Ignacio Gotz responde a Nicolás Maduro

Ignacio Gotz

Ignacio Gotz

Ignacio Gotz
ignaciogotz@embarqmail.com

 

Leo con estupor el artículo del presidente venezolano, Nicolás Maduro, publicado en el New York Times. Es un descarado esfuerzo por engañar al lector norteamericano.

Si bien es cierto que el Sr. Maduro fue elegido democráticamente, en el ejercicio de sus funciones lejos de interesarse en mejorar las condiciones de vida de la población, solo da muestras de su decisión de mantenerse a cualquier costo en el poder. 

jesus-the-jewSe supone que la obligación principal de un gobierno socialista como el suyo es ocuparse del bienestar de la sociedad. Pero en Venezuela, la inflación ha rebasado el 50%; muchos alimentos y productos esenciales no se pueden conseguir; la televisión ha sido expropiada o censurada, y el grado de inseguridad en el que se vive, ha llevado al ciudadano de Caracas, por ejemplo, a vivir en casas y zonas enrejadas, algunas fuertemente protegidas. Entretanto, el gobierno se ufana de un gran éxito, cuando si bien es cierto que la desigualdad está desapareciendo, lo está siendo por la vía de empobrecer aceleradamente a todos por igual.

Mientras el ciudadano común, como vimos, busca protegerse, en muchas cárceles del país, los presos viven en condiciones privilegiadas, y la oposición es reprimida descaradamente, apelando tanto a la violencia física como a la persecución judicial.

Venezuela, el tan hermoso país de antaño, se ha reducido en poco tiempo a ruinas: la basura se desborda en las calles de su otrora hermosa capital y el turismo, una fuente importante de riqueza en el pasado, ha dejado de venir porque: ¿quién se atreve a viajar a un país en el que la seguridad no existe?

Si el gobierno del Sr. Maduro realmente lo estuviera haciendo bien ¿por qué entonces censura la televisión, las estaciones de radio, por qué restringe el suministro de papel a medios impresos similares al New York Times? ¿Por qué, además, teme tanto a que los norteamericanos conozcan la ineptitud de un gobierno que como el suyo ha despilfarrado las grandes riquezas del país?

La huella de un gobernante capaz y honesto ciertamente no se está presente. Tanto, que si al Sr. Maduro realmente tuviera conciencia de sus responsabilidades, y le preocupara lo mucho que, bajo su mandato, su pueblo está sufriendo, no tardaría un minuto en renunciar.

*El Profesor Ignacio Gotz, venezolano de nacimiento, es profesor emérito de filosofía de prestigiosas universidades norteamericanas. Su artículo en respuesta al presidente venezolano fue publicada por el New York Times. 

 

 

Artículos relacionados

Top