La mayoría de los contenedores en abandono legal contienen alimentos y pertenecen al gobierno Gobierno

RODO EN LA BARRA…!
BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)
abcbuenaventura@gmail.com

 

Los sanguinarios siguen en lo suyo

Serapio Rea no sabe lo que es amor. Hace 40 años se casó con Efrocelia Ifigenia Garavito, una mujer que le ha dado guerra toda la vida y se cansó – cuando estaba más joven- de propinarle a él sus carajazos para meterlo en cintura y obligarlo a llegar temprano a casa. Serapio lo niega, pero casi siempre recoge sus bártulos de cocinero tan pronto termina su labor en los fogones del patio de bolas criollas, para evitarse un peo de proporciones incalculables a la hora de la llegada. Pero a él le gusta la vaina y ya lleva con ella 40 años. Su relación es complicada, por eso puso mala cara cuando le dije que me llamó la Negra Tomasa desde Puerto Cabello. No entiende que esa mujer llena de trópico, llena de sol y melaza de caña, ejerce sobre mis instintos una influencia tan fuerte que ni yo mismo lo entiendo. Decidí, sin mayores complicaciones, ir a su encuentro. Ni siquiera llegué a pensar en “los sanguinarios de El Cambur” que volvieron a sus andanzas hiriendo de gravedad al excampeón mundial de boxeo José Sanabria cuando asaltaron un autobús en la autopista Valencia – Puerto Cabello. En la misma zona donde asesinaron a Mónica Spear y a su esposo, los matones abandonaron el colectivo y huyeron por la montaña. Con su acción demuestran el poco respeto que sienten por los operativos policiales en el sector y su total despreocupación con la mano de hierro anunciada por Maduro, si es que el hampa no es un instrumento de represión del gobierno. Tendremos que seguir viviendo en zozobra y encomendarnos a Dios cuando pasemos por ese sitio aciago en que se ha convertido El Cambur, otrora sede de los famosos burdeles del Puerto Cabello de antaño.  La brisa marina me vuelve a la realidad de las empanadas de El Palito y continúo la marcha en mi potente Ford Fairlane del año 79. La cercanía de Tomasa hace palpitar mi corazón aceleradamente. Serapio balbucea a mi lado: ¡tómatelo con soda! Está pidiendo calma a mi exteriorizada ansiedad. Ella estaba en la puerta de su acogedor restaurant y allí mismo casi me da un soponcio. Serapio y la negra me sostienen hasta llegar a la mesa, ella ordena de urgencia un sancocho de jurel como si se tratara de una aplicación de suero o una inyección endovenosa de vitaminas. A la cuarta cucharilla de sancocho ya me siento recuperado y me atrevo a decir con voz temblorosa ¿para que soy bueno? Ella me mima, me consiente y me sigue dando la sopita mientras escucho los rezongos de mi carnal Serapio: “Bien bueno, ahora si nos jodimos con Buenaventura”.

La Negra Tomasa no se anda con tapujos. Primero habla de la complicidad de algunos policías corruptos con la banda de “Los sanguinarios de El Cambur”, cuyos integrantes entraban y salían de los recintos policiales con pasmosa facilidad. “Antes de lo de Mónica Spear allí hubo un sinfín de delitos que nadie investigó. Fíjate en la facilidad con la que fueron detenidos sus principales miembros. No te parece que los policías sabían dónde ubicarlos. Muchos sanguinarios andan sueltos y ya volvieron por las suyas”. Ahora Tomasa me trae dos ruedas de carite fritas, ensalada, tostones y una porción de arroz a la marinera. ¡Maluco no es! pienso yo, Buenaventura Noriega, totalmente recobrado del vahído inicial.

 

Buscan culpables - El chavismo lleva 15 años tapando el desastre económico, político y social que inició Hugo Chávez. Siempre otro es el culpable. Ahora, con la devaluación, el asesinato de Mónica Spears, la más visible de los 24 mil del años pasado, la inflación por las nubes y una creciente escasez, ¿A quién irán a culpar? Sus sabuesos olfatean las maletas en busca del responsable.

Buscan culpables –
El chavismo lleva 15 años tapando el desastre económico, político y social que inició Hugo Chávez. Siempre otro es el culpable. Ahora, con la devaluación, el asesinato de Mónica Spears, la más visible de los 24 mil del años pasado, la inflación por las nubes y una creciente escasez, ¿A quién irán a culpar? Sus sabuesos olfatean las maletas en busca del responsable.

 

Contenedores abandonados

Como siempre me trajo “buñuelos de yuca” con  almíbar de papelón oloroso a clavitos y guayavita. “En el puerto sigue la misma guachafita. Hay una cantidad enorme de contenedores en abandono legal. En todos los puertos el número es de 12.743, pero aquí que el mayor puerto del país, llevamos la batuta. Hace unos días, el ministro de Transporte Aéreo y Acuático, anunció un plazo de 30 días para que sean recuperados por los importadores. Hubo “carreritas” en Bolipuertos y el ministro fue informado de que la mayoría de esos contenedores corresponden a mercancía importada por el Gobierno. Dicen que los alimentos traídos por la estatal CASA han creado un caos en la zona portuaria y, como siempre, podrían descomponerse”, añadió la portentosa belleza de ébano. Las navieras se quejan porque el tiempo que transcurre entre el arribo del contenedor y su retorno a las empresas es de 35 a 40 días, cuando en puertos de países vecinos no excede de 15 a 20.  

Coletazos en el chavismo

Nicolás Maduro nuevamente quedó al desnudo con sus anuncios económicos, complementados con la devaluación disfrazada que anunció días después Rafael Ramírez, quien inexplicablemente destruye a Pdvsa pero encabeza el gabinete económico.  Nicolás nuevamente cayó a la lona en popularidad. Hasta en su misma  tropa hay una desbandada y no creen en su discurso. La gota que derramó el vaso fue la devaluación camuflada luego de que el mismo Maduro había anunciado que el dólar seguiría a 6,30 por el resto del año. Hace poco además hubo ruidos en los cuarteles porque ascendió a general al coronel Jesús Salazar Vásquez, quien durante toda su carrera ha estado en Casa Militar, violentando las normas porque no tenía el tiempo reglamentario requerido para el ascenso. También ha sido atacado duramente por el nombramiento de Hugo Cabezas como ministro de la Secretaría. Sobre éste pesan acusaciones de corrupción. Las denuncias las llevaron a Fiscalía dirigentes del PCV. Igualmente me contó Sandalio Saturno Sifontes que en el gobierno están liquidando al Grupo Mérida de Tarek El Aissami. Este grupo creció cuando era ministro de Interior y Justicia. A todas sus fichas les cortaron la cabeza en el Saime y hay terror por lo que pueda haberle cantado a la DEA el exgobernador Isea. Otro coletazo en el chavismo fue la abrupta eliminación de Eduardo Samán en el Indepabis.  Es la segunda vez que lo hacen y crece el resquemor. Mientras tanto, el grupo de Arreaza se colocó bien en el Centro de Comercio Exterior con Alejandro Flemming. Nicolás está contra las cuerdas pero juega pelota para disimular y espantar las aves agoreras.

Noti Rápidas

AMBIDIESTRO. Julio De Vido es el ministro “guisador” de Néstor y Cristina Kirchner. Un juez federal de Argentina le acaba de abrir una averiguación por otro “negocito” con Venezuela: un sobre precio de 17 millones de dólares en la instalación de centros de producción de papas y una distribuidora de electricidad.

CHÁVEZ HASTA EN LA SOPA. Anuncian la Ciudad Hugo Chávez Frías para el sur de Valencia, ¡qué bolondronas! También la maternidad llevará su nombre. A parir se ha dicho.

GUILLOTINADOS. Los días de Melvis Humbría en el MAS están contados. En la última reunión de directorio su amigo Gustavo Rodríguez pidió su pase al tribunal disciplinario y la moción fue aprobada. También le pasaron factura al exconcejal caraqueño Gustavo Mujica, a la exsecretaria nacional juvenil y a dirigentes de Zulia, Monagas y Nueva Esparta. Todos ellos se negaron a cumplir las directrices del movimiento de ir a las municipales por fuera de la MUD.

MUD DEBILITADA.  Aveledo dejó colgando a Scarano al señalar que ningún funcionario en ejercicio o aspirante a cargo público de elección puede aspirar a la coordinación de la MUD…pero parece que nadie quiere heredarle su torta. 

 

Artículos relacionados

Top