definidos. El PSUV ha vencido en las últimas 5 elecciones con una diferencia promedio de 61,9 puntos.

 

La situación de la capital de Barinas se repite en 222 municipios del país, que se subdividen en 3 grupos con situaciones distintas.

 

Uno está compuesto por 92 alcaldías altamente reñidas, 11 de ellas capitales de estado. En cada una, el promedio de diferencia a favor del chavismo o la oposición en los últimos 5 comicios no pasa de los 10 puntos. En 90, los triunfos en esos procesos se han repartido entre los 2 bandos y en 10 la oposición ganó por primera vez el 14 de abril de la mano de Henrique Capriles.

 

El segundo grupo es de 37 jurisdicciones y muestran un comportamiento electoral con cierta inclinación hacia una de las dos alternativas políticas. Desde 2008, 28 han sido ganadas por el chavismo con un promedio de entre 10 y 15 puntos de diferencia, mientras que la oposición ha logrado lo mismo en 9.

 

El último segmento es el más numeroso. Lo integran 93 municipios y la variación en sus resultados dependerá directamente del peso de factores especiales como divisiones en las candidaturas o fluctuaciones muy importantes en la participación. 86 muestran una tendencia fuerte hacia el chavismo y 7 hacia la oposición, con un promedio de diferencia mayor a 15 puntos. Sin embargo, en cada uno de ellos y en al menos una elección, los márgenes de distancia se redujeron a menos de 15 puntos, lo que deja una puerta abierta para casos muy especiales: en 2008 las divisiones causaron 47 derrotas a algún bando y 11 se dieron en este tipo de lugares (23,4%). En algunos casos, salieron beneficiadas toldas aliadas del chavismo o independientes.

 

Un ejemplo fue el municipio Ribas, en Guárico, que tiene tendencia a favor del oficialismo pero se combinó un liderazgo fuerte con una división chavista para que la oposición lo ganara en 2008. Por otra parte, el 16-D la oposición perdió la Gobernación del Táchira por la desmovilización de su militancia.

 

Finalmente, entre los 113 municipios que muestran un comportamiento bien definido,104 son chavistas y 9 opositores. Las alcaldías de oposición tienden a tener mayor peso población: entre esas 9 acumulan 22,8% de los votantes que tienen las 104 chavistas.

 

¿Cómo leer los resultados? Las tendencias son claras y analistas políticos como John Magdaleno y Oswaldo Ramírez coinciden con ellas: el chavismo ganará la mayoría de los municipios y la oposición habrá triunfado si vence en 100; 4 más de los 96 obtenidos por Capriles el 14 de abril.

 

Ramírez, director de ORC Consultores, añade un dato clave: debido a la distribución geográfica, al chavismo le basta con 37% de los votos para ganar 150 alcaldías (44,7% del total).

 

Lo que ocurre es que las opciones de triunfo de la oposición se dan en las alcaldías que concentran mayor peso electoral. Así, con menos de 100 municipios (29% del total) podría llegar a gobernar localmente sobre una mayor cantidad de población.

 

Si alcanza este objetivo, la MUD podría completar la misión de ganar la votación en el total del país.

 

En este renglón varias encuestas muestran un empate técnico entre los dos bloques, comenta Magdaleno, director de la firma Polity.

 

Varios factores influirán en el resultado final: la participación de cada grupo, el clima de opinión negativo por la crisis económica y la inseguridad, la ausencia de Chávez y los liderazgos nacionales de Nicolás Maduro y el opositor Henrique Capriles.

 

Los expertos no se atreven a predecir el impacto final que tendrán las nuevas medidas contra la “guerra económica” en los comicios. Magdaleno advierte que son acciones populares que benefician a los estratos E, D y C, por lo que podrían mejorar la imagen de Maduro. No considera que sea suficiente para frenar un avance de la oposición respecto a los resultados de las elecciones de 2008.

 

Ramírez alerta que la situación puede reducir la participación ­en el chavismo, al disminuir el voto castigo y, en la oposición, al percibir un ambiente de caos-, aunque no debería ser el factor decisivo.

 

Piensa que se busca crear nuevos enemigos para repartir las culpas de los problemas que vendrán el próximo año.

 

 

 

 
Etiquetas , ,

Artículos relacionados

Top