Refuerzos cubanos llegan al país ante el agotamiento extremo de las FAN

RODÓ EN LA BARRA…! 
BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)
abcbuenaventura@gmail.com 

 

Fuerza y brío de los estudiantes

Serapio Rea se negó a cocinar uno de sus sabrosos platos disgustado por lo que viene ocurriendo en el país. A su nieto mayor llamado Serafín Rea le metieron varios perdigones en el cuerpo y lo golpearon con cascos miembros de la “gloriosa” Guardia Nacional Bolivariana. “No tuvieron compasión con el muchacho ni con varios de sus amigos. Pero allí están, Buenaventura, volvieron a la calle con más fuerza y brío, lo que evidencia la decisión firme de la juventud venezolana de permanecer en la calle”, agregó Serapio ofuscado. El viejo amigo analizó el llamado del gobernador Francisco Ameliach a las Unidades de Batalla Bolívar – Chávez, “a prepararse para el contragolpe fulminante contra los fascistas. Esperen la orden de Diosdado”. Serapio lamenta que ese “contragolpe fulminante” no sea para acabar con la delincuencia. “Diosdado anda por allí pregonando y augurando un golpe de Estado. Esta gente quiere la confrontación. El llamado a las UBBCH es para que tomen las calles y las plazas Bolívar de todo el país e impedir que los opositores salgan a la calle. En el país hay 13.000 unidades -dicen ellos- y Diosdado las dirige. Yo sé que eso es mentira, que exageran, pero algunas existen. Las Unidades fueron creadas para asuntos electorales, pero ahora tal parece que son defensores de la revolución. Cuentan con carros, motos, radios y recursos económicos. Me contaron que cada unidad consta de 7 anillos, el primero es militar y el resto están conformados por dirigentes duros que reciben premios por sus acciones. La calle será más dura de ahora en adelante. Ameliach con su llamado les ofrece todo el apoyo en Carabobo. El martes comenzaron sus ataques contra los manifestantes”, precisó Serapio con el fogón apagado.

 

¿DEVOCIÓN O BRUJERÍA - Atemorizados ante el acoso de las protestas, el Museo de la Montaña se ha convertido en uno de los sitios más concurridos para solicitar ayuda del más allá.  Puro chivo, hermano, me dijo mi informante. ¿Será devoción o brujería?

¿DEVOCIÓN O BRUJERÍA – Atemorizados ante el acoso de las protestas, el Museo de la Montaña se ha convertido en uno de los sitios más concurridos para solicitar ayuda del más allá. Puro chivo, hermano, me dijo mi informante. ¿Será devoción o brujería?

 

Era tupamaro y policía de Caracas

A Nicolás Maduro se le fue el país de las manos. En apenas una semana cambió radicalmente el panorama político. Lo peor es que el Gobierno reaccionó con violencia, usando para ello las bandas de delincuentes que llaman “colectivos”, con el saldo trágico de dos estudiantes asesinados Roberto Redman y Bassil Da Costa y numerosos heridos, además de detenidos sometidos a torturas y todo tipo de vejámenes, al mejor estilo cubano. Esos colectivos aunados a la impunidad y los “derechos” de los pranes, son culpables del aumento de la inseguridad y la delincuencia en Venezuela que tomó un auge inusitado desde el mismo momento en que el Comandante supremo ordenó dotarlos de armamento de guerra, para defender a la revolución de una invasión.  Pero la invasión fue una ardid, un truco para justificar lo injustificable, y los ciudadanos han quedado a merced de esos grupos que asesinan en las barriadas y cometen toda clase de delitos en la más completa impunidad. Uno de sus integrantes fue Juan Crisóstomo Montoya González, Juancito, lo llamó Maduro, miembro de los Tupamaros del 23 de Enero, quien en el 2008 fue detenido por el CICPC acusado de terrorismo y asociación para delinquir.  Los funcionarios policiales lo señalaron como la persona que colocó explosivos en la sede de Fedecámaras. Mi informante Catalino Cayetano Calatayud señala que era miembro del Secretariado Revolucionario de Venezuela que agrupa a 107 colectivos armados. Además al momento de su deceso era funcionario de la Policía de Caracas. “Ese hombre no salió a la calle a protestar. Salió dispuesto a matar con órdenes expresas del Gobierno. De allí que tanto Maduro como Diosdado y otros “revolucionarios” lamentaron tanto su muerte. Como él hubo muchos más que disparaban como locos. Expertos en seguridad me señalan calladamente que todo lo ocurrido en los alrededores de la Fiscalía estaba planificado. “Por eso no tengo dudas, Buenaventura, de la responsabilidad de altos jerarcas, los mismos que tanto visitan el Museo de la Montaña. Ellos estaban al tanto de todo y lo celebraban en La Victoria escuchando el Mambo de Elmer Bernstein. Ahora llaman nuevamente al diálogo, pero no puede haber diálogo con quienes tratan a los estudiantes como delincuentes y a los verdaderos criminales los cubre con el manto de la impunidad”, señaló el viejo informante.

 

Un padre difícil

Los días de Manuel Rodríguez Torres en el Gobierno pueden ser más cortos de lo que uno cree. El ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz ha recibido plomo del grueso y es blanco de los ataques por mampuesto de Diosdado Cabello. Me contó Castor Witremundo Zárate que en su última visita a Apure dejó instrucciones precisas para que enfilen las baterías contra su padre Jorge Rodríguez, alcalde del Alto Apure.  El encargado de los ataques es el gobernador y ex vicepresidente de la república Ramón Carrizález. En un programa radial dijo que el progenitor del ministro está incurso en corrupción en el Fondo de Compensaciones que ha controlado en los últimos años. También precisó que paralizó varios acuerdos con la Gobernación al detectar actos de corrupción. Rodríguez encendió la mecha al denunciar ante su hijo que el 80% de los alimentos destinados a Mercal en Guasdualito se los llevan a Colombia. A Rodríguez padre se la tienen jurada porque derrotó al candidato del PSUV en las municipales. Al hijo, Diosdado lo ve como futuro contrincante por la presidencia del país. Hace unos días corrió el rumor de su renuncia, pero Maduro lo convenció de seguir. El fuego es cruzado apuntó el espía apureño Zárate.

 

NOTI RÁPIDAS

LLEGAN LOS CUBANOS. La llegada a Maiquetía de militares cubanos en sus franelas blancas y la cara del Che Guevara, provocó tremenda ira en aeropuerto internacional. “!Fuera! ¡Fuera! ¡Fuera!”, les gritaban los viajeros. Lo cierto es que el gobierno fue sorprendido por la magnitud de la protesta y su extensión en todo el territorio nacional. Nunca pensó que con el control de los medios, ello podría ocurrir. Las FANB no podían enfrentar tantas protestas a la vez. Tanto que un soldado comentó, “llevo tres días sin cambiarme de ropa y sin ver a mi familia, ya no aguanto más”. Fue entonces cuando comenzaron a pedir refuerzos y llegaron los cubanos.

MILITARES VIOLADORES. Las torturas a que fueron sometidos los jóvenes detenidos en diferentes ciudades del país. En Valencia hay acusaciones de fuentes muy confiables de que varios jóvenes fueron “violados” analmente con fusiles.

GUERRA A MUERTE. No es el decreto de Bolívar. Se trata de los enfrentamientos que se observan en la Alcaldía de Valencia entre los chicos de Cocchiola. Por un lado Santiago Rodríguez, Daniel Perretti, Wilfredo Del Valle y Juan Carlos Cárpico, apodados “los terrófagos” y por el otro “los hijos del Politwico”: Iván López, Miguel Velásquez, Núñez Pino y Joel García. A Perretti lo tenían listo para botarlo de la jefatura de compras y lo salvó Cárpico. Según mi informante Estanislao Pachano hablan de desenmascarar a “los terrófagos”. Será desterrarlos, digo yo.

EN EL MERO COUNTRY. Extraña reunión se celebró en el Country de Valencia. Solo que su propósito real fue divulgado y entre altas personalidades presentes, se prendió un vaporón. Ramón Guillermo Aveledo, al enterarse del asunto, prefirió no venir.

A LO MACHO. Para la marcha del pasado martes en PDVSA, Pequiven y otras empresas del Estado hubo movilización de trabajadores lista en mano y con amenazas de despido. Muchos se negaron.

 

Artículos relacionados

Top