Los ingredientes de las hallacas siguen subiendo y las elecciones son este domingo

RODÓ EN LA BARRA…!
BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)  
abcbuenaventura@gmail.com 

 

La utopía de un Black Friday criollo

 

Aquella vez  viví una experiencia inolvidable. Mi hijo, Primitivo Buenaventura, a quien llamo Primitivito, me invitó a visitar Estados Unidos, específicamente en una localidad cercana a Atlanta en el estado de Georgia. Me dijo que íbamos a vivir una experiencia inolvidable de uno de los días donde el consumismo se desborda acicateado por las ofertas de los comerciantes, que en muchos casos puede llegar al 50, al 60 o al 70 por ciento. Desde las 12 de la noche comienza el llamado Black Friday con motivo de la celebración del Día de Acción de Gracias. El frío estaba a 3 grados bajo cero, pero allí estábamos perfectamente ordenados en una larga fila para entrar a un Walmart, sin gritos, sin desórdenes, sin agresiones y bien alejados del saqueo promovido por Maduro cuando dijo `que no quede nada en los anaqueles`. Cuando abrieron las puertas cada quien fue a lo suyo, a buscar el juguete de navidad, a comprar electrodomésticos, equipos digitales, teléfonos móviles o lo que a uno se le antojase. En una especie de cesta había cajas de bombones de chocolate y pensé en Brunilda. Puse mi mano sobre una caja al mismo tiempo que un gringo y tuvimos un leve forcejeo. Inmediatamente tuve intenciones de soltarle un carajazo tal como dice Serapio Rea que uno debe hacer, cuando va en busca de harina de maíz o leche en polvo en Venezuela. Pero me contuve.

Volviendo a la realidad me di cuenta de la gran variedad de chocolates y el gringo – bien pecoso él, por cierto –  también se dio cuenta de que era estúpido enfrascarse en un peo. Aflojó el paquete y me dijo: “It’s okey”. Por instinto le repetí lo mismo y el asunto terminó con un apretón de manos. Cuando escuchó mi narrativa, Serapio comentó que cuando menos un empujón le habría dado. “Es que he cambiado, Buenaventura. Por lo que he aprendido en estos tiempos de la revolución” Además, mi amigo de toda la vida siente preocupación por el aumento del 78% para elaborar las tradicionales hallacas. “Yo no quiero caerme a trompadas con la gente, pero ni Maduro ni los chavistas más recalcitrantes, me van a dejar sin comer hallacas. Comer hallaca en diciembre es una tradición que nos dejó muy adentro mi padre Absalón Moisés y mi madre Sinforosa Josefina. Así sea a coñazo limpio compraré las hojas, las aceitunas, alcaparras, harina de maíz y todo lo que haga falta”. Paré la anécdota allí para evitarle un infarto a mi viejo pana e informante. Lo que yo quiero explicar es que sería muy provechoso que Maduro concertara con todos los sectores una especie de Black Friday, sin necesidad de saqueos. La inflación no baja a la fuerza. Eso lo verá Nicolás y sus estrategas a final de año. Si esa política revolucionaria sirviera para algo, les aseguró que los precios de los ingredientes para hacer 50 hallacas no superarían los 1.100 bolívares como ocurre en este momento. Los electores lo saben y van a votar el domingo. El Gobierno tiembla.

 

Una nueva oportunidad - Este domingo tenemos una nueva oportunidad de votar. Es un momento crucial para iniciar el cambio que tanto anhela el país. Las elecciones son locales, pero deben servir de acicate en la lucha contra un régimen que intenta conculcar los derechos y las libertades. Al que se quede en casa, le cae. ¡Vamos todos a votar!

Una nueva oportunidad – Este domingo tenemos una nueva oportunidad de votar. Es un momento crucial para iniciar el cambio que tanto anhela el país. Las elecciones son locales, pero deben servir de acicate en la lucha contra un régimen que intenta conculcar los derechos y las libertades. Al que se quede en casa, le cae. ¡Vamos todos a votar!


Desesperación chavista

 

Algo muy malo está ocurriendo en las interioridades del oficialismo. Nunca antes en la historia política del país se había llegado a tales extremos de ventajismo, con la absoluta parcialidad de un CNE que se niega a cumplir con la neutralidad debida de sus funciones como poder electoral. El nerviosismo chavista es general, las encuestas siguen desnudando las falencias del oficialismo. De allí que trate de eliminar la candidatura de Miguel Cocchiola; que inhabilitaran a Daniel Uzcátegui en Baruta y que acosen a Gerardo Blyde. Además atacan y persiguen a Alfredo Ramos en Barquisimeto, mientras ocultan a la exalcaldesa Amalia Sáez  en un cargo dentro del gobierno de Maduro, y evaporan las acusaciones en su contra por corrupción. Igual es la actuación del chavismo en Barinas, donde desaparecieron al alcalde y candidato a la reelección Abundio Sánchez y las bases pesuvistas solo recibieron una escueta declaración de Diosdado Cabello en la que afirmaba que Sánchez había renunciado a su candidatura. Los jinetes están completos, pero el chavismo intenta cambiarlos a mitad del río tanto en sus filas como en la Oposición. Algo huele mal para el PSUV en las elecciones de este domingo. Las medidas desesperadas no parecen surtir efecto. Los candidatos chavistas van por primera vez a un proceso electoral municipal sin portaviones.

 

Podredumbre pesuvista

 

El caso del defenestrado alcalde Edgardo Parra  ha creado una erosión muy fuerte en las filas del chavismo en Valencia. Lo señalado por Parra de que la corrupción por las coimas y “bajadas de mula” a muchos contratistas, eran destinadas a dirigentes del PSUV en la región, ha creado ronchas. Me informó Filiberto Facundo Facendo que algunos de los involucrados han sido de los más despiadados en sus ataques contra el funcionario caído en desgracia. “Desde un  principio en este caso se evidenció el pase de factura, el juego político ante la orden de cerrar el grifo municipal del cual brotaba el maná que llenaba los bolsillos de connotados revolucionarios del patio y del traspatio. Fíjate, Buenaventura, que la ex miss Victoria Eugenia López Pando, también ha hecho señalamientos en ese sentido. Lo cierto es que en el Palacio de Justicia de Valencia todos callan y los jueces temen su destitución en caso de ordenar la libertad de los imputados. “En ese peo no me meto, oí decir a un funcionario judicial, ya que en medios tribunalicios indican que es un  caso de Maduro y Ameliach.  y los jueces están bajo constante amenaza de despido”, manifestó triple F.

 

NOTI RÁPIDAS

 

NO GANAN UNA.  Los tachirenses no ganan una con este Gobierno. Ahora, el gobernador José Vielma Mora se inventó un decreto 600 que obliga a los ciudadanos a cumplir una serie de requisitos para tener acceso a los alimentos y otros productos. Para comprar deben presentar la cédula de identidad y constancia de residencia emitida por una Delegación pública con dirección exacta del usuario y el RIF.

SIN ESCAPATORIA.  Tanto el ilegítimo como Freddy Bernal reconocieron la corrupción que impera en la revolución bolivariana. El primero dijo que “los capitalistas roban como nosotros y el segundo en un programa de televisión apuntó que “la corrupción roja rojita es peor que la blanca (AD), la verde (Copei) y la amarilla (Primero Justicia)”. A confesión de partes, relevo de pruebas,

DESANIMO. Los partidos se sienten incomodos con el comportamiento del Comando de Miguel Cocchiola, candidato de la MUD para la alcaldía de Valencia, y uno de los más allegados a Henrique Capriles. Alegan que nunca vieron el padrón electoral. Mariela Domínguez, de AD, redactó un documento de reclamo a nombre de las distintas organizaciones. Tal parece que al equipo, lo afectó muchísimo su intempestivo viaje a Miami.

SON ELLOS. El nuevo apagón que dejó en tinieblas a buena parte del territorio nacional es un recordatorio de la renuncia que ofreció Jesse Chacón al pueblo venezolano si no arreglaba el problema eléctrico. Los culpables son los que encumbraron a los “bolichicos” que ahora tienen propiedades exóticas en Estados Unidos y en Europa, en combinación con altos jerarcas del Gobierno, claro. 

TODO FUE MONTADO. Mientras muchos comerciantes no se atreven o no pueden reponer inventarios, en las tiendas Daka ya repusieron inventarios y abrieron nuevamente sus puertas. No olvidemos que son de los que han recibido más dólares de Cadivi.

 

Artículos relacionados

Top