Valientes periodistas han puesto al descubierto el rostro dictatorial del régimen venezolano

RODO EN LA BARRA…!
BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)
abcbuenaventura@gmail.com 


El PSUV rumbo a la división

Gabriel García Márquez  fue hospitalizado hace unos días en México debido a una infección respiratoria. La salud del Gabo copó la atención de los periodistas que se agolparon a la entrada del nosocomio. El escritor, que primero fue periodista y laboró como tal durante un buen tiempo en Caracas, precisamente “cuando era feliz e indocumentado”, no pudo esconder su incomodidad al enviarles un mensaje para que dejaran de esperar por su salida: “Están locos. Que vayan a trabajar. A hacer algo de provecho”. Pero García Márquez sabe que él es noticia, simplemente no lo asume porque siempre ha sido una persona cargada de sencillez, alejado de las poses y de gestos de grandeza. Tampoco contaminó su personalidad cuando le otorgaron el Premio Nobel de Literatura.

En cambio, Isaías Rodríguez y Tarek William Saab fueron llamados -sin mérito literario alguno- “poetas de la revolución”, y se creían habitantes del Olimpo al lado del Comandante Presidente, a quien, a falta de un conductor, quieren convertir en mito. No conformes con eso, a los niños de primaria y a los estudiantes de bachillerato, les ordenan trabajos biográficos, para enaltecer la figura de un personaje cuyos méritos más resaltantes fueron dejarnos desfalcados y con un heredero chambón.

Olegario Obdulio Ordosgoitti hacía estos comentarios mientras saboreábamos un escocés con abundante hielo picadito. Yo, Buenaventura Noriega, lo “campaneo” y me entretengo escuchando el sonido que produce el hielo al estrellarse con el interior del vaso de vidrio. “Menciono a García Márquez para reconocer la labor de muchos periodistas venezolanos que con las protestas salieron a trabajar. Y gracias a esos comunicadores que no se han plegado al boletín informativo del Gobierno, hemos podido conocer, estar al tanto de la situación del país, y vimos como un régimen que se daba de democrático, mostró sus fauces y colmillos de dictadura”, dijo triple O. Astolfo Benavides Semeco terció en la conversación para señalar que son más de 100 los periodistas golpeados, despojados de sus implementos de trabajo, secuestrados y atracados por policías, guardias nacionales y motorizados armados. “El caso fue llevado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, pero en vez de aplacarse los ataques surgen nuevas agresiones. Entre las últimas tenemos el asalto a la residencia de Marianela Rodríguez de El Universal, de Gustavo Briceño de Últimas Noticias y el secuestro de Nairobi Pinto, de Globovisión, apuntó mi informante. Llegamos a la conclusión de que todo forma parte de la estrategia de un régimen que se sabe débil, y da bandazos antes de caer postrado por sus desaciertos. Treinta corresponsales de agencias extranjeras han sido atracados o agredidos. Al Gobierno no le ha salido nada bien su treta contra los periodistas, además, si de algo debemos sentir orgullo en estos días aciagos que vive el país, es de la tenacidad de los estudiantes que los han acompañado en su tarea y continúan en la calle para lograr que se imponga la Libertad por sobre la represión y el sometimiento.

 

Después vino el holocausto Los venezolanos han perdido la capacidad de asombro con la represión ejecutada por el Gobierno a través de la GNB y  sus colectivos armados. Asesinatos, heridos, torturados perdigones, uso de proyectiles de cacería, tanquetas, ballenas y un sinfín de otros hechos ubican a este régimen entre las más perversas dictaduras. El caso más decidor del carácter fascista del gobierno de Nicolás Maduro, fue desnudar a varios estudiantes que protestaban en la UCV. Hitler fue el primero en apelar a esta treta… para humillar a los judíos.  Después vino el holocausto.

Después vino el holocausto
Los venezolanos han perdido la capacidad de asombro con la represión ejecutada por el Gobierno a través de la GNB y sus colectivos armados. Asesinatos, heridos, torturados perdigones, uso de proyectiles de cacería, tanquetas, ballenas y un sinfín de otros hechos ubican a este régimen entre las más perversas dictaduras. El caso más decidor del carácter fascista del gobierno de Nicolás Maduro, fue desnudar a varios estudiantes que protestaban en la UCV. Hitler fue el primero en apelar a esta treta… para humillar a los judíos. Después vino el holocausto.

 

En el PSUV huele a división

En el PSUV la “masa no está para bollos”, manifestó Pancracio Arteaga, uno de mis espías de mayor confianza y a quien tengo metido hasta los tuétanos en el partido de la revolución. “De buena fuente se insiste tras bastidores que el tan cacareado I Congreso del PSUV, será el primero y el último de esa organización. Te digo una vaina, Buenaventura, cuidado si no se produce una división definitiva de los rojos rojitos”, indicó PA al recibir su ración de lebranche asado relleno de mariscos,  plátano maduro  y un par de arepas del tamaño de un viejo disco de 45RPM. Ha habido enfrentamientos recientes en el alto Gobierno y parte del ala militar que toma diferentes cauces. La salida del general Barrientos no fue bien asimilada por un nutrido grupo de generales, coroneles y tenientes coroneles. “En los cuerazos verbales que se dieron la ministro Meléndez de Maniglia, Rodríguez Torres y Barrientos, no quedan dudas de que algo estremece las entrañas del chavismo. Hay información precisa de muchos otrora defensores de la “revolución bonita” han salido a protestar con los estudiantes. La cuerda que sostiene a Nicolás es cada vez más delgada. La calle la ha perdido y las encuestas lo confirman”, agregó. El general Wilmer Barrientos cree y así se lo comunicó a Maduro -palabras más, palabras menos- que él y Diosdado serán los responsables de que el Gobierno caiga solito. Muchos aseguran que de la división saldrá el PSUV Gobierno y el PSUV oposición. ¿A qué bando se anotará Ameliach?

NOTI RÁPIDAS

LA ENCUESTA. En la encuesta realizada por una firma especializada entre simpatizantes del madurismo, digo, chavismo, hubo sorpresas. El 86.9% considera el deterioro económico como el mayor problema del país. El 37.2% señala al Gobierno y sus funcionarios como mayores responsables del colapso económico. El 52.8% no confía en que el régimen pueda solucionar los problemas. Y esto, amigos lectores, entre los maduristas.

PREOCUPACIÓN. Seis estudiantes tachirenses fueron detenidos en el Hotel Savoy de Caracas. Los llevaron a audiencia sin la presencia de un abogado. Desde hace varios días están ocultos en los calabozos de ese organismo policial. Sus nombres: Leandro Flores, Willander Peñaloza, Manuel Quiroz, Jesús Ibarra, Carol Monasterios y José Aguilar. Son miembros de la Junta Patriótica Estudiantil. Nadie sabe qué delitos se le imputan.

OTRA VEZ. La manera como Henrique Capriles y su partido Primero Justicia han intentado infructuosamente de sofocar la protesta, alentados por encuestas que indican que el país quiere diálogo. Se equivocan. Porque el país lo que pide es paz, que es una condición social, que nace en una sociedad donde impera la justicia y la paz. Con razón, hoy se habla de Tercero Justicia, mofándose de la orientación que ha ido tomando la organización a la que pertenecen.

QUIÉN MIENTE. Según el periodista Pancho Pérez al alcalde Scarano lo tienen incomunicado en Ramo Verde. En cambio, su hijo echa otro cuento. Dice que se apoderó de Ramo Verde, que está pintando, embelleciendo el lugar y arreglando los jardines, como pronto tendrá a Carabobo y a toda Venezuela. Entre los vecinos de La Isabelica, donde a viva voz, el joven explicó todo lo que su padre ha logrado, muchos rieron, cuando alguien comentó que ahora hasta Ramo Verde tiene su PRAN.

AL DESCUBIERTO. Plutarco Perfecto Perdomo señaló que entre los llamados “colectivos de la muerte”, destaca uno supuestamente liderado por el hijo de un jefe de Industrias Diana, quien a su vez es dirigente sindical en la empresa estatal Petrocasa. El “gatillo alegre” fue identificado en varias fotos. Aparece entre los que dispararon. ¿Será éste el asesino de Génesis Carmona?

IN FRAGANTI. Un conocido abogado valenciano pretende imponer un rector y un magistrado. 

 

Artículos relacionados

Top