FANATISMO “POR DEFECTO”

ELBA ESCOBAR

ELBA ESCOBAR

 

Jorge Sayegh
JorgeSayegh@gmail.com

 

Se trata de aprender a ser mejores personas y no sólo de ser antichavistas por default

 

Hace unos días Elba Escobar participó en un evento público donde estaba el Presidente de la República. Resultado: la masa escuálida se volcó en un acoso vejatorio sobre la cuenta Twitter de Elba. “Vendida”, “camaleona” y “traidora”, son unos de los pocos epítetos que el manual de redacción de El Universal me permite repetir.

 

Poco importó que la señora Elba Escobar -con todo el respeto que se merece como persona y como artista popular- no es que hubiera pronunciado su apoyo al gobierno, sino que sólo participó en un acto que conmemoraba nada menos que el anuncio de la próxima Navidad. La fecha cristiana que convoca a la paz y al amor universal. Es evidente que este diario y esta columna la leen más ciudadanos identificados con la oposición que con el gobierno. Por eso, y conservando el tono cristiano, sugiero que dejemos de criticar por un momento la paja en el ojo ajeno y comencemos a fijarnos más en la viga intolerante que nos ciega.

 

Es muy probable que el 8D la oposición acceda a más espacios de poder y que, totalizados los votos, la proporción electoral sea bastante desfavorable para el gobierno. Sin embargo, el reto será cómo administrar una mayoría, pero más moral que ejecutiva, porque el gobierno central seguirá controlando los poderes del Estado y las gobernaciones. En mi humilde opinión, los resultados favorables para la oposición, sólo serán rentables si sus líderes son capaces de convocar a la unión, aun a pesar de la labor provocadora que, sin duda, utilizará el gobierno como estrategia de división. Pero la unión sólo podrá alcanzarse si los “escuálidos” de a pie y de a Twitter reflexionan un poco sobre su actitud infantil e intolerante. Se trata de aprender a ser mejores personas y no sólo de ser antichavistas por default.

 

 

 

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top