EL DIABÓLICO PACTO CON EL HAMPA

 

Luis José Semprum 
@LuisSemprumH

 

Según se informó en el diario El Universal, la banda de criminales denominada “Los Orejones”, que mantuvo paralizado Ocumare del Tuy por cinco horas, “acusó a los efectivos del CICPC de violar los acuerdos de paz implementados en la región mirandina, luego de que se instalaran las denominadas Canchas de Paz” (http://to.ly/rncs).

 

Una vecina de Ocumare del Tuy, de nombre Celina Díaz, ratificó en declaraciones dadas a “El Radar de los Barrios”, que “el alcalde se había reunido con los jefes de las bandas para hacer un pacto de paz”, aunque seguidamente añadió que tales acuerdos no han funcionado, porque “aquí no hay hogar que no tenga al menos un luto por la inseguridad, incluso hay casas en las que hay dos”  (http://to.ly/rnd3).

 

16 Hampa asesinos ladronesPara el Gobierno la prioridad no es combatir a los delincuentes, con quienes se atreve a firmar pactos a espaldas de la Constitución, sino perseguir a los opositores. El trato complaciente que se le da a los pranes (http://to.ly/rndk), contrasta con la severidad con la cual el Gobierno manda a encarcelar a quienes protestaron en Margarita contra la ocupación cubana o a quienes exigieron en Valencia una salida a la actual crisis política y económica (http://to.ly/rndW).

 

Numerosos contingentes policiales y militares se utilizan indebidamente para reprimir a quienes critican al Gobierno, mientras que territorios enteros carecen de vigilancia y patrullaje. Hay espacios que prácticamente se han convertido en zonas liberadas, donde los criminales hacen de las suyas impunemente.

 

Como nieto que soy de un prestigioso general del Ejército, siento vergüenza y dolor al ver a nuestra fuerza pública disparar con perdigones a jóvenes inocentes que luchan por defender a nuestro país del dominio castrocomunista, y a la vez actúan cobardemente frente a los cubanos y frente a los delincuentes comunes.

 

Espero que pronto nuestros militares reflexionen y cambien de actitud; y que recuerden que alguna vez hicieron un juramento para defender la soberanía, mantener la vigencia de la Constitución y garantizar la democracia. Los pactos con la delincuencia constituyen una aberración inaceptable. El único pacto que actualmente debe existir entre los venezolanos es luchar hasta liberar a nuestra patria de la humillante ocupación cubana.

 

 

 
Luis José SemprúmLuis José Semprúm

Artículos relacionados

Top