El ABC de Enrique Lares Monserratte – Abogado y cineasta

Lares considera que “la gente va a votar cabizbaja y triste”.

Lares considera que “la gente va a votar cabizbaja y triste”.

Maduro lanza pancadas de ahogado. Quien se abstiene es porque siente que le van a  robar su voto. Chávez no le ganó a Salas Römer con una diferencia abismal. Aunque no está en juego la presidencia de la república, será demasiado evidente el fraude, señala el jurista y hombre de cine.

 

Macky Arenas

 

Abogado, pero como si no lo fuera, pues estudió dirección de cine en el Ateneo en 1983 y a eso se dedicó. Se hizo productor y director y resultó premiado por su documental “Probado en Fuego”. Llegó a director de la Sala Margot Benacerraf. Estuvo entre los miembros de Fundavisión Latina, institución creada por Gabriel García Márquez y ejerció de productor ejecutivo del Encuentro Internacional de Televisión, donde se dieron cita los responsables de las telenovelas del continente. Productor de la película “Taita Boves”, trabajó como Vicepresidente de Comercialización de CineMarte. Fue dialoguista de televisión con Fausto Verdial. En 1986, en medio de la revisión autocrítica de los franceses sobre su cine, se realiza en Francia el evento “L’ air du temps” donde se dan cita importantes factores del medio, entre ellos Enrique Lares, por Venezuela. Esto fue lo que nos dijo para los lectores de ABC de la Semana.

 

_  ¿Te reconoces en los  compatriotas que saquean y vandalizan?

 

_  Soy de los que pienso que el venezolano no ha cambiado demasiado. Hay cosas que no pasaban antes, es verdad. Hay un matrimonio trabajando en casa de unos parientes míos que pidió permiso para salir –en pleno agite de calle- porque ella iba a comprarse una nevera y él unos zapados deportivos. Con todo el cariño se les dio el permiso.  Ella es famosa por sus hallacas y su ensalada de gallina, que vende con gran éxito. Son legendarias sus comidas y yo me pregunto: ¿van a meter los zapatos Nyke en la nevera este año? ¿Quiere decir que el dinero que ahorraron para preparar las delicias, que cada año les permiten hacer bastante dinero extra, los van a gastar en unos zapatos y una nevera? Algo me asombró toda la vida: cuando era estudiante en EEUU, notaba que los compañeros, por regla general, tenían poca ropa; los venezolanos exhibían 5 abrigos de invierno, 5 de otoño, 5 de primavera…increíble, arrasaban con los “sales”, las rebajas.

 

_  ¿Somos un país consumista por encima de todo?

 

_  Lo somos, asombrosamente consumista. El venezolano es el gentilicio masculino que más compra zapatos, cinturones, corbatas, quienes más se hacen la pedicure, los que más compran celulares. Es increíble que no hacen cola para comprar medicinas ni saquean por comida -porque no se están muriendo de hambre- sino que se matan por una televisión y son capaces de esperar lo que sea por unos zapatos deportivos.

 

_ ¿No es alucinante que sea el propio gobierno el que auspicie estos hechos?

 

_  Por supuesto. Por decir lo menos, enormemente irresponsable, una táctica que en criollo se llama “escupir para arriba” porque tendrá un efecto boomerang. Al primero que le interesa mantener la calma es al gobierno. Carlos Andrés Pérez, en Miraflores, en el año 1989, tenía que estar asustado. Esas cosas se pueden revertir. Contrariamente a lo que dicen las encuestas y las máquinas Smartmatic, la popularidad de Chávez, a partir del 2003, es parte del pasado.

 

_  Pero ganó en 1998, quizá la única vez que no hubo dudas al respecto…

 

_  Hay que decir que Chávez no le ganó a Salas Römer con una diferencia abismal, a diferencia de lo que mucha gente, que no lee, supone. Es el cuarto presidente más votado, nunca el más votado. El primero fue Jaime Lusinchi, el segundo Carlos Andrés Pérez en su segunda presidencia, luego el mismo Pérez en su primera presidencia y el cuarto fue Chávez. Debemos recordar que  fue el año de la más alta abstención, el 98, cuando le ganó a Salas Römer. Suficientemente comentado. Todo Presidente en ejercicio sufre una lógica caída, una erosión de su popularidad que conduce al voto castigo.

 

_  ¿Lo castigaron el 2004?

 

_  Ese año hubo fraude. Chávez fue revocado. Maduro tiene una popularidad aún menor y ahora lanza patadas de ahogado, un recurso desesperado ese de identificarse con los pobres de una manera artificial, falsa, poco sentida, impostada, al tiempo que socava la solidez económica de ciertas empresas privadas al promover saqueos.

 

_  ¿Qué beneficio obtienen?

 

_  Muchos están conscientes del desempleo que ello traerá. Frecuento a un kioskero que hace años ya se pasó al antichavismo quien, junto a los que me expenden gasolina, tienen una sola letanía en los labios: “El pobre siempre es el que se fuñe y eso que hace Maduro es perjudicar al pobre porque es demasiado torpe. A fin de cuentas él ya no es pobre; si lo fuera no haría eso”

_  Con esas brazadas de ahogado van para 16 años…

_  Cuando la oposición decretó la abstención en las elecciones siguientes al Revocatorio, eso era lo lógico. Lo ilógico es que no votes y luego te dirijas a quienes fueron electos de una forma espuria como si fuesen legítimos.

 

Cómo hay que votar

 

¿Qué se podía hacer?

 

_  ¿Qué fue lo que hizo Alejandro Toledo en Lima, teniendo al lado en una mesa, a 25 centímetros, a Jimmy Carter?  Cantó fraude y a pocos meses salieron de Fujimori. A la oposición se le exige probar el fraude: eso es imposible porque los hechos físicos los tiene el gobierno. En la historia de la humanidad eso no se prueba así: Mucha gente habla de eso como si no lo supiera y lo saben perfectamente. Con las máquinas de Smartmatic no se vota ni para elegir la reina del carnaval de Venecia, porque son bidireccionales. He tenido recurrentes reuniones con Mercedes Febres Cordero, miembro de Esdata, personas mucho más calificadas que quienes integran el grupo La Colina. Estos últimos se definen como un grupo de oposición pero defienden al CNE. Imposible de entender. Van a elecciones porque es la línea de la oposición, pero aceptan que no se cuenten los votos porque las Smartmatic no cuentan los votos.

 

_ ¿Cómo votar?

 

_ Como se vota en Colombia. Como se vota en Chile, con primera y segunda vuelta. Así quiero votar yo, limpio, transparente. Como hemos votado en Venezuela toda la vida hasta que inventaron este asunto turbio. Como se vota en México…

 

“Todo Presidente en ejercicio sufre una lógica caída que conduce al voto castigo”.

“Todo Presidente en ejercicio sufre una lógica caída que conduce al voto castigo”.

_  Pero con ese discurso, no tardan en calificarte de abstencionista…

 

_  Es que aquí el que se abstiene no es porque se fue a la playa sino porque siente que le van a  robar su voto. Cuando se llamó a abstención en 2005 yo acaté ese llamado porque estaba seguro de que mi voto no había sido contado en el Referedum Revocatorio. Soy de los que pienso que todas las elecciones que han seguido han sido fraudulentas. J.J. Rendón dijo verdades y curiosamente más nunca lo volvieron a entrevistar, lo mismo que a la gente de Esdata que parece no existir para la gran mayoría de los medios radioeléctricos.

 

_ Tal vez se piensa que van a fomentar la abstención…

 

_  ¡Pues que la fomenten! Lo justo es que la gente sepa a qué atenerse. Si tú te vas para Aruba a jugar en un casino y sabes que el krupier te está haciendo trampa en la ruleta, ¿tú sigues haciendo la cola porque vas a “ganar espacios”? ¡Lo que vas es a perder los reales, por pendeja! Lo que tienes es que cantar fraude, ir al gerente del casino o del hotel y acusas al señor de fraude. Está envenenada la ruleta, nunca cae en  rojo, eso es lo que está pasando aquí. La actitud es “cállate la boca, no digas nada” ¿qué es eso? El ente comicial está completamente corrompido y me pregunto cómo un grupo de opositores se dedican a reivindicar a las máquinas Smartmatic. ¡Increíble! En Brasil se vota con máquinas, pero no con esas…

 

_  ¿Qué efecto crees que tendrá el haber cantado fraude las pasadas presidenciales, sin que ello haya tenido concreción?

 

_  Las brazadas de ahogado del gobierno pienso que se deben a que esta vez, aunque no está en juego la presidencia de la república, el régimen está tan desprestigiado que algunos triunfos harán demasiado evidente el fraude y no les quedará más remedio que aceptarlos. En este instante no podría precisarte cuáles pero se huele…es decir, permitirán algunos triunfos para la oposición a fin hacer creíble el grueso del fraude. Es el papel que han ayudado a jugar las encuestadoras.

 

El papel de los encuestadores

 

_  Ya que las mencionas, ¿cómo evalúas su rol en los procesos políticos en Venezuela?

 

_  Fundamental. Hay muchos conocidos que me dicen: “No te engañes, desgraciadamente este país está chavista”. Ya sabes, es el tipo de gente mayor, que jamás se detiene a conversar con el que le pone gasolina, le vende un periódico o le maneja un taxi…que no es mi caso. Recuerdo la campaña electoral que ganó Luis Herrera Campíns, cuando un bojote de copeyanos deprimidos recitaban la cantaleta: “Este país es adeco, no vamos a ganar”…y perdió Piñerúa. Yo sí averiguo, hablo con todo el mundo, indago, pregunto y escucho. Las encuestas están alejadas de la realidad.

 

_  ¿Qué te hace pensar eso?

 

_  Todas tienen algo turbio. Han hecho creíbles los fraudes. Tengo amigos que les creen a pie juntillas. Voy a citar algo que es parte de la historia contemporánea de Venezuela. El año 2007, cuando se votó la reforma constitucional y ganó la oposición, a las 4:30 de la tarde, un conocido encuestador convocó a una rueda de prensa donde estaban presentes corresponsales internacionales ¡por carretillas!. Eso fue en Caracas. A esa hora dijo que el chavismo había ganado. Muchos de esos corresponsales rebotaron la noticia que llegó a todas partes del mundo. La gente de la oposición se salió de las colas, en actitud de derrota, pensando que en realidad se había perdido. Esa persona sigue siendo citado como un encuestador confiable. ¿Cómo puede ser eso?

 

¿Y en qué quedó la cosa?

 

_  En una recepción para esos corresponsales extranjeros, la misma noche, hablé con varios de ellos que celebraban no haber sido despedidos por repetir lo que ese encuestador dijo. Ellos suponen que un individuo que se dedica a eso debe ser serio. Aún no ha presentado excusas y a ellos casi los ponen de patas en la calle. ¡Ese no puede ser alguien confiable! Hemos perdido la sindéresis en materia de encuestas y aún hay gente, sólo comparable con Bambi, que les cree.

 

_  Aparte de ese caso, ¿qué has notado en sus presentaciones?

 

_  La gente va a votar cabizbaja y triste porque alguno de esos “oráculos” dijo que, sorprendentemente, Nicolás Maduro presentaba un inexplicable repunte porque ese día se afeitó los bigotes mejor y entonces produjo un efecto rarísimo. Justo el penúltimo día en que se puede mencionar datos, dicen que comenzó a subir y que va a ganar. Es el juego: entusiasman a la oposición para que participe asegurando que se puede ganar y, casi en la raya, te cuentan otra historia. Ya yo les tengo mordida la cosa.

 

_  ¿Alguna evidencia concreta?

 

_  Justamente, Luis Vicente León –Datanálisis- anunció, una semana antes de las regionales del 2009, la derrota de César Pérez Vivas, de Carlos Ocariz y de Henrique Capriles Radonsky, entre otros nombres emblemáticos de la oposición. Te cuento que la oposición obtuvo 67 diputados en las elecciones parlamentarias en que León pronosticó un máximo de 40 diputados, una semana antes de las elecciones. Pero se lavan la cara porque nadie lo coteja, nadie los confronta. Y esto es historia patria, puede constatarse con un simple seguimiento de prensa. Lo mismo le pasó a Schemell cuando pronosticó el triunfo en Caracas de un presentador de TV, colocaba a Istúriz de segundo y a Ledezma de último con un 2,2%. El resultado fue que su candidato “ganador” sacó algo así como el 4% y quien ganó fue Ledezma, a quién él colocaba detrás de la ambulancia. Y ese señor sigue tratado como un profesional confiable en lugar de haber perdido la credibilidad que, en cualquier país que se respete, ameritaría perder. Al contrario, existe gente que no pone en duda su palabra.

 

IMG_00000098_  ¿Cuál debe ser el comportamiento de un encuestador?

 

_  En la historia del planeta Tierra, ni siquiera en Venezuela antes de este circo, los portavoces de las encuestadoras figuran cual vedettes. Por el contrario, son personajes discretos y mientras más, mejor. No deben ser gente pública ni líderes de opinión. Aquí son opinadores de oficio. ¡No puede ser que sean divas de los medios! Lo que hacen es dedicarse a construir matrices de opinión y las construyen, lo cual no es para nada ético.

 

_  ¿Cómo crees que repercutirá todo esto en los tiempos por venir?

 

_  Cuándo aquél zaperoco de la Plaza Altamira –el año 2004- cuando mataron a la señora Ron y le cayeron a tiros a Ernesto Alvarenga por atreverse a protestar lo que consideraban un fraude, los dirigentes de la oposición gritaron “¡Esto no fue fraude!”…allí se ubica el principio del fin. En esa ocasión pudimos haberle dado a esto un término pacífico porque, repito, cantar fraude como lo hizo Alejandro Toledo en Perú es legítimo. Muy poco tiempo después, días apenas, los exit-pols que actuaron aquí fueron los mismos que indicaron el triunfo de Alan García en Perú, con un margen de 0,2% de error. Aquí daban un 60% a 40% a favor de la oposición. ¿Eran buenos allá y malos aquí? ¿Se pelaron por 40 puntos? ¿Quién cree eso? Hay que leer las publicaciones de Esdata, las más serias y sólidas sobre estos temas. Quien vea en la abstención el enemigo y no en las máquinas le hace un gran favor al gobierno. Definitivamente, lo ilegítimo es legitimar un fraude, bien sea por acción o por omisión.

 

 

 

 
Etiquetas , ,

Artículos relacionados

Top