Chile retomó la senda de Bielsa

Mark González y Alexis celebran uno de los goles a Suiza en 2010.

Mark González y Alexis celebran uno de los goles a Suiza en 2010.

La chilena es la selección más temida por Vicente Del Bosque por su juego e individualidades

Ladislao J. Moñino

España se medirá a Chile el miércoles 18 de junio en Maracaná. Este era uno de los rivales menos deseados por Vicente del Bosque, si no el que más, por el alto ritmo de juego y las individualidades con las que cuenta. Del Bosque la considera una de las selecciones tapadas con más capacidad para dar la sorpresa.

Después de la salida de Marcelo Bielsa y el fracaso de su sucesor, Claudio Borghi, la Federación chilena buscó un clon del ex entrenador del Athletic. Lo encontró en otro argentino, Jorge Sampaoli, bielsista declarado y reconocido por su fútbol atrevido en la Universidad de Chile, a la que llegaron a denominar el Barcelona de Sudamérica. Su admiración por Bielsa le llevaba a hacer footing con un walkman en el que introducía cintas con las ruedas de prensa de su referente en los banquillos. También se le conoce una anécdota muy similar a una que protagonizó El loco. Expulsado de un partido cuando dirigía al Alumni, se subió a un árbol para seguir dirigiendo desde allí. Él propio Sampaoli no ha tenido inconveniente alguno en reconocer que ha tratado de recuperar la esencia de aquella selección que ya apuró mucho a España en la fase de grupos de 2010. Se enfrentaron en el tercer partido, en el que La Roja, durante los primeros 20 minutos, hasta que Villa marcó aquella parábola desde el centro del campo, se sintió fuera del Mundial por juego e impotencia. Ese grupo que ahora dirige Sampaoli, cuatro años más mayor, está en plena madurez.

Sampaoli, como Bielsa, ha utilizado el 3-3-3-1, el 3-4-1-2 y el 4-3-3, siempre bajo parámetros innegociables: intensidad en la presión y la intención de sentirse protagonista desde la pelota. Alexis Sánchez y Vargas forman una pareja muy desequilibrante y dinámica arriba, a la que además hay que añadir a Valdivia, al que Sampaoli utiliza de falso nueve. En el centro del campo el referente indiscutible es el juventino Vidal, al que el seleccionador prefiere por delante de los pivotes para aprovechar su llegada. Marcelo Díaz es el mediocentro de referencia y Medel suele alternar el centro del campo con el centro de la defensa.

Los números de Chile en los Mundiales

Participaciones en el Mundial: 8

Mejor puesto en un Mundial: 3º (1962)

Partidos disputados: 29

Partidos ganados: 9

Partidos empatados: 6

Partidos perdidos: 14

Goles marcados: 34

Goles encajados: 45

Palmarés internacional:  Subcampeón Copa América (1955, 1956. 1979 y 1987)

 

Tomado de El País

 

Artículos relacionados

Top