Operación San Nicolás

Carlos Ochoa

Carlos Ochoa

MERCURIALES
Carlos Ochoa
ochocarlos@gmail.com 

 

El 1 de noviembre en el Teatro “Teresa Carreño” con la asistencia del Presidente Maduro se ofreció un acto que se denominó “El Pregón de la Navidad”, en el que la talentosa actriz Elba Escobar leyó un hermoso poema de nuestro muy apreciado poeta Gustavo Pereira, junto con el popular Juan Manuel La Guardia titulado “Hoy amaneció la eternidad”.

 

El acto muy bien montado, contó además de personalidades del mundo de la música, con la presencia del investigador del folklore y compositor Rafael Salazar, quien hizo una breve reseña histórica del significado de esta tradición española un poco olvidada en Venezuela. El periodista Roberto Malaver fue el encargado de escribir el decreto, y el Ministro de la Cultura, Fidel Barbarito, lo leyó.

 

Hasta ahí todo era paz y amor, el anuncio de la navidad acompañado con aguinaldos y villancicos nos remontaron a los tiempos en que Pedro León Zapata recuperó la tradición hace 25 años con el concurso de personalidades de la cultura, como recordó con justicia Rafael Salazar.

 

Lo único que me extrañó un poco fue el adelanto de la fecha, y la llegada inesperada del Presidente, por lo demás debemos felicitar a todos los que participaron y organizaron el evento porque lo hicieron de corazón.

 

El acto de “El Pregón de la Navidad” sin dejar de ser un evento hermoso, pasó a formar parte de un plan orquestado por el alto gobierno con fines políticos, como pudimos observar días después con lo ocurrido en la llamada “batalla contra la especulación”.

 

La “Operación San Nicolás” es la respuesta desesperada e irresponsable de Maduro, por echarle la culpa del desastre económico que su gobierno no ha podido detener, a los productores y comerciantes en general. Metiendo al sector productivo y comercial del país en un solo saco y acusándolos de acaparadores y usureros, intenta sacudirse la enorme cuota de responsabilidad que tiene su gobierno por la más alta tasa de inflación de todo el continente, de allí el adelanto del Pregón de la Navidad.

 

Los números en picada en las encuestas y la inminente derrota en resultados totales en las elecciones del 8D, lo llevó a concebir una estrategia de “toma tu aguinaldo en noviembre”. Y cuando digo “toma tu aguinaldo”, todo el mundo es testigo de qué manera se está tomando el aguinaldo de la “Operación San Nicolás”.  Lo de Daka fue un ensayo acordado con los dueños, el resto de lo que está sucediendo es la liquidación del sector comercial, que es el mayor empleador en Venezuela, cuyos efectos devastadores sentiremos en enero y febrero, cuando la mayoría no podrá reponer inventario ni mantener la nómina de trabajadores.

 

No importa que Maduro crea que puede adelantar la navidad, o decretar la felicidad por Gaceta Oficial, la “Operación San Nicolás” no logrará que “el aguinaldo socialista” cambie la percepción de corrupción e incapacidad que de este gobierno tiene la mayoría de los venezolanos.

 

 
Carlos OchoaCarlos Ochoa

Artículos relacionados

Top