Artículos relacionados

2 Comentarios

  1. Ricardo E. Römer G. said:

    La operación de la Infraestructura engendra cultura. En la organización de la Naciones, ello empieza por la Constitución y prosigue con sus derivados, las leyes en sus distintas categorías, los reglamentos en ámbito nacional y regional hasta la última subdivisión político administrativa de la administración del estado. Más allá, también la práctica de todo ello. Algunas Constituciones comienzan con Ideas Rectoras que apuntan hacia los fundamentos que la Constitución debe dejar establecidos pero, más importante, son ellas las que además impulsan los cambios en la propia Constitución. ¿Por diseño o por azar, estamos cómo estamos? En los primeros puestos pero de los últimos peldaños en todos los indicadores sociales, pero además no reconociendo tal situación.
    Cuando el diseño del estado está orientado a hacer de sus ciudadanos un súbdito del administrador elegido de turno, nunca se podrá hablar de democracia. ¿Puede existir una real democracia en un petroestado? ¿Estamos condenados y encadenados al síndrome del eterno comenzar? ¿Será que esto tiene salida con nuevos actores? ¿O será más bien que la cultura engendrada por la operación de la Infraestructura existente no puede producir otra cosa?

  2. Ricardo E. Römer G. said:

    Con respecto a la Competitividad me limito a acotar que es unos de los factores críticos que permanece ausente en la mente del venezolano. Pero, ¿quien habla de ello? Los venezolano no atan la competitividad con bienestar. Apuntalado por el petróleo, la economía está ausente y desvinculada de la conversación cotidiana que habla de política pero con la pe minúscula. Lo social no puede avanzar sin lo económico y lo económico sin la competitividad.
    El administrador del estado, los del pasado pero especialmente este, el Chavista, aprendieron a ganar divisas politicas (votos y aprobación) rápidamente, promoviendo la demanda abriendo las puertas de las importaciones, cerrándole el camino a la oferta nacional precisamente suprimiendo la productividad, incluso mediante leyes como la LOTTT.

Los Comentarios han sido cerrados.

Top