OTRA FOTO DEL MERCOSUR RESQUEBRAJADO

Martin Dinatale

Martin Dinatale

Martín Dinatale

 

 Venezuela viene dando traspiés para amoldarse a la normativa del bloque y la cumbre de presidentes convocada para el 17 de diciembre próximo en Caracas, podría ser el preludio de su resquebrajamiento.

 

Una nueva fase de decadencia económica y de debilidad política transita por estos días el Mercosur. La cristalización de la nueva crisis de la región se verá claramente reflejada en la próxima cumbre de presidentes en Venezuela. Pero ya hay indicios firmes para aventurar que el bloque regional ingresó en una debacle de difícil salida.

 

Los desencuentros entre diferentes países por problemas de trabas comerciales, la imposibilidad de Paraguay de sumarse al bloque formalmente, los enfrentamientos de la Argentina con Brasil y Uruguay, los traspiés de Venezuela por amoldarse a la normativa del bloque y los problemas para presentar una oferta común para negociar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea (UE) son algunos de los escollos que presenta hoy el Mercosur y ponen en riesgo su sustentabilidad.

 mercosur-requebrajado

La reciente reunión de cancilleres del Mercosur que se hizo en Caracas fue poco difundida pero no por ello dejó de ser ríspida. Mostró que las diferencias entre los países de la región son cada vez más profundas. Allí, el canciller de Brasil Luiz Alberto Figueiredo reprochó duramente a su par argentino Héctor Timerman por los frenos que impone Buenos Aires al momento de entablar un acuerdo con la UE y por las barreras proteccionistas que fija la administración de Cristina Kirchner. Pero no fueron los únicos cruces. También Venezuela se quejó con Paraguay por la demora de su Parlamento en avalar el ingreso venezolano al bloque y Uruguay transmitió su malestar a Caracas por la falta de cobro de sus exportaciones.

 

No hay nada nuevo bajo el cielo latinoamericano. Pero esto es apenas un preludio de lo que será la cumbre de presidentes que se hará en Caracas el 17 de diciembre próximo y representa otra fotografía de un Mercosur resquebrajado.

 

El presidente paraguayo Horacio Cartes no fue invitado oficialmente a la cumbre del Mercosur por lo que no asistirá, confirmó  el canciller Eladio Loizaga.

“Desde el punto de vista legal Cartes no puede participar en la cumbre de mandatarios porque el ingreso de Venezuela al bloque aduanero regional no fue aprobado por el Congreso paraguayo”, explicó el canciller paraguayo a modo de excusa por el faltazo de su presidente.

 

El 12 de agosto de 2012 la Cámara de senadores de Paraguay rechazó la incorporación del país caribeño. Igualmente el 29 de junio de 2012 Venezuela se acopló a Mercosur como miembro activo por decisión de los presidentes de la Argentina, Brasil y Uruguay. Paraguay no intervino ya que, previamente, fue suspendido por tiempo indeterminado como consecuencia de la destitución del entonces presidente Fernando Lugo. Así, la situación de Paraguay en el Mercosur quedó legalmente complicada y débil.

 

La cumbre de Venezuela no sólo reflejará el faltazo de Cartes y el de Cristina Kirchner. También expondrá los graves problemas que presenta el bloque para presentar una oferta a la UE y negociar un acuerdo de libre comercio.

 

“Es probable que la negociación con la Unión Europea deje al desnudo la falencias que tenemos”, se sinceró un destacado diplomático de Uruguay. Precisamente la administración de José Mujica y la de Dilma Rousseff ya tienen en carpeta una oferta para negociar con la UE mientras que Venezuela y la Argentina aún no logran definir el listado de 100 productos para negociar en libre comercio con los europeos. Los plazos se acortan: el 31 de diciembre todo el bloque debería presentar una oferta a la UE y si no lo hacen todo se corre el peligro de que Brasil y Uruguay avancen en forma separada. Sería la peor señal hacia el mundo.

 

Otra muestra certera de que las cosas no marchan bien para el Mercosur son los resultados comerciales

 

Para saldar la ausencia de Paraguay en esta negociación con Europa, Uruguay propuso crear una suerte de secretaría comandada por Cartes para que los paraguayos ocupen un rol de coordinador del diálogo. Nada de esto se aprobó aún.

 

Los cortocircuitos entre Brasil y Uruguay con la Argentina por las trabas a las importaciones que impone Guillermo Moreno potenciaron los conflictos intra Mercosur. Tampoco ayudó el retraso de Venezuela por acoplarse a la normativa de la región. Según indicaron fuentes calificadas del bloque la gestión de Maduro sólo adaptó su administración a un 20% de las reglas de juego que tiene el bloque.

 

Las exportaciones del bloque regional cayeron en 2012 y también en lo que va de 2013.

Según un informe de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI) que dirige Marcelo Elizondo, mientras que en 2012 la Comunidad Andina creció en sus exportaciones el 5,1% y el Mercado Común Centroamericano un 5,5%, el Mercosur es la subregión que decreció: -2,2%.

 

“Esto marca claramente una mejor performance del eje de países del Pacífico y una peor performance de Argentina y Brasil, Paraguay y hasta Chile, país del Pacífico pero vinculado parcialmente al Mercosur”, explicó Elizondo.

 

Las exportaciones del Mercosur medidas en la facturación (valor) en el primer semestre de 2013 decrecieron -1,4%. Así, como cayeron en 2012, caen en 2013.

 

Quizás los resultados comerciales sean una señal de alarma para que los presidentes del Mercosur logren saldar una foto resquebrajada. O tal vez, esos mismos números profundicen esta crisis que viene de arrastre..

 

@LANACIÓN

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top