BOCHORNO INSTITUCIONAL

Rafael J. Chavero Gazdik
rchavero@hotmail.com

 

Sólo horas para la diputada Aranguren y varios años para Cabello

 

Eso de la separación de poderes o del chequeo y balance pareciera que no es otra cosa que un invento imperialista de naciones retrasadas. La verdadera democracia se apoya, ya lo decía una presidenta del TSJ, en la colaboración de poderes. Todos trabajando para un mismo fin revolucionario, la consolidación del socialismo del Siglo XXI (cualquier cosa que signifique eso). Nada de estorbos o controles, pues en definitiva, el rey no se equivoca. Los controles democráticos no pueden retardar los caprichos del poder.

 

Diputada Aranguren

Diputada Aranguren

Qué mejor ejemplo del engranaje coordinado de nuestros poderes del Estado que el reciente y triste episodio del Diputado 99. El Presidente necesitaba un voto para legislar por canales oscuros y fuera del Parlamento. Para ello decidió hurgar entre los posibles suplentes, y allí encontró a un revolucionario, no sabemos si por conciencia o por conveniencia. Verificado el compromiso sólo restaba sacar de juego a la diputada titular, y para ello se tiene al TSJ.

 

Al parecer, la diputada (ex PSUV), aparecía como presidenta de una empresa encargada de eventos en Maturín. Esa empresa había traído a Daddy Yankee y a los amigos de Messi en el año 2008. Al parecer, dice el TSJ, no pagaron correctamente los impuestos de espectáculos públicos y utilizaron mecanismos (legales para la época) de obtención de divisas distintos a Cadivi. Rápidamente se rescata esa investigación que esperaba su momento estelar y se declara que hay méritos para enjuiciarla y se le separa de su carga. Bienvenido el suplente. Por cierto, al día siguiente, el mismo TSJ cierra la investigación del diputado Cabello, a quien no se le encontró irregularidad alguna en su paso por Miranda.

 

Inmediatamente el Parlamento le responde al Presidente. Las tres quintas partes de la Asamblea (99 diputados) aprueban el cheque en blanco, con una argumentación que no convence ni a un imberbe. Todo esto con el apuro que exige una campaña electoral, ya que ese es el elemento crucial, pues de otra forma no habría problema en legislar con la mayoría que dispone el Gobierno en la Asamblea Nacional.

 

Como vemos, la justicia puede ser bastante ágil, al menos para algunos. Sólo horas para la diputada Aranguren y varios años para Cabello. Así se obtiene una Ley Habilitante con una “legitimidad” impecable. Esa es la democracia que tenemos.

 

Ya se verá después cómo se recoge este precedente del TSJ, pues ya se darán cuenta los revolucionarios que con ese criterio pueden encarcelar a todos los responsables de construir viviendas sin los permisos municipales o de organizar sus eventos sin pagar los impuestos.

 

 

 

 
Etiquetas , , ,

Artículos relacionados

Top