Una novela inédita de Chaplin

25 Charlie Chaplin

Ángel Gómez Fuentes

«Footlights», publicada por la Cineteca de Bolonia, fue escrita en 1948 y en ella relata la historia que acabaría contando en «Candilejas»

Charlot cumple un siglo. Charles Chaplin (Londres, 1889) inventa el «vagabundo» y por primera vez aparece en el cine el 7 de febrero 1914: cigarrillo en boca, sombrero bombín, bigote y bastón. Nacía así hace 100 años, en el cortometraje «Kid auto races at Venice», la imagen cómica más celebrada y reconocida en el mundo.

Al celebrar su centenario, llega a las librerías una novela breve inédita escrita por Charles Chaplin, a los 59 años, en 1948: «Footlights» (Candilejas), en la que después se inspiró para una de sus obras maestras, titulada precisamente «Candilejas» (1952), la última película que produjo en EE.UU., considerada su mejor película por su sensibilidad y originalidad.

La publica la Cineteca de Bolonia, a la que la familia de Chaplin confió su archivo de más de 150.000 objetos, entre los que apareció la novela. El volumen se enriquece con el nuevo ensayo «The World of Limelight» del gran biógrafo chapliniano David Robinson, quien ayudó precisamente a reconstruir la novela.

Después de 15 años de trabajo, en el 2013 se logró terminar la digitalización y catalogación de toda la obra de Chaplin, realizando además la restauración de más de 70 películas de su filmografía. Para completar esta celebración, se expone desde ayer en 70 salas italianas su obra maestra «La fiebre del oro» (1925), restaurada igualmente por la Cineteca de Bolonia.

Problemas en América

“Candilejas” es la única novela escrita por Chaplin, en 1948. En 1947, Chaplin, pacifista convencido, fue llamado ante el Comité de Actividades Antiamericanas, que presionó para que fuera deportado, dando como justificación que «su vida en Hollywood contribuye a destruir la fibra moral de América». Fue llamado en varias ocasiones para testificar ante dicho comité, pero no se presentó. Chaplin había sido ya acusado incluso de comunista por sus ideas progresistas, expuestas abiertamente en todos sus cortometrajes y en sus películas como «Tiempos modernos» o «El gran dictador».

Footlights es el único caso en el que el futuro film de Chaplin, Candilejas, antes de su realización adquiere forma en un texto literario. «Ha sido un trabajo muy complicado, porque en los archivos el texto mecanografiado estaba presente en diversos proyectos. Por tanto, hemos tratado de reconstruir el que seguramente es el proyecto definitivo, así como Chaplin lo había planeado. Este trabajo ha sido posible solamente gracias la aprobación de su familia y la ayuda de su biógrafo oficial David Robinson», ha manifestado Cecilia Cenciarelli, responsable del Proyecto Chaplin de la Cineteca de Bolonia.

El argumento de la novela inédita es una reflexión amarga sobre la vejez, el testamento artístico de Chaplin, que vuelve a su ciudad natal, Londres, contando sus propias inseguridades ligadas al pasar de los años, y la relación con el público que en aquel momento, después del fracaso de «Monsier Verdoux» (1947), teme que lo haya abandonado: «Odio el teatro. O quizás no es el teatro lo que odio, es el público. Los odio, esos bastardos. Pero por mucho que los odie, no hay nada que ame como sentirlos reír», afirma en Chaplin en la novela inédita, que comienza así: «En las primeras sombras del crepúsculo, mientras la luz de las farolas de Londres se hacía más viva frente a un cielo color azafrán, Thereza Ambrose, una joven de diecinueve años, estaba deslizándose fuera de la vida; se hundía en la oscuridad de una habitación pobre y estrecha, en una de las calles secundarias de Soho. La luz que entraba por la ventana daba relieve a su perfil pálido, mientras la joven yacía en la cama…”

Chaplin hace en su novela un viaje a la Londres todavía dickensiana, al Soho de los teatros, el mundo de los empresarios, el music hall y los ballets de Leicester Square. Los protagonistas son el veterano cómico Calvero, alcohólico, como el padre de Charles, y la bailarina Thereza. Chaplin, el más grande genio del cine de todos los tiempos, murió a los 88 años, en 1977 en su refugio suizo de Corsier-sur-Vevey. Demostró que el cine es un arte capaz de transmitir con una eficacia extraordinaria valores, emociones y poesía.

Tomado de ABC España

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top