Zamuro cuidando carne

Gerardo Fernández

Gerardo Fernández

Gerardo Fernández
gfernandez@cjlegal.net 

 

El CNE no puede estar conformado por autoridades políticas partidistas

En definitiva, cualquier salida a la crisis política en Venezuela pasa por un proceso electoral. Por ello, es fundamental la designación de los nuevos rectores del CNE. Si queremos un CNE capaz de conducir un proceso democrático y elecciones “limpias”, se tienen que designar los cinco rectores, conforme a la Constitución. Tres tienen el período vencido y dos deben renunciar por no cumplir con los requisitos constitucionales.

De acuerdo a la Exposición de Motivos de la Constitución, el Poder Electoral se rige por los principios de independencia, autonomía funcional, “despartidización” (sic), imparcialidad, participación ciudadana y transparencia. La Constitución de 1999 pretendió cambiar el modelo de un administrador electoral controlado por los diferentes partidos que hacían vida democrática a un Poder Electoral controlado por los ciudadanos. Eso no se ha cumplido durante la vigencia de esta Constitución. El CNE está controlado totalmente por el partido oficialista o lo que es lo mismo, “zamuro cuidando carne”.

Para que el CNE sea democrático y ciudadano, como lo exige la Constitución, los rectores deben surgir de un proceso complejo que implica la creación de un Comité de Postulaciones Electorales, integrado por representantes de diferentes sectores de la sociedad. Dicho comité debe ser verdaderamente ciudadano e independiente y consensuado en el seno de la AN, para que goce de legitimidad. No puede estar conformado por autoridades políticas partidistas, como son los diputados. Como ven, ya las cosas empiezan hacerlas mal, no se cumple con la Constitución y la democracia.

Conforme a la Constitución, se nombran cinco Rectores, provienen tres de la sociedad civil, uno de las Facultades de Ciencias Jurídicas y Políticas de las Universidades Nacionales y uno del Poder Ciudadano. Dichos Rectores no deben estar vinculados a organizaciones con fines políticos y serán designados por AN con el voto de las 2/3 partes de sus integrantes. Como pueden ver, dichos requisitos y condiciones estamos lejos de cumplirlos.

Si queremos democracia, si queremos reconstituir y reinstitucionalizar los órganos del Poder Público, sólo se debe cumplir con la Constitución. La Mesa que pretende el diálogo y el país que con derecho reclama en la calle, debe saber esto.

 

 

 

 
Gerardo FernándezGerardo Fernández
Etiquetas

Artículos relacionados

Top